A-League

Central Coast Mariners nuevamente es el rey de Australia

Triunfo en el suplementario sobre Melbourne Victory para coronar una temporada de ensueño. Es el primer club australiano que consigue el triplete: fase regular y liga local + AFC Cup.

Al otro lado del mundo todavía continúan los festejos porque un equipo se coronó como bicampeón de la A-League. En el Industree Group Stadium de la bahía de Gosford, Central Coast Mariners dio cuenta de Melbourne Victory por 3-1 y sumó su segunda estrella doméstica.

Una “Gran Final” que tuvo como escenario a la casa del mejor equipo de la fase regular. Se esperaba al “extranjero legal” de Wellington Phoenix para que en la definición estuvieran los 2 que pelearon palmo a palmo por el primer puesto pero la “Big V” tuvo otros planes y se metió en silencio en la lucha por el anillo de campeón.

Y fue la visita la que se adelantó en el tanteador en el minuto 50. De un saque de costado de Adama Traoré en la banda izquierda, la pelota le cayó a Jordi Valadón, quien limpió juego hacia atrás. Sensacional derechazo de Jason Geria con el pie bien abierto y la bola se alojó en el ángulo superior derecho de la vala defendida por Danny Vukovic. Pedazo de gol para el defensor nacido en Canberra hace 31 años.

Pero el equipo costero sabe librar batallas que parecen perdidas y siempre tiene un resto para hacerle frente a la adversidad. De un comienzo de torneo que sólo supo de derrotas a imponerse en lo más alto sobre el resto de los mortales. Los “Mariners” no podían fallarle a su afición y consiguieron el agónico empate en tiempo de descuento.

Minuto 91 de 96 y una rápida jugada que nació en la izquierda dejó a Joshua Nisbet aguantando la pelota y descargando para la llegada de Ryan Edmondson. Remate rasante de derecha del joven inglés para dejar como estatua al arquero Paul Izzo y llevar la contienda a la prórroga.

Enseguida en el suplementario el local se las arregló para enderezar la nave. De Nisbet para Ronald Barcellos en la izquierda y el toque al medio para la entrada de Miguel Di Prizio, quien conectó de primera y puso el 2-1 en el minuto 97. El muchachito de 18 abriles es el goleador más joven en anotar en una “Gran Final”, producto de la cantera del elenco costero.

La fiesta se completó con la rúbrica del resultado en la última jugada del partido. Bochazo largo de Jacob Farrell que dejó a 2 compañeros contra 1 defensor rival. Edmondson pisó la tierra prometida y tenía pase al medio para Nisbet, pero el inglés se llenó el pie derecho de confianza y depositó el cuero en el segundo palo de un resignado Izzo. Cotejo liquidado y nuevo anillo de campeón para el mejor de la temporada.

Central Coast Mariners sumó su tercera estrella local – segunda en fila – y además le puso el broche de oro a una temporada gloriosa. Campeones de la fase regular, coronada con el título en la “Gran Final” y en el medio la obtención de la AFC Cup (vendría a ser algo así como la Copa Sudamericana de la Conmebol). El único equipo australiano de la historia que tiene el privilegio de un triplete y que pareciera no alcanzar su techo aún.

Despedida con honores para el veteranísimo Danny Vukovic, que a sus 39 años decidió colgar los guantes y retirarse con un “last dance” de película.

Por Emiliano Schiavi / @ejschiavi

Síntesis:

Central Coast Mariners (3): Vukovic; Roux (Ronald Barcellos), Hall, Kaltak y Farrell; Mikael Doka, Tapp (Steele), Ballard y Theoharous (Di Prizio); Kuol (Edmondson) y Nisbet. DT: Mark Jackson.

Melbourne Victory (1): Izzo; Geria, Da Silva, Miranda y Traoré (Chapman); Arzani (Folami), Valadón (Brimmer), Teague, Machach (Bonevacia) y Khelifi (Velupillay); Fornaroli (Ikonomidis). DT: Tony Popovic.

Goles: Ryan Edmondson (91´ y 121´) y Miguel Di Prizio (97´) (CCM); Jason Geria (50´) (MVY)

Árbitro: Álex King.

(Foto Principal: @aleaguemen)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que sólo se conseguía en pocos kioscos del Centro. También me acompañaba algún VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *