Inglaterra Premier League

Community Shield: Liverpool arrancó con el pie derecho

Los “Reds” mostraron su contundencia y vencieron a Manchester City en el primer duelo oficial de la temporada. Julián Álvarez convirtió el empate transitorio a los 12 minutos de haber ingresado al campo de juego.

Se levantó el telón de manera formal en la temporada 2022-23 en Inglaterra con la disputa del denominado Community Shield, el encuentro que disputan el vencedor de la Premier League con el ganador de la FA Cup. En el King Power Stadium – la casa del Leicester City – Liverpool se impuso 3-1 sobre Manchester City y levantó su trofeo número 16.

Los nuevos conocidos que suelen animar una de las ligas más competitivas del “Viejo Continente”, midieron fuerzas en el inicio de la temporada. Mucha expectativa en ambos lados con los fichajes estrella en el ataque: los “Reds” ya no tienen a Sadio Mané pero se hicieron de los servicios del uruguayo Darwin Núñez. Por su parte, los “Cityzens” rompieron el mercado con la contratación de Erling Braut Haaland y también apostaron a los goles de Julián Álvarez, de notable crecimiento en la Argentina y Sudamérica y con grandes expectativas de explotar aún más en Europa.

Más allá de las individualidades, siempre es bueno recordar que el todo es más que la suma de las partes. Las grandes figuras pueden ganar algunos partidos pero un equipo sólido que funciona como tal, con una identidad marcada y una idea definida, es lo que hace la diferencia al final de la temporada.

Y golpeó primero el conjunto de Mersyside, con la aparición goleadora del que suele alimentar a los de arriba con su exquisita pegada. A los 21´, los “Reds” fueron pacientes al mover la pelota de un costado a otro. Cambio de frente de Roberto Firmino desde la izquierda a la otra orilla para un Mohamed Salah que recibió cual 7 bravo. Enganche hacia adentro del egipcio y toque corto para Trente Alexander-Arnold, quien no dudó en darle como venía con el pie derecho para colocar la bola junto al palo más lejano. El intento de rechazo de cabeza de Nathan Aké desvió un poco la pelota pero no ensució para nada la excelsa definición del lateral derecho inglés.

Los de Pep Guardiola rindieron el culto a la posesión pero no inquietaron demasiado de 3/4 de cancha hacia adelante. Haaland demasiado solo con un Jack Grealish impreciso y un Riyad Mahrez que tampoco tuvo lucidez en la última puntada. El DT tomó nota de esto y metió frescura un rato antes de la hora de juego: adentro Julián Álvarez y Phil Foden como para rodear al androide noruego de esos ligeritos que arriba hacen la diferencia.

Llegó la igualdad en el minuto 70 y el tiempo le dio la razón a Guardiola. Bola cruzada de Kevin De Bruyne desde la derecha y toque de primera de Foden, sin demasiada potencia. Estaba muy cerca del arquero Adrián y el español desvió el remate cuando tuvo la pelota muy encima. Rebote corto que el propio Foden le peleó al portero ibérico y el cuero quedó suelto. Arremetió Julián para arañar con la punta del botín y dejar todo como al principio, en su debut estelar en Inglaterra.

Un poco más animado el conjunto “ciudadano” quiso inclinar la cancha con un poco más de empuje que fútbol. Liverpool tuvo algunas dudas luego del empate pero la contundencia fue su arma decisiva para corregir el rumbo.

A los 83´, un centro de Salah desde la derecha fue justito para la cabeza de Darwin Núñez. El uruguayo dijo que sí para bajarla y la mano de Rubén Días se interpuso en el camino. El árbitro Craig Pawson aplicó el “siga siga” hasta que lo llamaron de la mesa de control. La mano fue clara y el reglamento de cristal suele ser ecuánime por lo que se señaló el manchón de cal. Mohamed Salah no se puso nada nervioso y batió a Ederson Moraes desde los 12 pasos, para recuperar la ventaja.

Quedó tiempo para otro estreno en la red y así liquidar el pleito. Cuarto minuto de tiempo adicional y una réplica fatal tiñó de rojo la celebración para los de Jürgen Klopp. De Salah para Andrew Robertson y gran cabezazo del escocés para servirle el tercero a Núñez. El oriental se arrojó de cabeza y tuvo su bautismo de gol, como para mostrar su evolución goleadora.

Nada de caridad para Liverpool, que se hizo de su estrella número 16 en el primer partido oficial de la temporada. Manchester United todavía es el más ganador con 21 títulos y los “Cityzens” se quedaron en 6 coronas.

Fue la primera batalla de lo que seguramente será una guerra de aquí hasta el final del camino entre 2 equipos que dominan la escena local desde hace años y que también extienden su protagonismo más allá de las fronteras. Liverpool celebró primero y si a Klopp se lo ve contento, entonces déjalo ser.

Por Emiliano Schiavi / @ejschiavi

Síntesis:

Liverpool (3): Adrián; Alexander-Arnold (Milner), Matip, van Dijk y Robertson; Henderson (Elliott), Fabinho y Thiago Alcántara (Keita); Salah (Curtis Jones), Firmino (Núñez) y Luis Díaz (Fabio Carvalho). DT: Jürgen Klopp.

Manchester City (1): Ederson; Walker, Días, Aké y Cancelo; De Bruyne (Gündodan), Rodri y Bernardo Silva; Grealish (Foden), Haaland y Mahrez (Julián Álvarez). DT: Pep Guardiola.

Goles: Trent Alexander-Arnold (21´), Mohamed Salah de penal (83´) y Darwin Núñerz (94´) (LIV); Julián Álvarez (70´) (MCI)

Árbitro: Craig Pawson

(Foto Principal: @LFC)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que sólo se conseguía en pocos kioscos del Centro. También me acompañaba algún VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.