El fútbol NO es para vivos

Creo que no hubo fair play, no hubo la honestidad que tiene que haber cuando pasa una cosa como ésta, pero cada uno con su conciencia. Se trata de sacar ventaja y hoy nosotros, lamentablemente, dormimos. Ellos sacaron la ventaja pero es un problema nuestro, no  del rival, ni del árbitro. Prefiero ser respetuoso y que mis jugadores también lo sean, no lo vamos a cambiar. Tenemos que estar mucho más atentos porque esto es para vivos”, dijo Marcelo Gallardo, técnico de River al finalizar el encuentro que perdiera el pasado domingo 2 a 1 contra Patronato allá en Paraná.

No voy a analizar si la jugada fue o no fair play, ya que es muy delgado el límite entre devolver un balón al contrario, a que venga y te la quite porque le corresponde. Sucedió que esa misma jugada desencadenó el gol de la victoria de Patronato, cosa que molestó al técnico de River. Lo interesante es la frase final de Gallardo: “esto es para vivos”.  Los argentinos no podemos evitarlo y alardeamos nuestra viveza, la festejamos, la degustamos. Nos creemos superiores e ingeniosos, pero no tanto para innovar, solucionar, progresar, sino para transgredir, sacar ventaja y saltear reglas. Para acomodarse trepando, para sortear los pasos del mérito y el sacrificio de la carrera para llegar a la meta. Lo que habitualmente es la cultura de la “viveza criolla” representa: “falta de respeto para otros e indiferencia al bien común, en un marco de intereses principalmente individuales o a lo sumo familiares. Individualismo extremo con mezcla de desconfianzas e incluso de intrigas hacia el otro. Ligera capacidad de cooperación y acompañamiento en objetivos socio-comunitarios, con la finalidad tal vez de parecer otra cosa, o de desviar la atención e intentar lavar las propias culpas. La confianza en las personas es un componente clave de capital social, que es crucial para el desarrollo económico y el apropiado funcionamiento de las instituciones democráticas, pero si el mismo falla y en forma generalizada, todo se derrumba. La viveza conlleva un hábito generalizado de culpar a los otros y/o a las circunstancias como forma de disimular los propios errores”.

La frase de Gallardo “esto es para vivos” encierra todo esto, una cuestión cultural que muestra el estado actual del fútbol argentino. ¡No! Si ser vivo significa esto, no me gusta. Prefiero un fútbol donde se pueda construir equipo y bien común colectivo, elaborar jugadas, estrategias, que con belleza y destreza alcancen el GOL. Me quedo con un fútbol donde el proceso del buen juego pueda con la gloria de los resultados. El fútbol NO es para vivos.

 


Diego Benítez

Acerca Diego Benítez

ver todas las publicaciones

“ FUTBOL: CULTURA DE MASAS” Me llamo Diego Benítez, llegué al Rincón del Fútbol por medio de mi amigo, Emiliano Schiavi, con quien compartí estudios en la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Me apasiona el fútbol tanto como el periodismo, y me interesa analizarlo como fenómeno de cultura de masas. Los medios masivos de comunicación atraviesan nuestra sociedad por todos lados y el fútbol no permanece a salvo de las pantallas. En la actualidad, el fútbol es un espectáculo masivo y globalizado, bajo múltiples intereses que hacen todo lo posible para permanecer ocultos. Jugadores, dirigentes, barras bravas , funcionarios públicos e hinchas son algunos de los actores que también “juegan” con la pelota. Todas las fechas suceden acontecimientos que hacen visible la cultura del fútbol argento, quien más allá de ser un gran espectáculo, “todavía” es un deporte.

2 Comentarios en este artículo

  1. Avatar

    Genial Diego!! Coincido con tu punto de vista 😉

    Diego González / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*