Australia Francia Grupo D Partidos Qatar 2022 Qatar 2022

Reinó la lógica y Francia goleó a Australia 4-1 

El actual campeón del mundo, comenzó la defensa del título goleando a los “Soceroos” con goles de Mbappé, Rabiot y un doblete de Giroux. 

Francia se puso credenciales de campeona tras derrotar a Australia en su debut en el Mundial de Qatar tras remontar un gol en contra. La reacción francesa estuvo apoyada en la fortaleza de dos debutantes, Tchouaméni, un pilar en el centro del campo, y en el instinto de Rabiot, autor de un gol y una asistencia. 

Pero también en la contundencia de su delantera, con un Giroux que gracias a su doblete igualó con Thierry Henry como máximo anotador de Francia, 51 goles en 115 partidos, mientras Kylian Mbappé conseguía su quinto tanto en un Mundial sin haber cumplido los 23. Los goleadores estuvieron bien respaldados por Ousmane Dembelé, que dio la asistencia del tanto a Mbappé, y por Antoine Griezmann, que no ha faltado en ninguno de los últimos 68 partidos de Francia, un récord para el jugador del Atlético de Madrid. 

Ganar a Australia, que llegó a Qatar tras el repechaje con Perú, no da credenciales de campeón. Pero sí hacerlo como lo hizo Francia, superando el mazazo inicial del gol adverso, de la lesión de Lucas Hernandez, de una cierta apatía en el césped, todo eso sin temblar y sin necesidad de acudir a estridencias. 

El equipo francés salió como una topadora a resolver pero se encontró con una aguerrida Australia, dispuesta a dar pelea. Así frenó el asalto inicial de Dembelé y Mbappé y se marchó a la aventura ofensiva, donde encontró el gol en el minuto 9, cuando Leckie desafió a Lucas y este se desplomó con la rodilla tocada, lo que permitió al australiano tirar un centro al corazón del área para que Goodwin superara a Lloris. 

Hay que recordar que la selección francesa llegó a Qatar sin dos piezas clave como Ngolo Kanté y Paul Pogba y, que una vez en el Golfo Pérsico, tuvo que decir adios a Karim Benzema (ultimo balón de oro) 

Tras unos minutos de desorientada, Tchouaméni se puso al timón del equipo y todo fue cambiando. Theo Hernandez, que había sustituido a su lesionado hermano, dio el pase para que Rabiot empatara la contienda. El tanto devolvió la calma total a Francia, que empezó a desplegar todo su futbol con Dembelé por la derecha, Mbappé por la izquierda, hasta que acabaron por desquiciar al equipo australiano. 

Pasada la primer media hora, llegó el segundo gol francés cuando Rabiot robó, hizo la pared con Mbappé y le dio el pase a Giroud, quien marcó su tanto número 50.  

Tras el reposo, Francia salió con ganas de cerrar el encuentro impulsado por la ambición de sus atacantes de hacer historia. Giroux lo intentó de chilena en el minuto 50 y Mbappé se estrelló en varias ocasiones con la defensa australiana, hasta que finalmente lo hizo de cabeza en el 68. El parisino, designado como la brújula de Francia en ausencia de Benzema, suma ya cinco goles en mundiales y se convierte en el segundo futbolista que más goles ha anotado en mundiales con menos de 24 años, solo superado por los siete que anotó Pelé. 

Pero la joven estrella quiso dejarle el crédito al veterano Giroux, quien tres minutos más tarde hizo el cuarto gol, el número 51 de su carrera. El jugador del Milán, de 36 años, el gran beneficiado de la ausencia de Benzema, se convirtió en el máximo anotador francés de todos los tiempos, empatado con Thierry Henry.  

La fiesta estaba completa y Francia tiene ya su partido perfecto, la dinámica que pedía Deschamps para revalidar el título mundial.

Por Susana González 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.