Atlético se recuperó y ganó su grupo; PSG empató con Arsenal y es primero

El elenco del Cholo Simeone venció 2-0 al PSV y aprovechó la derrota del Bayern en Rusia para asegurarse el comando de la zona. Por su parte, los de Unai Emery sacaron un 2-2 en Londres que les permitió acceder al primer lugar por el resultado global de los dos encuentros entre ambos. Leé toda la acción de los grupos A y D.

Londres, Madrid, Rostov y Sofía fueron las ciudades protagonistas de parte de la acción del miércoles en Champions League. Atlético Madrid se repuso de la derrota en el clásico del fin de semana ante Real y batió 2-0 al PSV de la mano de su letal dupla francesa Gameiro-Griezmann. En el duelo por el liderazgo del Grupo A, Arsenal y PSG igualaron en dos tantos en un partido con más goles que juego y los parisinos pasaron a liderar por el acumulado de los choques entre ambos. La sorpresa de la jornada la dio el Rostov, que venció de local 3-2 al Bayern Múnich, le aseguró el primer lugar a los madrileños y puso pie y medio en Europa League. El restante encuentro de la jornada fue un triste 0-0 entre Ludogorets y Basel. Lo mejor de cada duelo, acá.

Atlético se aseguró el primer lugar 

En el Vicente Calderón, un elenco de Diego Simeone aún afectado por el 0-3 del último fin de semana ante Real Madrid saltó a la cancha a llevarse el grupo ante un PSV que buscaba al menos rascar un punto que lo dejara más cerca de clasificar a Europa League. Los Colchoneros empezaron intensos y generaron dos chances de riesgo claras en el primer cuarto de hora. Un centro desde la derecha de Yannick Ferreira-Carrasco encontró a Kevin Gameiro, que se anticipó muy bien a su defensor pero desvió su remate casi en la boca del arco. Luego fue Carrasco quien volvió a inquietar, esta vez con una maniobra individual en la que pintó a Santiago Arias, se metió en el área desde la izquierda y sacó un derechazo bajo que fue despejado en la línea por Héctor Moreno. Dentro de la misma acción, PSV realizó una réplica en la que Jetro Willems avanzó varios metros y asistió al uruguayo Gastón Pereiro, que no pudo vulnerar a Jan Oblák con su definición. Antoine Griezmann tuvo una nueva chance para el anfitrión con un disparo desde la medialuna, pero su intento salió desviado. Ese ímpetu local de la primera parte fue aplacándose y los holandeses fueron poco a poco creciendo, apostando al orden defensivo y llegando al entretiempo con un 0-0 conveniente para ellos. No obstante, los españoles volvieron a arrancar de manera fuerte en la segunda mitad y arrinconaron contra su arco al elenco de Philipp Cocu. José María Giménez ganó de cabeza tras un córner, pero su intento salió apenas desviado por el palo opuesto.

Finalmente, a los Díez minutos llegaría la apertura para el local. Tras una recuperación en el medio de Gabi, Koke Resurrección profundizó para Griezmann, que vio el pique de su compatriota Gameiro y lo puso en posición de gol para que el ex Lorient anotara el 1-0. Diez minutos después, Tiago recuperó con astucia en una salida de balón de los holandeses y habilitó a Griezmann, que esta vez sería el autor del tanto, importante para él ya que lo colocó a la par de Luis Aragonés como máximo goleador del Atlético en Champions. Con la ventaja ya lograda, los de Simeone se acomodaron en su campo a esperar a un rival que no supo como inquietarlo. En la última del partido, Gameiro pudo haber concretado su doblete al anticipar de cabeza un córner de Koke, pero su testazo dio en el travesaño y se fue. Buena victoria del Aleti, que recupera confianza de cara a lo que se le viene en liga con la tranquilidad de que ya nadie lo moverá del primer puesto de su zona.

Griezmann, con su tanto doce en Champions, igualó a Luis Aragonés como máximo anotador del Aleti en la competición. (Foto: @Atleti)
Griezmann, con su tanto doce en Champions, igualó a Luis Aragonés como máximo anotador del Aleti en la competición. (Foto: @Atleti)

 

El favorecido fue PSG

En el Emirates Stadium, los dos líderes del Grupo A se midieron mano a mano para ver quién resultaba ser el mandamás de la zona. En los albores del juego, PSG manejó la posesión con más paciencia y a un ritmo más bajo, mientras que los de Arséne Wenger trataron de recuperar la pelota con agresividad una vez que los franceses cruzaban su campo. El elenco parisino rompió el hielo del choque recién a los diecisiete minutos, cuando un córner desviado con la cabeza por Edinson Cavani originó en una serie de rebotes que casi se mete en el arco local de no ser por la salvada en la línea por Kieran Gibbs. Luego de este aviso, la visita encontró una grieta en el fondo de los Gunners y no dudó en aprovecharla. Grzegorz Krychowiak habilitó en profundidad a Blaise Matuidi, que se metió hábilmente entre Carl Jenkinson y Shkodran Mustafi para recibir del polaco y servirle el tanto a un Cavani que sólo empujo a puerta vacía. Con la apertura del marcador los de Unai Emery se sintieron cada vez más cómodos ante un Arsenal totalmente aplacado, sin generar situaciones de gol, ni siquiera capaz de patear al arco. Las incursiones de Alexis Sánchez, buscando alguna sociedad con Mesut Özil, intentando asistir a Olivier Giroud o buscando realizar alguna maniobra individual no fueron productivas y el dueño de casa se veía impotente desde la parte ofensiva. Sin embargo, con todos estos defectos a cuestas, un guiño del destino en el final de la etapa le dio la chance de la igualdad. Una pérdida de Krychowiak derivó en Özil, quien con su habitual manejo de los tiempos habilitó puntualmente a Alexis para que éste enganche y haga pasar de largo a un polaco que le cometió penal en su intento de robrarle el balón. Giroud no dudó en la ejecución y puso el 1-1, que hasta ese entonces no se condecía para nada con lo mostrado por el local.

El penal de Giroud que ponía el transitorio 1-1. Los Gunners llevan 18 encuentros invictos en todas las competiciones, pero aún así presentan problemas en el juego últimamente. (Foto: Squawka)
El penal de Giroud que ponía el transitorio 1-1. Los Gunners llevan 18 encuentros invictos en todas las competiciones, pero aún así presentan problemas en el juego últimamente. (Foto: Squawka)

En un segundo tiempo que comenzó más parejo, con avances de los dos equipos, un tiro libre de Lucas Moura que se estrelló contra el travesaño fue la primera ocasión de riesgo. Después de ese arranque nivelado, el local empezó a despertar e inquietó más a los franceses. Giroud capturó un centro pasado de Jenkinson y su zurdazo fue bloqueado por Thiago Silva. El cuadro londinense siguió yendo y más temprano que tarde encontró la ventaja en otra jugada donde la fortuna estuvo de su lado. Alexis inició una maniobra, abrió a la derecha nuevamente para Jenkinson y éste colocó un centro para Aaron Ramsey, cuyo disparo fue despejado por Marquinhos con la mala fortuna de un rebote en Marco Verratti que se metió en su propio arco. Un tanto en contra le estaba enderezando el trámite al Arsenal, que pese a esto nunca pudo tener el control del trámite en sus manos. Tanto así que la ventaja no le duraría mucho y ésta vez la suerte favorecería a los parisinos. En un córner desde la derecha, Lucas se desprendió de su marca y envió un cabezazo que era débil e iba a las manos de David Ospina, pero Alex Iwobi se metió en el medio, confundiendo al arquero colombiano y propiciando el 2-2.

En el tramo final Wenger metió cambios ambiciosos para retomar la ventaja, pero su elenco no acusó recibo de las pretensiones que su entrenador buscó enviar desde el banco y culminó el duelo viéndose superado físicamente. PSG, sin ir decididamente, gozó de dos ocasiones aprovechando algún desconcierto local a la hora de marcar en ataque. En primera instancia Lucas habilitó al espacio a un Cavani que se fue sólo al gol, pero quiso picársela al arquero y no tuvo éxito ante el sobrio posicionamiento de Ospina. En la última del juego, Cavani fue habilitado nuevamente por Lucas con un centro preciso al que el uruguayo asistió a tiempo siendo más rápido que su marcador, pero su cabezazo salió apenas desviado. La cosa culminó empatada y, con los dos goles de visitante, los franceses arrebataron el primer puesto que Arsenal ostentaba por mejor diferencia de gol debido a que el score acumulado entre los dos equipos pesa más a la hora de definir en caso de igualdad de puntos. Los Gunners ahora deberán ganar en Basilea y rogar porque Ludogorets arañe algún punto en el Parque de los Príncipes.

 

Rostov sorprendió al Bayern

En el Olimp-2 Stadium, el conjunto de Carlo Ancelotti quería mantener sus chances de ser primero en el grupo, pero al final se llevó un impensado traspié. El duelo comenzó como se preveía, con los teutones en posición ante un anfitrión replegado, que sin embargo generó la ocasión inicial. En una duda defensiva de los alemanes tras un pelotazo largo, Aleksandr Erokhin anticipó de cabeza la salida de Manuel Neuer, pero no tuvo fortuna y su cabezazo salió desviado. La réplica de un espeso Bayern se dio mediante la pelota parada: Holger Badstuber anticipó un córner al primer palo de Douglas Costa, pero el guardameta Soslán Dzhanayev evitó el gol del central con una gran estirada. Poco después hubo otro aviso del visitante a través de Renato Sanches, que recibió a veinticinco metros del arco y decidió probar con un disparo lejano que obligó al golero ruso a sacarla al tiro de esquina tras el pique. Cerca del descanso los muniqueses encontraron la ventaja haciendo valer la jerarquía de sus nombres. En un desborde de Sanches culminado con un remate que tapó el arquero, César Navas despejó corto sirviéndole el balón a Douglas Costa y el brasileño no perdonó ante semejante regalo. El Bayern siguió con intenciones de atacar y pudo haber llegado al segundo: Douglas Costa, Rafinha sacó un envío que se desvió y se fue contra el arco de Dzhanayev, que nuevamente respondió despejando al córner.

Sin embargo, un error de los alemanes revivió al elenco soviético y lo puso de nuevo en partido. Tras una mala salida, Dmitriy Poloz interceptó y asistió rápidamente a Sardar Azmoun, que tras sacarse a de encima a Jerome Boateng puso el 1-1 definiendo con clase. Ni bien comenzó la segunda parte Rostov pasó al frente gracias a un penal más que dudoso sancionado por el árbitro Artur Días Soares, en el que Boateng, de flojo desempeño cruzó a Cristian Noboa sin aparente infracción. Poco le importó esto a Poloz, que facturó mediante la pena máxima y puso arriba 2-1 a su equipo. No obstante, la visita se repuso sólo cinco minutos más tarde con una acción en la que Sanches y Ribery se encontraron por izquierda y el francés habilitó con un gran pase filtrado a Juan Bernat, quien llegó al área por un pasillo interior y vulneró al arquero Dzhanayev por la parte superior de su primer palo. A pesar del empate, el trámite nunca respondió a los intereses de los de Ancelotti y en una jugada aislada los rusos dieron la sorpresa para llegar a su triunfo europeo más resonante. Noboa ejecutó con suma precisión un tiro libre que se le metió a Neuer por el palo de la barrera. Desde ese momento, el local aguantó como pudo los embates de un conjunto teutón muy apurado y poco preciso, que metió a Thomas Müller para lograr al menos la igualdad pero que salvo algún cabezazo del hombre de la selección no llevó peligro. El elenco del sur de Rusia tuvo la última ocasión, pero Erokhin desvió su remate luego de que un envío desde la derecha. Fue final y la materialización de una gran victoria para el Rostov, que a pesar de ya estar eliminado de Champions podría darle el boleto a Europa League ya que lo ubica con cuatro puntos, tres por encima de PSV, su rival en la última fecha.

rostov-getty
Azmoun festeja el empate transitorio de su equipo. Rostov dio el golpe de la jornada al bajar al tanque alemán. (Foto: Getty Images)

 

Basel y Ludogorets, en cero

En un encuentro del que poco se esperaba, poco dieron sus protagonistas. En el Vasil Levski de Sofía, búlgaros y suizos pretendían un resultado que los ponga a un paso de llegar a Europa League. Sin embargo, a ambos les costó mucho inquietar al otro y las cosas iban a finalizar como comenzaron. En una primera mitad muy aburrida, Basel tuvo la chance más importante de la mano de Matías Delgado, que sorprendió con un tiro libre desde un ángulo cerrado, pero el arquero Vladislav Stoyanov alcanzó a reaccionar para evitar el tanto del argentino ex Chacarita. El guardameta de la selección de Bulgaria iba a aparecer nuevamente en la segunda parte para mantener el cero: Mohamed Elyounoussi maniobró por izquierda y tras una conexión fallida con Seydou Doumbia, presionó, recuperó la pelota y se adentró en el área para sacar un derechazo que Stoyanov le atajó de gran manera. El local, sorpresivamente anémico en ataque, respondió a los quince del complemento con un disparo de Claudiu Keseru que pasó cerca del arco visitante. En la última clara, a diez del final, Éder Álvarez Balanta encontró con un largo pelotazo a Delgado, que la tomó y cuando se prestaba para disparar apareció José Luis Palomino, otro argentino, para impedirle el tanto. Igualdad entre los más débiles del grupo, que deja a los búlgaros con el tercer puesto por el gol de visitante que convirtieron en el 1-1 anterior entre ambos. La última jornada ambos intentarán al menos atrapar un punto ante los candidatos del grupo para asegurarse ese puesto en Europa League.

Foto destacada: Sky Sports


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*