Zlatan es el Diablo

Manchester United sufrió y tuvo que luchar hasta el final, pero finalmente consiguió su primer título de la temporada en el epílogo con Ibrahimović como figura estelar. Los de Mou ganaban 2-0 -Zlatan y Lingard-, pero los Saints igualaron en dos de la mano de un inspirado Gabbiadini. Sin embargo, el sueco apareció en el final y le dio el 3-2 definitivo a los Red Devils para desatar la locura en Wembley.

Un Wembley repleto atestiguó la primera final de la temporada en Inglaterra entre un United necesitado de logros para dar un mejor final a su temporada y los Saints de Claude Puel, que buscaban dar el golpe ganando el segundo título de su historia. El encuentro tuvo un trámite parejo en el comienzo, pero fue la jerarquía de los Red Devils la que generó la primera ocasión. La dupla Zlatan Ibrahimović y Paul Pogba se combinaron por el centro y el francés sacó un potente disparo que obligó a Fraser Forster a despejar hacia un costado. La respuesta del otro lado estuvo en los pies de Dusan Tadić, que se coló a espaldas de Pogba, recibió de Oriol Romeu y sacó un zurdazo bien contenido por David De Gea. La siguiente acción de United significó la apertura del marcador, gracias a la calidad diferencial de Ibrahimović. El sueco tomó un tiro libre desde 25 metros y clavó la pelota en el palo de la barrera a través de un remate sumamente preciso.

A pesar de la ventaja, el elenco de José Mourinho se vio vulnerable cuando Southampton atacó por los costados, camino por el que los del sur inglés llegaron a un tanto anulado incorrectamente por offside a Manolo Gabbiadini. Pese a estas dificultades, los de Manchester ampliaron la ventaja en su mejor jugada elaborada en el duelo. Tras un toqueteo por izquierda entre Marcos Rojo, Anthony Martial y Juan Mata el argentino la dejó al medio para Jesse Lingard y el extremo colocó con maestría la pelota en el palo izquierdo de Forster. Parecía que el United tenía el trámite controlado, pero el partido comenzó a dar pruebas de su impredecibilidad justo antes del descanso: Nathan Redmond apareció en tres cuartos, abrió para James Ward Prowse y éste le puso un centro raso muy preciso a Gabbiadini, quien la mandó al fondo con un toque de zurda que batió a De Gea. Esto no culminó solamente en el descuento, puesto que el inicio del segundo tiempo fue una tromba de los Saints, en la que salieron a apretar a su rival con personalidad. Al minuto, Redmond exigió a De Gea con un disparo de aire, algo que fue un aviso de lo que llego dos minutos después. La defensa del United no pudo alejar la pelota de su área tras un córner, Steven Davis volvió a meterla y Gabbiadini, con un movimiento perfecto de giro acompañado de remate puso el 2-2.

Manolo Gabbiadini fue protagonista estelar para los Saints, que sin embargo se quedaron en las puertas del título en el final a causa del peso de un tal Zlatan Ibrahimović.  (Foto: @EFLCup)

Luego del empate llegaron un par más. Davis habilitó a Cédric Soares y el portugués saco un centro que hubiera sido gol de Redmond si Antonio Valencia no hubiese aparecido para cerrar. De ese córner, Romeu ganó de cabeza ante Pogba y estrelló su intento contra el palo. El United contstó recén sobre los quince, cuando Martial halló a Zlatan con un pase filtrado pero el sueco no pudo vulnerar la buena salida de Forster con su definición. El buen momento de Southampton, no materializado en el tanteador, fue desapareciendo y el trámite volvió a manos de los de Mourinho en los veinticinco minutos finales. No obstante, los Red Devils mostraron no tener las ideas para inquietar a un rival que defendió bien en su campo, mas tampoco fue claro en sus intentos de contragolpe. La mejor estuvo a quince del final, cuando un envío Martial le quedó a Lingard por el sector opuesto, pero el atacante mando su remate por arriba del travesaño. El duelo ya estaba en ambiente de prórroga, con ambos equipos desgastados y apelando a lo último que les saliera, y fue ahí cuando Ibrahimović se destacó. El sueco había asistido con frialdad al ingresado Marcus Rashford en una acción previa, pero a cinco del final apareció en rol de goleador para anticiparse a los centrales rivales tras un centro de Ander Herrera y definir a favor del United una final muy entretenida que tuvo a Zlatan, el ahora diablo que quema redes, como protagonista principal de la historia dándole a los Red Devils su quinta Copa de Liga -sólo Liverpool, con ocho, tiene más- y la primer alegría de la temporada.

Zlatan y esa sensación del deber cumplido. Sus dos goles, su liderazgo y su calidad condujeron al United a ganar una final muy complicada. (Foto: @ManUtd)

Resumen de la final:

Foto destacada: Manutd.com (@ManUtd)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*