Boneco y Lolo, una amistad eterna

En general, se dice que los perros son considerados los mejores amigos del ser humano y en eso podemos estar todos de acuerdo. ¿Qué sería de la vida de nosotros sin los perros? Hace un tiempo surgió en una cena familiar el nombre de un can con un nombre muy particular: Boneco. Me puse a investigar un poco y resultó que este perro fue muy famoso e increíblemente tenía que ver con algún momento de mi vida. Digo que es increíble porque el perro era hincha de Independiente y yo tengo mi corazón en el Cilindro

La cuestión es que a principios de la década del 70, Boneco (que significa muñeco en portugués) apareció en la vida de Lolo, un linyera de origen brasileño que algunos afirman que se llamaba Juan Carlos Malodín y otros Juan Carlos Musladín Alumá. Lolo vivía en la calle (Palermo o Martínez, depende de quién te cuente la historia) y estaba muy enfermo por culpa de las úlceras que llevaba en sus piernas. Algunas de ellas habían reventado y producido gangrena, Boneco estuvo a su lado lamiendo sus heridas y curándolo milagrosamente.

Lolo comenzó a enseñarle algunas piruetas y juntos comenzaron a ganarse la vida, primero en los semáforos, luego participando de fiestas infantiles. También se cuenta que trabajaron en algunos circos. Con el tiempo, su calidad de vida mejoró y pudieron vivir bajo un mismo techo, incluso Lolo llegó a comprar un Fiat 600 cuya parte trasera fue acondicionada para que allí viajase Boneco.

Una buena tarde presenciaron juntos un entrenamiento de Independiente, club con el que simpatizaba Lolo. Aquel equipo del Rojo estaba formado por jugadores como Bochini, Bertoni y Pavoni. Fue el plantel más exitoso en la historia del club y se dice que Boneco tuvo mucho que ver en esto porque, a partir de aquel entrenamiento, nuestro can se haría amigo de los jugadores, quienes lo adoptaron como mascota.

Boneco llegó a tener acreditación de AFA para poder ingresar y posar junto al plantel. Sorprendía la manera en que el perro se manejaba dentro del campo de juego, porque no lo afectaban los flashes de las fotos ni los griteríos de la gente, ingresaba con un banderín de Independiente en su boca y posaba como un jugador más. Era cábala, y tanto lo fue que incluso llegó a viajar con el plantel acompañándolo en sus encuentros por Copa Libertadores.

La fama del perro llegó a la TV ya que participó en una comedia llamada Gorosito y Señora junto a Santiago Bal y Susana Brunetti. Boneco era estrella y Lolo era feliz.

En el arcón de recuerdos de mi vida encontré una fotografía de Boneco sosteniendo su clásico banderín y está autografiada por Lolo, dice lo siguiente: “…con todo nuestro cariño y la amistad que se merecen… ¡Feliz cumpleaños Dieguito! Viernes 15 de agosto de 1980”. El dúo inseparable estuvo en varias fiestas de mi infancia y yo apenas tengo recuerdos de ellos. No pude conseguir el dato exacto del año en que Lolo dejó este mundo, cuentan que el velorio del brasileño fue muy emotivo y Boneco permaneció todo el tiempo recostado bajo el ataúd de su amigo. También cuentan que jamás se separó de su tumba, no quiso alimentarse y se dejó morir allí mismo.

Un triste final para ambos, sin lugar a dudas, pero me gusta pensar que existió una especie de magia entre los dos, una simbiosis increíble. Una amistad que supera lo imaginable. Afortunadamente hay mucha gente que atestigua el apego, el compañerismo entre ellos. Eran de Independiente y fueron parte de algún momento feliz de mi vida, algunas contradicciones a veces valen la pena.

Ilustración: Martín Tobaldo Pastore (https://www.facebook.com/martin.tobaldopastore)


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

7 Comentarios en este artículo

  1. Diego

    Excelente Diegaaaaa!!!! Tu pasión por el.fútbol trasciende los colores!!!!

    Diego / Responder
  2. omar

    belleza

    omar / Responder
  3. Avatar

    En la inteligencia queda demostrado que los colores que se llevan adentro en el futbol, son eso solamente; futbol un deporte. No estoy muy bien de mi cabeza desde un gravísimo accidente de ruta pero conocí a BONECO en los vestuarios del ROJO y creo no equivocarme si digo que fue de la época de GIUDICE, BRANDAO y si llegó a convivir con el BOCHA-BERTONI-PAVONI fue en los comienzos de estos jugadores, lo llevo más hacia BERNAO, MURA, EL PIPO, NAVARRO, MALDONADO, ETC. Si me equivoco, Diego, disculpame pero me devoré las 7 copas LDA y 15 o 20 copas más.

    oscar / Responder
    • Avatar

      Hola Oscar, agradezco mucho tu comentario. Boneco y Lolo fueron contemporaneos del equipo de Independiente que ganó la Copa Libertadores y la Intercontinental del año 1973. Podés hacer una busqueda de fotos en internet y verás que hay varias en las que aparece Boneco posando con aquel equipo de Bochini y Bertoni. La epoca de Bernao, Mura, etc es mediados de la década del 60 y, ademas, Boneco estuvo en mi casa en el año 1980, imaginate que no podría haber vivido tantos años. Te mando un abrazo y nuevamente, muchas gracias por comentar.

      Diego González / (en respuesta a oscar) Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*