Bayern fue efectivo y se quedó con un triunfo vital

Los bávaros corrigieron el rumbo y se llevaron de Andalucía 3 puntos y 2 goles. Se jugó en clave española, ya que todos los tantos fueron convertidos por futbolistas ibéricos… algunos por culpa de la mala fortuna.

Bayern Münich doblegó 2-1 a Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán y sacó una luz de ventaja en el encuentro de ida por los cuartos de final de la UEFA Champions League. Sueños destrozados para los andaluces, que regresaban a semejante instancia continental tras 60 años, pero se golpearon la nariz ante la eficacia alemana.

Los comandados por Vincenzo Montella estuvieron a 5 minutos de quitarle el invicto liguero a Barcelona, pero debieron conformarse con un empate a 2 que les amargó la existencia. Por el lado del tetracampeón germano, el tenístico 6-0 sobre Borussia Dortmund en “Der Klassiker” lo fortaleció de gran manera y pudo desplegar su jerarquía europea en una llave que lo ponía en la posición de candidato.

Los primeros 20 minutos fueron lo más parecido al round de estudio en el boxeo. Muchas intenciones y pocos golpes, con un ritmo intenso y demasiado vértigo.

La estantería se sacudió a los 21´, con la primera jugada clara de gol. Pelota cruzada de Sergio Escudero y pobre despeje de Mats Hummels, quien dejó el balón suelto dentro del área. Pablo Sarabia estaba de frente y con la redonda a su merced, pero increíblemente le erró al arco y su disparo se fue a centímetros del vertical izquierdo. Sí, un verdadero milagro alemán.

Pero la revancha llegó 10 minutos más tarde y a Sarabia le volvió el alma al cuerpo. Nueva bola cruzada desde la izquierda – buen recurso de ataque – por parte de Escudero y el volante madrileño llegó por el segundo palo. Bastante naif Juan Bernat en la marca, ya que se preocupó por pedir mano de Sarabia en el intento de bajar la pelota, más que por anular a su rival. Pablo no anduvo con vueltas y pudo ajusticiar a Sven Ulreich, para el 1-0 parcial.

Sin embargo, los de Jupp Heynckes no se amedrentaron porque encontraron la igualdad a los 37´. Franck Ribery quiso meter un centro rasante en posición de número 11 y la pelota se desvió en el pie de Jesús Navas. David Soria quedó a contrapierna y su vuelo desesperado por rechazar el balón se tornó estéril. Palo y adentro, empate germano.

El complemento no tuvo una merma en cuanto a la intensidad pero lo nervios comenzaron a entrar en escena. Se olfateaba que quien cometiese un error quedaría muy golpeado.

Lo tuvo Sevilla con un buen pase de Joaquín Correa hacia el medio, justito para la entrada de Franco Vázquez. Pero el quirúrgico cierre de Javi Martínez dejó mudo al ítalo-argentino por la espectacular salvada in extremis.

Los bávaros respondieron con una aparición por sorpresa del propio Javi Martínez para conectar un envío de Thomas Müller. Pero Soria se mandó una atajada colosal y defendió su arco a puro reflejo.

Hasta que los locales tentaron demasiado a la suerte y se olvidaron de defender. Notoria falta de concentración y otro gol en contra que puede decretar la eliminación. A los 66´, centro al segundo palo por parte de Ribery y Thiago Alcántara cabeceó en absoluta soledad. La pelota se desvió en Escudero y otra vez Soria quedó descolocado. Las calamidades llegaron juntas para los andaluces, que se hicieron literalmente 2 goles en contra.

Sevilla se planchó y Bayern hasta pudo meter alguno más, para darle la estocada final. James probó de lejos y Soria resolvió con una buena atajada. Steven Nzonzi quiso empardarlo por la misma vía, pero la pelota se fue apenas ancha. Sandro obligó a Ulrich a la famosa volada para la foto y tampoco tuvo éxito. Robert Lewandowski le dio demasiada rosca a un derechazo que se fue besando un palo. Pero el daño ya estaba hecho y los teutones se quedaron con el premio al oportunismo.

Misión difícil pero no imposible para los andaluces. El Allianz Arena es un escenario complicado para cualquiera, aunque a Sevilla le gusten los desafíos más utópicos. No hay que dar por muerto al multicampeón de la Europa League, es cierto. Pero la grandeza de Bayern se nota en los pequeños detalles… a veces suficientes como para echar por tierra cualquier clase de especulación.

(Foto:  SportsCenter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*