Italia Serie A

Serie A: Aplausos para Rebic, la nueva carta de gol de Milán

Por segundo juego consecutivo, el croata arrancó como suplente pero luego ingresó y convirtió el grito sagrado para salir airoso de Lombardía. Brescia se hunde en el descenso y ya acumula 6 partidos sin ganar.

No hay tiempo que perder en un intenso año para el “Viejo Continente” porque el calendario aprieta y es necesario aprovechar cualquier fecha para jugar. En la apertura del girone 21 del fútbol italiano, Milán se impuso 1-0 sobre Brescia en su visita al Stadio Mario Rigamonti y escaló al sexto lugar de la tabla, en zona de Europa League.

Creer o reventar con el “efecto Zlatan” porque desde la llegada del sueco que el equipo se encuentra en una franca levantada. Diez puntos sobre 12 en juego es una cifra nada despreciable, más si se tiene en cuenta que el “Rossonero” apenas cosechó 21 unidades en los 17 partidos anteriores.

Sin embargo, el nuevo héroe resultó ser un tapado. Mientras se preguntan qué hacer con Kzrysztof Piatek cuando no convierte y se espera que Ibrahimovic haga todo el trabajo, Ante Rebic tiene la llave del gol. Es que el balcánico fue decisivo el fin de semana anterior en la agónica victoria ante Udinese y hoy no quiso ser menos en la conquista de 3 puntos vitales.

Por su parte, los dirigidos por Eugenio Corini necesitaban imperiosamente cortar con la sequía de 5 encuentros sin halagos. Penúltimos con apenas 15 unidades – no tan lejos de la salvación, digamos todo – era hora de agregarle un poco de resultado al buen juego exhibido. Todo muy lindo con eso de jugar bien, pero si el equipo no suma puntos, la próxima temporada regresará a la Serie B, por más que la lírica nos hable de la nobleza de los recursos utilizados.

Arrancó mejor el visitante, con un centro de Rafael Leao desde la derecha que le quedó un poco alto para el cabezazo a Zlatan. Pero el sueco se las ingenió para molestar a su marcador Stefano Sabelli, quien cabeceó bombeado hacia su propio arco y la bola bajó de repente. Jesse Joronen tuvo que esforzarse con una volada para salvar la inminente caída de su valla.

Brescia contestó con un rápido contraataque iniciado por Ernesto Torregrossa. El capitán habilitó a Sabelli por derecha, quien mandó un envío pasado al segundo palo. Por el fondo Florian Aye pudo cabecear de pique al suelo y Gianluigi Donnarumma se mandó una atajada colosal.

Zlatan tuvo una chance de oro que increíblemente desperdició casi en plena área chica. Buena combinación por izquierda entre Andrea Conti y Rafael Leao que terminó con un desborde del portugués y el posterior centro rasante. Solito y solo Ibrahimovic tocó apenas de zurda y la redonda se fue pidiendo permiso al lado del vertical derecho. Inexplicable por qué no le dio de derecha ante un arquero ya resignado (al menos Zlatan demostró que es humano).

En la segunda etapa, el dueño de casa se animó un poco más y tomó la iniciativa en ataque. Un centro bombeado de Sandro Tonali sobre el área de Milán fue bajado de cabeza por Aye. Le quedó linda a Torregrossa para la volea pero le faltó suerte porque la caprichosa se fue apenas ancha.

Más tarde, el “Rossonero” volvió a flaquear en la última línea. Precioso pase de Tonali – una de las nuevas joyas del “Calcio” – para hacer correr en la derecha a Dimitri Bisoli. Bola picando y furibundo remate que fue conjurado por “San-Luigi” Donnarumma, patrono absoluto del arco visitante.

La tercera no fue la vencida: slalom de Ernesto Torregrossa de la derecha al centro y fierrazo de zurda que otra vez tapó Donnarumma. Los de Stefano Pioli salieron un poco del asedio con un lejano derechazo de Hakan Calhanoglu que se fue muy cerquita del poste izquierdo de Joronen.

Hasta que el oportunismo de un lado y la falta de concentración en el otro, hicieron que el visitante se llevase demasiado premio. La defensa local descuidó a Zlatan en la derecha y el sueco la metió en paralelo al corazón del área. Samu Castillejo no pudo en primera instancia y cuando parecía que se diluía la situación, tocó para Ante Rebic. Y el croata no perdonó: se infló la red lombarda y Milán quebró el cero en el minuto 71.

Theo Hernández se mandó una jugada monumental, más linda e imponente que el mismísimo Duomo. Veloz contraataque del francés, que arrancó en el propio campo con un delicioso caño sobre su primer marcador. Fueron más de 60 metros con pelota dominada mientras lo rodeaban 3 rivales sin mucho que hacer. Apenas pisó la tierra prometida, el galo sacó un misil de zurda que impactó en el ángulo superior izquierdo del arco de Joronen. Dicen que todavía retumba el sonido metálico.

Ganó Milán y punto. Aprovechó la situación propicia en el momento indicado y se impuso por mayor fuerza moral que por peso propio. Brescia no levanta cabeza y enseguida se desanima ante las adversidades. Todo lo contrario para la squadra de Stefano Pioli, que le hizo un guiño a la película protagonizada por Bette Midler y Dennis Farina porque se sintió protagonista otra vez y despertó “aquel viejo sentimiento”.

Síntesis:

Brescia (0): Joronen; Sabelli, Cistana, Chancellor y Mateju; Bisoli (Skraab), Dessena (Ndoj), Rómulo y Tonali; Torregrossa y Aye (A. Donnarumma). DT: Eugenio Corini.

Milán (1): G. Donnarumma; Conti, Kjaer, Romagnoli y Hernández; Castillejo, Kessie, Bennacer y Calhanoglu (Krunic); Ibrahimovic y Rafael Leao (Rebic). DT: Stefano Pioli.

Árbitro: Paolo Valeri.

(Foto Principal: Goal.com)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *