Eurocopa

Euro2020: ¿A quién seguimos en cada equipo?

Por Juance Saber

Luego de cinco años, la Eurocopa regresó con la promesa de mantenernos pegados a la pantalla por un mes entero. Equipos con calidad, algunas selecciones que buscan medirse ante los candidatos de siempre y, sobre todo, mucho talento para descubrir. Acá en El Rincón del Fútbol le hacemos un aporte al futbolero con este repaso por los jugadores con más potencial, para que se sienten a ver rodar la pelota con una cierta idea de quiénes les pueden llegar a traer una sonrisa.

Empezó una nueva edición de la Eurocopa, que trae consigo una cantidad importante de partidos imperdibles, con figuras, promesas y algunos íconos de las selecciones encarando la etapa final de sus carreras internacionales. Es una competencia especial por su carácter itinerante y donde los futboleros necesitamos tener los ojos bien abiertos.

Dentro de las veinticuatro selecciones participantes, todas tienen al menos algún futbolista para prestarle atención por fuera de sus figuras y/o líderes conocidos. Acá estamos, desde El Rincón del Fútbol, para darles una mano sobre quiénes pueden sorprenderlos en la Euro 2020. Desandaremos el camino zona por zona.

Grupo A

Empezamos con un potencial candidato. Recontruyéndose tras lo que fue el duro golpe de no llegar a Rusia 2018, Italia apuesta a una vuelta a los primeros puestos de la mano de un técnico que ha ganado títulos en clubes importantes como Roberto Mancini y apelando a un recambio que, sin embargo, no deja de acudir a la experiencia de Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci, acompañados por otros líderes maduros como Marco Verratti, Lorenzo Insigne y Ciro Immobile. No obstante, dentro de la convocatoria figuran nombres que pueden irrumpir para darle un plus a la Azzurra…

A muchos los conocemos, a otros no tanto. Lo bueno es que los hay en todos los puestos. Será el debut de Gianluigi Donnarumma en una Euro, por ejemplo, el central Alessandro Bastoni (22) intentará replicar sus sólidas actuaciones en Inter campeón de Serie A, mientras que Nicolló Barella (24) -compañero de Bastoni y pieza importante en el Scudetto interista-, Manuel Locatelli (23) y Gaetano Castrovili (24) competirán por su lugar en el medio en una selección a la que le urge encontrar un organizador de juego. ¿Otros nombres para ver? Federico Chiesa es una realidad, pero veremos si se consolida como una fija en el once italiano, mientras que Domenico Berardi quiere hacerse un lugar como titular tras volver a rendir consistentemente en Sassuolo.

Italia quiere volver a protagonizar un torneo grande (AFP).

La selección de Turquía ansía volver a cuajar una actuación parecida a aquella gesta de 2008 en Austria-Suiza, y esta vez llega con una camada interesante de jugadores entrando a su madurez. El líder del equipo es el veterano Burak Yilmaz, pieza clave del Lille campeón de Ligue 1 -16 tantos en el torneo-, acompañado por el fino Hakan Çalhanoğlu de buen presente en Milan. De personalidades totalmente opuestas, ambos colaboraron a su manera para que el cuadro otomano tenga hoy un presente más ilusionante que el de hace no mucho tiempo atrás.

Sin embargo, estos futbolistas insignia están bien acompañados: dentro de esta camada figuran varios nombres con talento que llegan entre los 23 y los 26 años a la Euro. Empezamos por Ozan Tufan, clave en el mediocampo de Fenerbahce así como en el de esta selección otomana, la dupla central -seguramente titular- compuesta por Caglar Söyüncü -asentado en Leicester- y Merih Demiral -de a poco abriéndose camino en Juventus-, sumados a otro integrante de la defensa, el lateral Zeki Çelik, compañero de Yilmaz en Lille. 

En el ataque no podemos perder de vista a otro integrante de los Dogos, Yusuf Yazici. El elegante mediapunta zurdo de 24 años no fue tan constante como Yilmaz, pero le aportó 14 goles y 5 asistencias a la inolvidable temporada de Lille. Por último, pero no menos importante, Irfan Kahveci (25) es un mediocampista del que se esperan cosas. Figura del Istanbul Basaksehir en el histórico título de la Super Liga de Turquía en 2020, desembarcó a principios de año en Fenerbahce. Pese a que todavía no es el mismo que el de aquel año, el técnico Senol Güneş cuenta con él como un arma importante para la Eurocopa.

A diferencia de sus rivales de grupo, Suiza presentará una nómina liderada por jugadores ya acostumbrados a las convocatorias y que Vladimir Petkovic, a punto de cumplir su séptimo año a cargo del cuadro helvético, conoce bien. El capitán Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri son las figuras, mientras que el central Fabian Schär, el arquero Yann Sommer, Ricardo Rodríguez y Steven Zuber son piezas importantes en una escuadra con un alto porcentaje de jugadores con al menos un torneo grande encima.

Más allá de esta ‘previsibilidad’, tenemos futbolistas para recomendarles. En la retaguardia, Nico Elvedi (24) y su polivalencia tienen muchos números para erigirse como líder defensivo futuro tras otra buena campaña en el Borussia Monchengladbach, que es una suerte de socio de la selección, ya que tanto Denis Zakaria (24) como Breel Embolo (24) juegan ahí. El volante central y el delantero están llamados a dar un paso al frente para entregarle a Suiza un salto de calidad. Por último figura Ruben Vargas, extremo del Augsburg. De 22 años y padre dominicano, entró en la órbita suiza hace poco más de un año y se ganó la convocatoria a su primer torneo importante.

En el caso de Gales, una selección austera por tradición liderada desde lo futbolístico por Gareth Bale y Aaron Ramsey – ambos ya habiendo superado la mejor etapa de sus carreras-, llega al certamen con un cambio de mando obligado en el banco. El técnico será Robert Page, quien comandaba la selección s-21 pero tuvo que asumir el cargo de la mayor en marzo debido a la situación judicial que afronta Ryan Giggs por violencia doméstica. Page conoce previamente a algunos de sus dirigidos, y puede que lo veamos dándoles oportunidades durante el certamen.

Por fuera de sus figuras, el que se siente a mirar a Gales tendrá que poner el ojo a un par de mediapuntas interesantes de características diversas que andan por los 23 años: David Brooks, zurdo del Bournemouth de perfil más creativo, y Daniel James, extremo veloz que hace sus primeras armas en Manchester United. Ambos le pueden entregar vitalidad ofensiva a los Dragones. Otros futbolistas para prestar atención son el central Joe Rodon (23, Tottenham), el delantero Tyler Roberts (22, Leeds) y el extremo Harry Wilson (24, Cardiff City, prestado por Liverpool).

Grupo B

De Bélgica no hay mucho para decir que la mayoría no conozca. Una camada histórica, que tras el tercer puesto en Rusia 2018 intentará dar el último esfuerzo para brindarle la primer estrella al país. Romelu Lukaku lidera la ofensiva tras un año fantástico, acompañado por el brillante Kevin De Bruyne desde la creación, una destacadísimo cierre de campaña de Yannick Ferreira-Carrasco y esperando por una ‘resurrección’ futbolística de Eden Hazard para aspirar así a lograr su primer trozo de gloria. 

Dentro de los futbolistas que pueden acompañar a las estrellas y por fuera de experimentados como Dries Mertens, Axel Witsel, Thibaut Courtois o Toby Alderweireld sin dudas el nombre que surge es el de Youri Tielemans, que marcó una temporada bárbara en Leicester y luce listo para destacar con los Red Devils en un torneo importante. Además, resulta importante prestarle atención a Timothy Castagne, polivalente carrilero compañero de Tielemans en los Foxes. Otro que puede dar la nota ingresando desde el banco es Leandro Trossard, imprevisible mediapunta del Brighton, y el joven Jérémy Doku, un atacante de 19 años que mostró su habilidad en Rennes esta campaña.

Tielemans, llamado a ser importante en esta selección belga (AFP).

Dinamarca es una selección que quiere meterse entre las más considerables del segundo escalón europeo, y esta Euro 2020 es una gran oportunidad para aparecer en escena. La figura indiscutida del equipo es Christian Eriksen, secundado por Martin Braithwaite, la personalidad del volante Thomas Delaney, el capitán Simon Kjaer y su compañero de zaga Andreas Christensen, que llega con el título de Champions League bajo el brazo.

Para acompañar el proceso en busca de hacer una Eurocopa satisfactoria tenemos que prestar atención fundamentalmente a Pierre Emile Højbjerg (25), uno de los daneses que más dio que hablar por lo hecho en Tottenham durante la última temporada. Además de él, lo que hagan Robert Skov (25, Hoffenheim) junto con los jóvenes atacantes Mikkel Damsgaard (20, Sampdoria) y Andreas Skov Olsen (21, Bologna) en los minutos que ingresen será merecedor de un vistazo.

En cuanto a Rusia, el elenco de Stanislav Cherchesov llega con la expectativa de demostrar que lo del pasado Mundial que los tuvo como anfitriones no es casualidad. El liderazgo de la selección es del goleador Artem Dzyuba, secundado por los veteranos Yuri Zhirkov y Fyodor Kudryashov, el carrilero Mario Fernandes -revelación en Rusia 2018- y el volante zurdo Denis Cheryshev, autor de un par de goles inolvidables en la Copa del Mundo pero que hoy por hoy está relegado a un papel secundario.

A los caudillos del plantel ruso tenemos que agregarle la calidad de algunos futbolistas que llegan entre los 24 y los 28 años, esperando plasmar una marca imborrable dentro de la selección. El que se lleva las luces es Aleksandr Golovin, del Mónaco, quizás el más talentoso. Sin embargo no hay que descuidar lo que hagan Roman Zobnin y Magomed Ozdoyev, una dupla de mediocampistas de buen pie y sacrificio. Ambos son el pase limpio en Spartak de Moscú y Zenit respectivamente. Otro talentoso a observar es Aleksei Miranchuk, volante del Atalanta, que tiene un interesante vínculo con el gol. Por último está Aleksandr Sobolev, un gigante del Spartak de Moscú que anotó 14 tantos en 22 partidos en su última campaña en la Premier League rusa y quiere transformarse en el socio de Dzyuba en ataque. 

En todo certamen continental hay una ‘Cenicienta’, y en esta Euro tendremos a la debutante Finlandia dentro de ese rol. La selección comandada por Markku Kanerva intentará que su primera experiencia sea lo más digna posible. Los destacados del elenco finlandés son el arquero Lucas Hradecky y el goleador Teemu Pukki, que llega a la competencia entre algodones, acompañado de su ladero ofensivo Joël Pohjanpalo. Pero por fuera de ellos encontramos a tres futbolistas que podrían sorprendernos.

Hablamos del volante central Glen Kamara (25), de importante rol en el Rangers de Steven Gerrard, que ocupa también una función importante como box-to-box en el cuadro finés, el volante de Augsburg Fredrik Jensen (23), que suele ser un revulsivo interesante y por último el delantero Marcus Forss (21), quien ascendió a Premier League con Brentford aportando algunos goles a la causa. Veremos si el elenco nórdico evoca algo similar a lo hecho por Islandia en la pasada Euro.

Grupo C

Abrimos la zona con una selección emergente que busca revancha tras una actuación decepcionante en Francia 2016. Hablamos de Austria, un plantel cuyo camino lo marca el multicampeón con Bayern Múnich -y flamante refuerzo de Real Madrid- David Alaba, que además es un ‘comodín’ dentro del once porque puede jugar tanto en el mediocampo como ser uno de los centrales en el esquema 3-5-2 del técnico Franco Foda. Además de Alaba, las voces cantantes del equipo son Marcel Sabitzer, el capitán Julian Baumgartlinger y el exótico delantero Marko Arnautović.

Hay que ponerle especial atención a un mediocampo lleno de jugadores de buen pie que se han ganado su espacio en equipos de un certamen prestigioso como es la Bundesliga alemana. Empezamos con dos del Hoffenheim: Christoph Baumgartner (21), un volante creativo tirado a banda y Florian Grillitsch (25), un interior con mucha visión de juego. Además están Xavier Schlager (23), volante central del Wolfsburg y Saša Kalajdžić (23), punta portentoso del Stuttgart que viene de marcar algunos goles este año -ante Islas Feroe y dos ante Escocia- y quiere ser fija en el once. Todos pretenden mostrarse dentro de una selección que aspira a ser de las que sorprendan.

Suele ser una selección acostumbrada a los jóvenes, y esta vez no será la excepción. Buscando encauzar la ‘era De Boer’ tras que Koeman abandonase el cargo en 2020, Países Bajos quiere dar el golpe en una Euro donde no es candidata. Sus referentes no son precisamente veteranos, pero no se puede decir que Frenkie De Jong, Georginio Wijnaldum, Daley Blind, Memphis Depay o Stefan De Vrij no estén acostumbrados a las grandes citas, que incluyen disputas por los torneos más importantes de Europa.

En una convocatoria no exenta de polémica, Frank De Boer eligió algunos jóvenes del medio local por sobre jugadores con más renombre como Donny van de Beek, Kevin Strootman o Steven Bergwijn -esto sumado a la sensible baja por lesión de Virgil van Dijk-, así que su apuesta resulta arriesgada. El todavía juvenil que más deslumbra es el renombrado Matthis De Ligt (21), pero a él se unen el volante Ryan Gravenberch (19, Ajax), el lateral izquierdo Owen Wijndal (21, AZ) y el atacante Donyell Malen (22, PSV), que aspiran a ganarse un puesto en el once. Por fuera de los jóvenes, es interesante seguir al grandote Wout Weghorst (28), quien se cansó de hacer goles en Wolfsburg en la 2020/21.

El gigante Weghorst quiere evocar los tiempos de Ruud van Nistelrooy para Países Bajos (AS).

Hay varias selecciones que son una incógnita, y Ucrania llega como una de ellas. Los dirigidos por el legendario Andriy Shevchenko enderezaron el rumbo de los resultados después de un 2020 lleno de derrotas -incluido un 1-7 ante Francia en un amistoso- e intentarán hacer un buen papel en la Euro. Las figuras de un plantel sin tantos veteranos pero con varios futbolistas cerca de los treinta son el zurdo Ruslan Malinovskyi, que tuvo otra sólida temporada en Atalanta, Oleksandr Zinchenko, quien en la selección juega mucho más de volante -su posición nativa- que en Manchester City y Andriy Yarmolenko, cuya forma física de cara al certamen es una preocupación. 

Dentro de los jugadores a observar predominan dos: el central Mykola Matvyienko (25), quien se erigió como el nombre más importante de la defensa, y el atacante Roman Yaremchuk, que cuajó una tremenda campaña en el Genk belga -23 goles en 43 juegos en la 2020/21- además de aportar algunos goles en partidos de este año que terminaron por convencer a Shevchenko de incluirlo en la lista. Ambos quieren aportar su granito de arena para que Ucrania sea revelación.

Llegamos a otra selección debutante. Se trata de Macedonia del Norte, un elenco que llegó por la vía de la Liga de Naciones al ganar su playoff frente a Georgia. El héroe de aquel último partido no es nada menos que el ícono de la selección, Goran Pandev, quien a los 37 cumplirá el sueño de disputar una Eurocopa con su país. A Pandev lo secundan varios que pasaron un buen tiempo intentándolo: el lateral Stefan Ristovski, Ivan Trichkovski -otro veterano delantero- y Ezgjan Alioski, el polifuncional futbolista de Leeds United.

A los guerreros de mil batallas que mencionamos los acompañan dos futbolistas muy talentosos que pueden dejarnos alguna perlita en el camino. El más joven es Elif Elmas, que a sus 21 años pelea por su lugar en Napoli, pero en este equipo ya es el nexo entre mediocampo y ataque. Otro a tener en cuenta es Enis Bardhi (25), un volante con una pegada extraordinaria que ya ha dejado varios goles de colección en Levante. Su educadísima derecha podría complicar a más de uno. 

Grupo D

Es una de las candidatas, y seguramente una de las que más talento joven presente para la Eurocopa. Pese a no enamorar desde la imagen futbolísica con su funcionamiento, Inglaterra presentará en este certamen una cantidad de nombres muy ilusionantes. Los líderes de la selección de Gareth Southgate son el goleador y capitán Harry Kane, Harry Maguire -que llega con lo justo físicamente- y Jordan Henderson. Ellos tratarán de guiar a los chicos a la primera Euro de los Three Lions.

No todos serán titulares, claro, pero todos los que mencionaremos están en condiciones de jugar un papel importante en algún momento. En un ‘primer escalón’, por presente, ponemos a Phil Foden, de rol preponderante en esta campaña con Manchester City, Jadon Sancho, figura del Borussia Dortmund hace ya más de una campaña, Mason Mount, de presente fenomenal en Chelsea y Marcus Rashford, el delantero de Manchester United que amenaza con su velocidad y remate, para formar sociedades con Kane. En un segundo escalón, pero sin descuidarlos, ubicamos a Bukayo Saka (20), jugador de la temporada en Arsenal que puede ser carrilero, extremo o jugar libre, a Jack Grealish (25), el fantástico capitán de medias bajas de Aston Villa, y Jude Bellingham, que todavía no cumplió 18 años pero ya dio que hablar con sus pases y zancada en Borussia Dortmund. Todos pueden aportar, y eso es lo que ilusiona de esta Inglaterra. 

Phil Foden, uno de los tantos ‘wonderkids’ ingleses, en busca de impactar en su primer certamen continental con Inglaterra (AFP).

Croacia es otro caso de una selección que repite muchos nombres de experiencia, varios transitando su última etapa, buscando dar un golpe similar al de Rusia 2018. No obstante, empezamos también a ver cierto recambio que el entrenador Zlatko Dalić va introduciendo de a poco. Ya conocemos a Luka Modrić, Ivan Perisić, Mateo Kovacić, entre otros nombres célebres del subcampeonato en la última Copa del Mundo, pero en esta Euro 2020 hay algunos futbolistas que se suman para ayudarlos.

Dalić encontró en Duje Caleta-Car (24) un central seguro, mientras que la aparición de un volante llegador como Mario Pašalić (26), que ha destacado en Atalanta, le vino bien para ampliar variantes en el medio y reemplazar de alguna manera a Ivan Rakitić, que se retiró de la selección. Dos del medio local que apuntan a deslumbrar son el prometedor central Joško Gvardiol (19) y el atacante Mislav Oršić (28), que tuvo una noche inolvidable en Europa League marcando un hat-trick ante Tottenham. Además, el extremo Josip Brekalo (22) también quiere dar la nota tras su buena campaña en Wolfsburg.

Hace rato no la teníamos en un torneo importante a República Checa , que apuntará a ser la revelación del certamen de la mano de una camada en crecimiento. El plantel está liderado por el golero Tomáš Vaclík, de Sevilla, el capitán Vladimir Darida y el caudillo defensivo Pavel Kaderábek, ambos viejos conocidos de la Bundesliga. No obstante -como ocurre con Inglaterra, sus rivales de grupo- el talento lo aportan los jugadores más jóvenes, y no tanto, que son el sustento de las aspiraciones checas en esta Eurocopa.

La figura de la selección es el tanque Patrick Schick (25), la carta de gol de los comandados por Jaroslav Šilhavý. Lo acompaña el dúo de West Ham, que esta temporada fue importante en el club londinense: el mediocampista Tomás Soucek (26), que hizo muchos goles esta campaña, y el recio lateral Vladimir Coufal (28). Otro talento a observar es Alex Král (23, Spartak Moscú), un volante muy atrevido y elegante que puede aportarle juego al conjunto checo. El último a ponerle la lupa en los minutos que tenga es el joven Adam Hložek (19), destacadisimo valor del Sparta Praga. Pese a perderse cuatro meses de competencia, alcanzó a marcar 15 goles en 19 partidos y terminó como goleador de la liga. A prestarle atención.

Por el lado de Escocia, su retorno luego de una larga ausencia se basa en la incorporación de jugadores con roce en Premier League. Con la expectativa de alcanzar los octavos, el elenco escocés presenta una particularidad: sus dos mejores jugadores son laterales izquierdos. Andy Robertson, capitán de la selección y multicampeón con Liverpool y Kieran Tierney -que en este equipo juega como stopper izquierdo en línea de tres-, uno de los más destacados en Arsenal. 

A ellos los acompañan cuatro futbolistas de cuyo rendimiento dependerá el buen andar escocés en ataque. Dos de ellos son importantes en sus equipos de Premier: Stuart Armstrong (29), volante ofensivo que anduvo muy bien en Southampton, y John McGinn (26), un volante zurdo con llegada que es fijo todos los fines de semana dentro del Aston Villa. Los otros dos son Ryan Christie (26), extremo que es una de las figuras del Celtic, y el gigante Lyndon Dykes (25), punta de lanza del Queens Park Rangers al que seguramente le lloverán centros cada vez que Escocia vaya a buscar goles.

Además, hay que sumar una incorporación de último momento y considerable calidad. Se trata de Ché Adams (24), delantero de Southampton -nacido en Leicester, pero de ascendencia escocesa por su abuela materna-, quien había desestimado un primer llamado en 2017, pero en marzo de este año decidió representar a los Tartan Terriers donde ya acumula dos goles en cuatro encuentros disputados. A seguirlo de cerca.

Grupo E

España es candidata, como suele serlo últimamente, pero llega con algunas dudas respecto al equipo y varias polémicas debido a un positivo de Sergio Busquets que desató el caos unos días antes de que empiece el torneo. Además, Luis Enrique decidió no llevar a Sergio Ramos, lo que le impide contar con un líder nato. Además de Busquets, quienes llevan las riendas del vestuario son Jordi Alba, Thiago, Koke y David De Gea, quienes intentarán aportar a que La Furia retome la corona europea.

España y su festejo de la goleada frente a Alemania en noviembre pasado. Esta vez no contarán con Sergio Ramos (EFE).

Es cierto que la actuación de los ya mencionados será clave en la performance española, sin embargo hay otros nombres de menos relieve pero que cuentan con la consideración de Luis Enrique. El que más resuena es Gerard Moreno, de una grandísima temporada en Villarreal, quien buscará también que sea ‘su’ torneo con España dejándonos sus pivoteos, pases y -sobre todo- definiciones llenas de clase. Otro que quiere ganar terreno es Marcos Llorente, que además de en el mediocampo ha sido probado como lateral derecho por el entrenador. El del Atlético Madrid, que no para de sumar recursos, buscará instalarse dentro del once. 

Otros tres para observar, pero que seguramente cuenten con menos minutos son Pedri, Dani Olmo y Adama Traoré. El chico del Barcelona captó el ojo de Luis Enrique por su capacidad asociativa, e intentará darle frescura a su selección cada vez que ingrese; el polivalente atacante de RB Leipzig cuenta con que su adaptabilidad le entregue minutos valiosos mientras que Adama estará esperando su chance de desbordar rivales a una velocidad rampante. Cualquiera, con sus características, puede transformarse en un activo muy valioso para los ibéricos.

En un grupo parejo, Suecia apostará a una posición beneficiosa en miras de la etapa de eliminación. Janne Andersson armó un grupo que no luce desde el juego, pero hace rato se conoce, y pese a no contar con Zlatan Ibrahimović, que había retornado a la selección este año, confía en lo que tiene en vistas de hacer un buen papel como en Rusia 2018. ¿Sus líderes? El volante Sebastian Larsson y el central Andreas Granqvist, ambos en el ocaso de su carrera, comparten capitanía. No obstante, el líder futbolístico es el ‘10’ del RB Leipzig, Emil Forsberg, el hombre diferente de esta selección.

Pero además de estos hombres experimentados, hay talento joven en el cuadro nórdico y está concentrado en la faz ofensiva. Dejan Kulusevski (21), el habilidoso atacante de la Juventus, tiene ganas de empezar a transformarse en la figura sueca de aquí en adelante. Lo secunda Alexander Isak (21), el delantero de Real Sociedad, y un Jordan Larsson (23) que arranca de atrás pero quiere trasladar su buena campaña en Spartak de Moscú a lo que pueda hacer con el elenco Blågult. 

Tras una decepcionante actuación en el último Mundial, la selección de Polonia pretende redimirse con una buena actuación en esta Euro. Paulo Sousa se hizo cargo de las Águilas en enero y el desafío será que este plantel pase a ser algo más que ‘el equipo de Robert Lewandowski’. El goleador del Bayern Múnich y máximo artillero polaco tiene el desafío de extrapolar sus grandes números en Eliminatorias y otros partidos con Polonia a un torneo grande. Lo acompañan Wojciech Szczesny, Kamil Glik y Grzegorz Krychowiak, que también andan con sed de revancha tras la temprana salida de Rusia 2018.

En el caso polaco, tenemos que echarles el ojo a dos jugadores en una edad madura, que juegan en ligas top y apuntan a tomar el liderazgo futuro: Piotr Zielinski (27), volante de Napoli que puede aportar una interesante cuota de gol y el central Jan Bednarek (25), importante pieza del Southampton. Otros a tener en cuenta son el extremo Karol Swiderski (24, PAOK), el volante Jakub Moder (22, Brighton) y el delantero Jakub Świerczok (28, Piast Gliwice) que se ‘coló’ en la convocatoria tras romperla en el medio local y busca ganarse ser el acompañante de Lewandowski.

Eslovaquia es la selección de este grupo que menos expectativas trae y genera, pero haber entrado por la ventana -vía playoffs de la Liga de Naciones- no quiere decir que no puedan sorprender. Comandada por los veteranos Marek Hamšík (33), Juraj Kucka (34) y Peter Pekarik (34), son un equipo que espera por futuros líderes que inspiren a que en el futuro consideremos más a los Sokoli en el panorama europeo.

Esos futuros líderes de los que hablamos son Milan Skriniar, central del Inter y considerado uno de los mejores de la Serie A- y Stanislav Lobotka, que si bien no es titular en Napoli su injerencia en esta selección es grande. Ambos, a los 26 años, tienen la chance de romperla en esta Euro y llevar a su selección a romper la barrera de los octavos de final. Otros a tener en cuenta: la pegada de Ondrej Duda (26, Colonia), la habilidad de László Bénes (23, Augsburg) y el zurdo Tomáš Suslov (19, Feyenoord), un volante ofensivo de gran técnica individual.

Grupo F

Por fin llegamos a hablar de la candidata #1 y, posiblemente, la que más talento contenga dentro de su plantel. Hablar de Francia es hablar automáticamente de sus figuras ofensivas, Antoine Griezmann y Kylian Mbappé, del colosal N’Golo Kanté, de la técnica de Paul Pogba, la solidez de Raphaël Varane y, como si fuese poco, de la vuelta al equipo de Karim Benzema en lo que fue sin dudas una de las noticias del año. Pero a todo eso que ya conocen, Didier Deschamps puede sumarle algunos nombres que potencien -aún más- a la vigente campeona del mundo.

Mbappé-Griezmann, la sociedad que ilusiona a Francia con un nuevo título. Para esta Euro se les suma Benzema (Getty).

En defensa será el primer torneo grande como titular de Presnel Kimpembe, el central de PSG que ha sido uno de los que más ha crecido a nivel mundial en los últimos dos años. A él hay que sumarle, si le llega la chance, a un Jules Koundé (22, Sevilla) que tiene la velocidad, la lectura defensiva y la técnica como para descollar en el mediano plazo. En el mediocampo, mientras, parece haber un puesto a ocupar, y desde acá apostamos a que Thomas Lemar (25) lo haga. El volante zurdo hizo las cosas lo suficientemente bien en Atlético Madrid como para acompañar a Pogba y Kanté en el cuadro titular durante esta Euro. Veremos qué piensa Deschamps.

Yendo al ataque, está claro que será difícil tener minutos con Griezmann, Mbappé, Benzema y Giroud por delante, pero le ponemos una ficha a la inteligencia para asociarse de Wissam Ben Yedder (30), quien tuvo una campaña siendo clave en Mónaco. Otro para prestarle atención en los minutos que tenga es Marcus Thuram (23), que atemoriza defensas con su habilidad en el Borussia Monchengladbach.

Todo apunta a que la permanencia de Hungría en esta Eurocopa será por tiempo limitado, pero el fútbol ya nos ha dado lindas sorpresas antes. Sin mucha suerte en el sorteo, la selección magiar le tiene que sumar la desgracia de no poder contar con el talentosísimo Dominik Szoboszlai, que no le encuentra la vuelta a sus lesiones musculares y ni siquiera pudo debutar en RB Leipzig desde su traspaso en enero. ¿La buena? Jugará los tres partidos de su zona en Budapest.

Pero dicen que en los peores momentos aparece lo mejor de cada uno, así que aferrados a esa ilusión los dirigidos por Marco Rossi esperan ser la auténtica revelación de la Eurocopa. Los que levantan la voz en el equipo son dos compañeros en RB Leipzig, el arquero Peter Gulacsi (31) y el central Willi Orban (28), y a ellos se acopla el veterano goleador Adam Szalai (33) del Mainz. Pero no podemos imaginar a Hungría sobreviviendo si Adam Nagy (25, Bristol City) no sostiene a su equipo con su capacidad para pasar la pelota, si Attila Szalai (23, Fenerbahce) no logra dejarse la piel marcando a los colosos que le tocará enfrentar y menos aún si Roland Sallai (24, Friburgo) no logra capitalizar las chances de gol que le caigan. Estos tres nombres son los húngaros que debemos tener bajo la lupa.

En un grupo donde el talento rebosa, tenemos a una Portugal que defenderá el título presentando una convocatoria que quizás sea una de las que más talento joven contenga en toda su historia. Y es que al mito de Cristiano Ronaldo no le falta compañía de líderes ni socios: Pepe a sus 36 y José Fonte a sus 37 tuvieron grandes temporadas en Porto y Lille, lo que les permitió llegar a disputar, posiblemente, su torneo despedida. Joao Moutinho (34) y Rui Patricio (33) completan las personalidades fuertes del vestuario. En materia de socios, Cristiano tiene a su lado a Bruno Fernandes y Bernardo Silva para que lo abastezcan. Nada mal.

Pero hay más talento portugués, sí. Joao Félix (21) es otro de los potenciales socios de Cristiano, y aunque ya mostraron química en partidos de Eliminatorias, el chico de Atlético Madrid está ante la oportunidad de brillar junto a CR7 en la escena internacional. Diogo Jota (24) probó que Liverpool no le quedaba chico, y ahora ambiciona demostrar lo mismo en su selección, en tanto que Rubén Dias (24) busca plasmar su enorme temporada en Manchester City blindando el área portuguesa. Un poquito más tapados van Rubén Neves (24, Wolverhampton), que es importante en el mediocampo, el goleador André Silva (24, Eintracht Frankfurt) que tiene buenos números con la escuadra lusa -16 tantos en 39 encuentros- y Pedro Gonçalves (22, Sporting) una de las sensaciones de la Primeira Liga. 

Cristiano y Joao Félix, la leyenda y la promesa. ¿Podrán defender el título portugués? (EFE).

Para el final nos queda la siempre competitiva Alemania, que no llega como la principal candidata, pero -como todos sabemos- lo más probable es que se las arregle para llegar a instancias decisivas una vez más, solamente que en esta ocasión hay un cambio de mando. En marzo de este año se terminó una era gloriosa de 15 años con Joachim Löw y la Federación eligió que Hans-Dieter Flick, quien edificó al Bayern Múnich campeón de la Champions League en 2020, sea quien conduzca a un plantel que pretende superar el tropiezo de Rusia 2018. En un torneo que será el adiós de un ícono como Toni Kroos, Die Mannschaft quiere volver a ganar.

Las trayectorias de Kroos, Thomas Müller, Mats Hummels, Manuel Neuer, Timo Werner e Ilkay Gündoğan hablan por sí mismas. Pero a la calidad de los cracks experimentados hay que añadirle la de los futbolistas maduros que vienen de comerse un golpe en el Mundial y llegan con hambre de victoria. Hablamos nada menos que de Joshua Kimmich (26), Serge Gnabry (25), Leroy Sané (25) y Leon Goretzka (26), que ya alcanzaron la gloria con Bayern Múnich y no pararán hasta hacer lo mismo con Alemania. A ellos hay que sumarles el talento de Kai Havertz (22) que acaba de ganar una Champions con Chelsea y lo que aporten desde roles secundarios el volante Florian Neuhaus (26, Monchengladbach), el polivalente carrilero Robin Gosens (26, Atalanta) más la reciente aparición del Bayern Múnich, Jamal Musiala (18).

Llegamos al final de un extenso camino y solamente queda decirles tres cosas: ojalá hayan llegado hasta este punto con la lectura, esperamos ampliarles el ojo analítico y hacerles conocer futbolistas ‘ocultos’ en esta Euro 2020 tan apasionante. ¡A disfrutar del fútbol!

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.