Sin categoría

El extraño caso del campeón de la Eurocopa 1992

El mayor logro de la Selección de Dinamarca fue haber ganado la Eurocopa jugada en Suecia en 1992 pero, ¿qué contingencia hubo que hace pensar que las cosas suceden cuando tienen que ocurrir, ni antes ni después?

La razón no es feliz pero, si sólo pensamos en fútbol… sí, porque lo cierto es que las guerras yugoslavas le dieron la oportunidad a Dinamarca de disputar la Eurocopa 1992. Y no sólo eso, sino que además salió campeón.

Resulta que la Eurocopa sólo podía ser jugada por ocho selecciones, luego de una serie de clasificaciones, por supuesto (excepto Suecia que estaba invitada por ser la anfitriona). Los ocho clasificados, entonces, eran: Alemania, Inglaterra, Escocia, Francia, Holanda (defendía su título de 1988), la Comunidad de Estados Independientes (CEI, que se formó post disolución de la Unión Soviética el año anterior) y Yugoslavia.

Pero debido a las guerras yugoslavas que tenían lugar desde 1991, la ONU suspendió a Yugoslavia de toda competencia deportiva, por lo cual la UEFA anunció 10 días antes del comienzo de la Eurocopa que los yugoslavos tenían que ser expulsados de ella, así que pasaba a clasificarse el que le seguía en el grupo. Era Dinamarca. Y así, estando los daneses literalmente de vacaciones (“en la playa y tomando cerveza”, según dijeron), pensando en ver el torneo por televisión, tuvieron que reunirse para viajar a Suecia y, con dignidad, competir. Cuando les avisaron, su entrenador, Richard Møller Nielsen, estaba planeando remodelar la cocina de su casa, cosa que tuvo que dejar para después.

Por otro lado, hay que mencionar que había algunas polémicas en la Selección por decisiones del director técnico Møller Nielsen. Por desacuerdos con él, los destacados hermanos Michael y Brian Laudrup se habían alejado del seleccionado; lo propio hicieron Jan Mølby y Jan Heintze, éstos últimos por problemas de disciplina. A causa de esto, la prensa se encargó de pedirle la renuncia al DT, pero no sucedió. Aunque tuvo la oportunidad de volver, Michael Laudrup no participó de la competencia ya que pensaba, además de llevarse mal con el entrenador, que su Selección quedaría eliminada pronto. Su hermano Brian -considerado menos hábil-, sin embargo, sí volvió y la jugó, y fue uno de los pocos atacantes de aquel equipo, ya que Møller Nielsen había planteado un esquema defensivo casi en su totalidad. “Todos explotamos a reír cuando, después de decirnos que íbamos a Suecia, Richard Nielsen -el seleccionador- nos dijo que íbamos para ser campeones”, declaró Brian Laudrup.

Dinamarca, campeón de la Eurocopa 1992. (Foto: Getty)

Entonces, a diez días de comenzar la novena edición de la Euro, Dinamarca se enteraba que formaba parte de las ocho selecciones que iban a Suecia. Conformó el Grupo 1, junto a la anfitriona, Francia e Inglaterra. Debutó con un empate en 0 ante los Tres Leones, siguió con una derrota ante Suecia por la mínima y continuó ganándole a Francia por 2 a 1. Un triunfo, una derrota y un empate. Pasó a segunda fase (semifinales) junto con Suecia, Alemania y Países Bajos, enfrentándose a este último y empatando 2-2, por lo cual fueron a penales. Dinamarca convirtió los 5 y la Naranja Mecánica 4, por lo cual la Dinamita Roja pasó a la final. Allí en el último partido lo esperaba Alemania (quien participó unificada por primera vez), siempre temible y en ese momento campeón del mundo, tras haber conquistado el Mundial de Italia ’90.

La final se jugó el 26 de junio de 1992, en el Nya Ullevi de Gotemburgo y frente a 37.800 espectadores. Se esperaba otro partido, pero a la Dinamita Roja le bastaron los 90 minutos para ganarle a Alemania por 2 a 0, a pesar de los incesantes intentos de los teutones por convertir. En el primer tiempo, John Jensen marcó el primero a los 18′. El segundo llegó a los 78′ y fue convertido por Kim Vilfort (quien no se encontraba en su mejor momento personal, ya que su hija padecía leucemia y falleció diez días después de este cotejo). Sin embargo, el que tuvo una actuación brillante fue Peter Schmeichel, el arquero danés que se desempeñaba como titular en el Manchester United, que pudo mantener en cero su valla sacando toda pelota que quería terminar bajo los tres palos. “La noche antes de la final, nos acostamos como si siguiéramos de vacaciones”, contó Jensen, el mismo que abrió el marcador ese 26 de junio. Por su parte, Schmeichel declaró: “Creo que no lo asimilamos hasta que llegamos de regreso a Copenhague y lo celebramos con todo el país. Sólo entonces nos dimos cuenta de que lo que habíamos conseguido no había sido un sueño”. Y también agregó: “Sin duda, el hecho de que nadie confiara en nosotros, ni siquiera nosotros mismos, fue lo que nos permitió convertirnos en campeones”.

Todos encima de Kim Vilfort, quien anotó el segundo ante Alemania, en la final. (Foto: Getty)

Los números

Entonces, la Selección danesa se alzó campeona así:

Obtuvo 6 puntos (5 partidos jugados, 2 ganados, 2 empatados, 1 perdido)

Goles: 6 a favor y 4 en contra. La diferencia, entonces, fue de +2.

Uno de los cuatro goleadores de la competencia fue Henrik Larsen, con 3 tantos en su haber.

Así Dinamarca se coronó campeón de la Eurocopa 1992, entrando por ¿casualidad? ¿destino?, y manteniéndose a la altura de las circunstancias para ganar su torneo más importante hasta el momento. Sin embargo, cabe destacar que los daneses no clasificaron a la Copa del Mundo de Estados Unidos a jugarse dos años después, por lo cual, durante varios años tuvieron que conformarse con esta conquista. El próximo turno en los mundiales llegaría en Francia ’98, en donde llegó hasta cuartos de final, superando su marca en torneos mundialistas.

Además, como curiosidad, hay que agregar que por haber ganado esta Copa, Dinamarca se enfrentó con el campeón de la Copa América 1991, Argentina, por la Copa Artemio Franchi. Allí estaban Maradona, Caniggia, Mancuso, Simeone, Batistuta y Goycochea, y eran dirigidos por Alfio Basile. Así que el 24 de febrero de 1993 se vieron las caras en el Estadio José María Minella de Mar del Plata. No bastaron los 90′ ni la prórroga, por lo cual fueron a la tanda de penales, en la que ganó la albiceleste, por 5 a 4.

¿Qué pasará en Rusia 2018? ¿Habrá otra sorpresa como la del ’92? Si bien esta vez Dinamarca clasificó entre los 32, fue uno de los últimos en hacerlo, ya que ingresó por ganarle a Irlanda por 5-1 en la repesca (habían terminado 0-0 en el partido de ida). Veremos, hay que llegar a junio.

 

Imagen destacada: Getty

Mariana Godoy

Lic. en Psicología (UBA), hincha de River Plate. Llegué a este espacio por medio de Darío Altobelli. Cubro fútbol español y colaboro en torneos internacionales.

Te puede interesar

1 Comentario

  1. […] salió sorpresivamente campeón (metiéndose “por la ventana” en la Euro) (NdeR: https://www.rincondefutbol.com/rdfmundial-grupoc-dinamarca-el-extrano-caso-del-campeon-de-la-eurocopa&#8230😉 y también en esa competencia el mismísimo jugador integrante de la Selección, Kim Vilfort, con […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.