Italia Serie A

Serie A: Inter ganó en Calabria y puede ser campeón mañana

El “Nerazzurro” quebró la resistencia de Crotone en la segunda mitad del complemento y lo condenó a la Serie B. Si Atalanta no derrota a Sassuolo, los de Antonio Conte se alzarán con el título luego de 11 temporadas.

Se sabe que es inminente el cambio de mando en la hegemonía de la Serie A porque el sueño de la décima corona de Juventus quedó trunco hace varias fechas. Y quien va a destronarlo seguramente será Inter, que dio cuenta de Crotone por 2-0 en su visita al Ezio Scida y acaricia el scudetto.

Dos empates consecutivos habían dejado en pausa la marcha triunfal de 11 halagos en fila, pero el sufrido éxito de la semana pasada frente a Hellas Verona disiparon cualquier tipo de dudas.

Los calabreses se jugaban sus últimos cartuchos pero sabían perfectamente que eran número puesto para confirmar su regreso a la Serie B. El rocambolesco 4-3 sobre Parma fue tan solo un oasis en el desierto futbolero de un equipo que había perdido 13 de sus últimos 14 encuentros.

Entre el amor propio, el palo que le negó el grito sagrado a Lautaro Martínez y las respuestas del arquero Alex Cordaz, Crotone se mantuvo de pie durante 69 minutos. Hasta que la jerarquía y la contundencia demostraron por qué cada uno se encuentra en los extremos de la tabla de posiciones.

Christian Eriksen había ingresado 4 minutos antes en reemplazo de Stefano Sensi y el tiempo enseguida le dio la razón a Conte. Combinación del danés con Alexis Sánchez y genial taco del chileno para jugar una falsa pared con Romelu Lukaku. El belga aguantó la bola y pivoteó para luego descargar con Eriksen. El representante de la “Dinamita Roja” le prendió mecha a su disparo y el balón se desvió en Lisandro Magallán, para descolocar a Cordaz y terminar en el fondo de las mallas.

La sentencia se dictó en el segundo minuto de tiempo adicional. Contraataque comandado por Nicoló Barella y toque para la llegada de Achraf Hakimi. El marroquí cara a cara con Cordaz tuvo el temple necesario para ubicar la pelota entre las piernas del guardavallas y rubricar el 2-0 definitivo.

Milán hizo los deberes y conserva la ilusión de regresar a la UEFA Champions League. En el Giuseppe Meazza, el “Rossonero” batió 2-0 a Benevento y se instaló en el segundo lugar de la clasificación.

Dos caídas en fila alejaron definitivamente a los de Stefano Pioli de la lucha por el título pero también encendieron la señal de alarma a la hora de pensar en la membresía del “club de los 4” para la UCL. Era necesario alejar los fantasmas y no hubo sobresaltos frente a un necesitado de sumar para escaparle al descenso.

A los 5´, Hakan Calhanoglu impuso condiciones e inauguró el marcador. El turco la inició a toda velocidad y construyó una pared en corto con Franck Kessie. Apertura hacia la derecha para Alexis Saelemaekers y devolución del belga hacia el punto del penal. Genial movimiento de Kessie para engañar a los rivales y dejar que Calhanoglu conectase la bola de primera con el pie bien abierto para cambiarle la trayectoria y ubicarla junto al vertical izquierdo.

El segundo llegó a la hora de juego y le bajó la persiana al partido. Theo Hernández habilitó a Zlatan Ibrahimovic en la izquierda y el sueco sacó un derechazo que Lorenzo Montipó salvó a medias. Rebote que cayó en los pies del perseverante Theo, quien no tuvo problemas para inflar la red visitante y liquidar el pleito.

Spezia rescató un punto sobre el final y quedó a 3 unidades de la zona candente. En su excursión al Marc Antonio Bentegodi, los “Aguiluchos” igualaron 1-1 con Hellas Verona y tanto Cagliari como Torino pueden alcanzarlos si ganan mañana. De todas maneras, la derrota de Benevento alivió a los 3 involucrados porque dependen de sí mismos para escaparle al descenso.

Apenas iniciado el segundo tiempo, los “Griegos” se adelantaron por intermedio de Eddy Salcedo. Desborde de Darko Lazovic por izquierda y centro medido para el soberbio cabezazo del delantero genovés – hijo de padres colombianos – que dejó sin recursos al portero Iván Provedel.

El novel equipo de la Serie A tiene intenciones de quedarse y consiguió el alivio a 4 minutos del epílogo. En la derecha Kevin Agudelo metió un pase en profundidad para Riccardo Saponara, quien se vistió de 7 bravo y sacó un remate que se coló entre las piernas del guardavallas Marco Silvestri, para nivelar el marcador y llevar un poco de tranquilidad.

(Foto Principal: @Inter)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *