Italia Serie A

Serie A: Napoli fue perseverante y tuvo su premio sobre el final

Un postrero grito sagrado de Raspadori le dio a los sureños el harto merecido triunfo que los devolvió a la cima. Milán es el otro puntero momentáneo porque le ganó a una Sampdoria que continúa en las tinieblas. Inter recuperó la sonrisa gracias a las manos de Handanovic y un tardío gol de Brozovic.

Sábado de angustia y emociones sobre la hora con 3 partidos que movieron un poco la aguja en la parte alta de la tabla de la Serie A. En el Stadio Diego Armando Maradona, Napoli derrotó 1-0 a Spezia y se subió a lo más alto con 14 unidades.

Tardó más de lo que realmente merecía porque la squadra de Luciano Spalletti hizo el gasto y debió quebrar a los “Aguiluchos” mucho antes. Las buenas sensaciones mostradas entre semana con el rotundo éxito 4-1 sobre Liverpool por Champions se vieron de a ratos en la “Casa de Dios”, aunque un hereje en los 3 palos se encargaba de postergar lo que parecía inevitable.

En efecto, Bartomiej Dragowski se erigía como la figura del encuentro (cuidado Argentina que Polonia tiene buenos arqueros y en óptimo nivel), pero tanto fue el cántaro a la fuente, que al final se rompió. Minuto 89 y un centro rasante de Hirving Lozano pasó por un mar de piernas y le quedó a Giacomo Raspadori. Toque de primera del ex Sassuolo para desatar el delirio napolitano y dejar a su equipo puntero.

El otro líder es Milán, que se impuso 2-1 sobre Sampdoria en el Luigi Ferraris y alcanzó la línea de los 14 puntos. Costó un poco más lo esperado porque la visita se quedó con uno menos al inicio del complemento porque sufrió la expulsión de su as de espadas.

Todo comenzó bien para el vigente campeón italiano con un arranque furioso de Rafael Leao por izquierda y el veloz contraataque en apenas 6 minutos de partido. Combinación con Olivier Giroud y descarga para Charles De Ketealere. Devolución para Leao a quien la pelota le quedó muy encima y por eso la soltó para la llegada de Junior Messías. Disparo de primera del brasileño y Emil Audero estuvo falto de reacción para evitar el primer tanto del encuentro.

Parecía controlado hasta un exceso del talismán milanés hizo zozobrar el barco de Stefano Pioli. Minuto 2 de la segunda etapa y un centro de Davide Calabria contó con el intento de chilena de Rafael Leao. Imprudente el portugués le dio de lleno en la cara Alex Ferrari que despejaba de cabeza. Segunda amarilla para Rafael Leao y a jugar con 10 casi todo el complemento.

Y para colmo a los 57´ llegó el empate de la “Samp”. Bola cruzada de Tommaso Augello desde la izquierda y perfecto anticipo ofensivo de cabeza de Filip Djuricic para empardarlo.

Pero el “Rossonero” no se desesperó y 10 minutos más tarde recuperó la ventaja gracias a un penal. Córner desde la derecha y Giroud fue a la carga con la testa. Rechazo defensivo nuevamente al tiro de esquina pero hubo un llamado desde la mesa de control. Sucede que el balón dio en la mano del español Gonzalo Villar y el árbitro Michael Fabbri decretó la pena máxima. Giroud con la ejecución y gran zurdazo alto para sellar el 2-1 definitivo.

Otro que sufrió bastante fue Inter, que tuvo que esperar hasta el minuto 89 para vencer 1-0 a Torino en el Giuseppe Meazza. Un poco de calma para los de Simone Inzaghi, que venían de perder el Derby della Madonnina y en el estreno de UCL fueron superados por Bayern Münich.

Los golpes anímicos se vieron en cancha porque el “Nerazzurro” no mostró la solidez habitual. No funcionó como equipo de la misma manera que en la temporada anterior sino que las individualidades le sacaron las castañas del fuego al entrenador. Las ganas de Lautaro Martínez y la solvencia en el arco de Samir Handanovic fueron los pilares fundamentales para hacerse de un triunfo necesario. Y claro que el talento de Nicoló Barella tuvo mucho que ver, porque de su pie derecho nació el solitario gol del encuentro.

Handanovic conjuraba una y otra vez los embates de un “Toro” embravecido, que le jugó a Inter de igual a igual en su propia casa. El otro lado Lautaro estaba en una sintonía y el resto en otra y solamente una genialidad o un error podían ponerle fin al marcador en silencio.

A los 89´, un excelso pase de Barella los buscó a un Marcelo Brozovic que se mandó al ataque cual centro delantero. El croata le ganó la espalda al turco Emirhan Ilkay y tocó de primera con la punta del botín derecho para batir a Vanja Milinkovic-Savic y encender la locura “nerazzurra”.

Por Emiliano Schiavi / @ejschiavi

(Foto Principal: @sscnapoli)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que sólo se conseguía en pocos kioscos del Centro. También me acompañaba algún VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.