No me des por muerto

Por Leandro Encinas. 

Diez minutos bastaron para sembrar el caos. Diez minutos en los que el Newcastle de Benítez, el que es por seguro el peor equipo de la parrilla, apuntaba sus cañones y con dos precisas dianas de Kenedy y Yoshinori Muto parecía hundir de una vez por todas la alicaída embarcación del Portugués. Diez minutos en los que el Manchester United parecía por fin ceder ante la tormenta que lo azotaba desde antes del inicio de temporada.

Como marcaba el principio, el volante brasilero Kenedy, quien luego salió lesionado a los 67′, abrió la cuenta a los 7′ de juego cuando eludió a los defensas del United y acomodó la pelota contra el palo izquierdo de De Gea con una excelente definición. Tres minutos después, Yoshinori Muto, quien por primera vez comenzó el partido en el once titular luego de ingresar desde el banco en seis ocasiones, recibió de espaldas frente al arco y luego de que la defensa local se enredara tras él encontró un espacio y definió para poner el 0-2 a favor de la visita ante un incrédulo Old Trafford. O no, porque pocas almas eran las que confiaban en el United esta noche en el Teatro de los Sueños.

Desde el banco surgieron dos de los goles que le ayudaron al United a lograr su agónica remontada: Juan Mata y Alexis Sánchez. El volante Español ingresó a los 18′ del partido en lugar del defensor Eric Bailly y abrió la cuenta a los 70′, 20 minutos del final, con un exquisito tiro libre. Anthony Martial y Paul Pogba, otros dos nombres que no son muy del agrado del técnico Portugués, fabricaron el gol del empate 6 minutos después, cuando Pogba generó el espacio para que Anthony pudiera definir con comodidad. El United comenzaba así a soñar con la que sería su primer victoria en casa desde la fecha inaugural de esta temporada, cuando vencieron al Leicester City 2 a 1. Alexis Sánchez, de cabeza, selló la victoria a los 89′.

Foto: REUTERS.

Dos de los equipos más flojos del torneo, Burnley y Huddersfield Town, se repartieron puntos en Turf Moor y continúan en la lucha por alejarse de los últimos puestos. El galés Sam Vokes adelantó al local a los 20′ pero Christopher Schindler puso el empate a los 66′. Con gol de Doherty, el Wolverhampton venció 1-0 al Crystal Palace de visitante y se afianza en el pelotón de arriba. Mientras tanto y también de visitante, el Everton venció 2-1 al Leicester con goles de sus estrellas Richarlison y Siggurdsson, mientras que Pereira descontó para los locales.

En Londrés, el Tottenham venció al Cardiff City con un solitario gol de Eric Dier y sigue prendido a la lucha por los primeros puestos. El Watford volvió a caer, esta vez  4-0 de local ante el Bournemouth, y parece que su glorioso inicio de temporada quedó atrás para siempre. Los goles de la visita fueron marcados por Brooks (14′), King (33′; 45′) y Callum Wilson (47′).

El domingo, el Arsenal le dió una verdadera lección de fútbol al Fullham en su propia casa y lo liquidó con un resonante 5-1. Lacazette (29′; 49′), Ramsey (en el que fue quizá el mejor gol de la temporada inglesa hasta la fecha) (67′) y Aubameyang (79′; 90′) hicieron los goles del triunfal visitante, mientras que André Schürrle descontó para el local. Chelsea también venció en su visita al St’Mary Stadium, donde derrotó al Southampton 3-0 con goles de Hazard (30′), Ross Barkley (57′) y Álvaro Morata (90+3), por lo cual comparte la punta del campeonato junto con Manchester City y Liverpool. Estos últimos dos protagonizaron el que iba a ser el duelo estelar de la jornada en Anfield, pero no se sacaron ventaja y finalizaron empatados sin goles. En el minuto 85′, Riyad Mahrez erró un penal que podría haberle dado la victoria al conjunto dirigido por Pep Guardiola.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*