Brasil Fem Fútbol Femenino

El primero se lo quedó Corinthians

En la noche del domingo se jugó el primer partido de la gran final del Brasileirao. A Corinthians le costó pero logró quedarse con el encuentro ganando por 1 a 0.

La edición 2021 del Brasileirao vive sus últimas horas de vida y Corinthians dio el primer paso para revalidar su título. En el Allianz Parque, hogar del Palmeiras, las locales recibieron al Timao buscando hacerse fuertes en su propio campo de juego y llegar con ventaja al desquite en terreno visitante.

Sin embargo, nada de esto le salió. Si bien, el planteo defensivo que apelaba a la contra y al desgaste del conjunto blanco le salía bien, las dirigidas por Arthur Elías lograron doblegar ese esquema.

Jugó mejor el Corinthians, tuvo la posesión del balón y, sobre todo, en la segunda etapa apretó más a fondo el acelerador para conseguir desnivelar en el marcador. Lo consiguió con una jugada de pizarrón cuando en un tiro libre apareció Gabi Portilho sorprendiendo a toda la defensa palestrina y definiendo por encima de la arquera Jully. Luego, con la ventaja a favor, Corinthians justificó aún más el resultado pero no consiguió definir con precisión.

Un remate de Katrine que pasó muy cerca de uno de los palos fue lo más cerca que estuvo Palmeiras de alcanzar la igualdad. Muy poco para un equipo con aspiraciones. Da la sensación que si el trámite en la revancha se presenta de la misma manera, el Timao retendrá, inexorablemente el título.

El Gol de Gabi Portilho:

El partido definitorio se jugará recién el día domingo 26 de este mes a las 20 hs. (de Argentina) y si Ricardo Belli no realiza variantes tácticas, le va a costar mucho quebrar a este Corinthians que, pese a las idas de Gabi Nunes y Giovanna Crivelari al fútbol español, sigue demostrando que es el mejor equipo del fútbol brasileño.

Foto: Rebeca Reis e Livia Villas Boas/Staff Images Woman/CBF

Diego González

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *