África Torneos Internacionales

AFCON 2021: Marruecos apagó el incendio y pasó a cuartos de final

Perdía con Malawi pero lo empardó con un cabezazo de En-Nesyri y un extraordinario tiro libre de Hakimi. Apareció Mané y Senegal volvió a calzarse el traje de candidato.

Penúltimo día de acción de los octavos de final de la Copa Africana de Naciones y la lógica se impuso a la imprevisibilidad. En Yaoundé, Marruecos venció 2-1 a Malawi y se metió entre los 8 mejores del certamen continental.

No fue sencillo pero sí meritorio el éxito de los “Leones del Atlas”, que justificaron el triunfo porque siempre buscaron el arco de enfrente. Y además, porque mostraron carácter frente a la adversidad, ya que el rival se encendió primero con un gol maravilloso.

Minuto 7 y Hellings Mhango se tuvo toda la fe del mundo para un lejano disparo desde casi 40 metros. Lo vio adelantado al arquero Bounou y combinó potencia y precisión para alojar el cuero en el fondo de las mallas. Un verdadero golazo.

El conjunto marroquí inclinó la cancha y Achraf Hakimi avisó con un derechazo cruzado que apenas fue desviado por el guardavallas Charles Thomu y rebotó en el poste. Fue el preludio de lo inevitable.

Se terminaba la primera etapa y un centro de Selim Amallah desde la izquierda fue conectado de cabeza en el segundo palo por Youssef En-Nesyri. Thomu se encontró con la pelota encima y no pudo desviarla pese a que el testarazo no llevaba demasiada potencia.

Tanto fue el cántaro a la fuente, que al final se rompió y con un poema de gol. A los 70´, Hakimi tiró una pincelada a balón parado en posición de número 8 y el cuero pasó por el costado de la barrera y terminó en el ángulo superior izquierdo de la valla de Thomu. Brillante ejecución del lateral del PSG, que ya había mostrado su excelsa pegada en el duelo anterior frente a Gabón.

Senegal sacó a relucir su chapa de favorito y dio cuenta de Cabo Verde por 2-0, en Bafoussam. Accidentado duelo con 2 expulsados en el elenco de los “Tiburones Azules” y un tremendo choque entre el arquero Vozinha y Sadio Mané, que preocupó a todos.

De arranque nomás, los “Leones de Teranga” mostraron las garras. Cuarenta segundos y Mané hizo sonar el poste con un fierrazo de derecha en plena área chica.

La debacle de los caboverdeanos comenzó a los 21´, con un terrible planchazo de Patrick Andrade sobre la humanidad de Papa Gueye. Roja directa – consulta en el VAR mediante – y a remarla para los isleños.

Un rato antes de la hora de partido se vivieron momentos de tensión con una jugada decisiva. Sadio Mané escapó al control de la defensa y se fue camino a la gloria. El portero Vozinha salió lejos y rechazó de cabeza, pero se llevó puesto al delantero del Liverpool en un verdadero choque de trenes. Los 2 futbolistas en el piso y el llamado de la mesa de control por la vehemencia del arquero. El árbitro argelino Benbraham decidió mostrarle la cartulina roja a Vozinha y Cabo Verde tuvo que jugar más de media hora con 9 hombres.

Mané volvió al campo de juego y se encargó de abrir el marcador con un espectacular derechazo desde el borde del área grande, apenas 4 minutos más tarde del brutal choque. Sí, mareado y con una contusión, se puso el equipo al hombro y quebró el cero con ese sablazo. Claro que a los 70´ abandonó el campo de juego por precaución.

La rúbrica del resultado llegó en el primero de los 5 minutos de tiempo adicional. Contra manejada por Famara Diedhiou y descarga hacia el medio para la solitaria entrada de Bamba Dieng, quien ajustició al guardavallas Marcio Rosa con un derechazo rasante.

(Foto Principal: @JoueursMA)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que sólo se conseguía en pocos kioscos del Centro. También me acompañaba algún VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.