África Torneos Internacionales

AFCON 2021: Camerún se abraza a su sueño y está en semifinales

“Toko-Ekambi” y me voy ante Gambia para reafirmar su condición de candidato. Burkina Faso tiene la misma ilusión y se cargó a Túnez, para meterse entre los 4 primeros en 2 de las últimas 3 ediciones.

En marcha los cuartos de final de la Copa Africana de Naciones y el anfitrión avanza a paso firme porque tiene el gol entre ceja y ceja. En Douala, Camerún doblegó 2-0 a Gambia y se clasificó semifinalista del torneo.

Los “Leones Indomables” debieron ganar por una diferencia mayor porque el arquero gambiano Baboucarr Gayé fue la figura excluyente de su equipo y sus intervenciones evitaron quizás 2 o 3 tantos más en contra.

El ataque camerunés es cada vez más feroz porque los 11 gritos sagrados fueron anotados por 2 futbolistas: Vincente Aboubakar y Karl Toko-Ekambi (hoy se despachó con un doblete).

En cuestión de 7 minutos se terminó la resistencia de los “Escorpiones” porque fue el local quien metió primero la cola. A los 50´, un centro de Collins Fai desde la derecha contó con el magnífico cabezazo de Toko-Ekambi para – al fin – batir a un Gayé que parecía imbatible

Minuto 57 y la diferencia en el marcador se ajustó un poco más a la realidad. Escalada de Martin Hongla por izquierda y gran envío al segundo palo donde apareció preciso y precioso Karl Toko-Ekambi para liquidar el pleito. Quinta diana en el certamen para el delantero del Lyon, que lleva un total de 10 goles con la camiseta de su Selección.

Fue más que meritoria la performance de Gambia en su primer torneo mayor. Por segunda edición consecutiva, un debutante se mete en la instancia de cuartos de final (Madagascar hizo lo mismo en Egipto 2019).

Burkina Faso también persigue el sueño dorado y dio cuenta de Túnez por 1-0, en Garoua. Los “Etalions” vuelven a semifinales luego de la pausa de hace 3 años y quieren llegar bien alto como en 2013, cuando alcanzaron la final ante Nigeria (aunque pudieron alzarse con la corona).

El elenco de Kamou Malo había eliminado a Gabón por penales en la instancia de octavos de final, mientras que las “Águilas de Cartago” dejaron en el camino a Nigeria, el único seleccionado con registro perfecto en la primera fase.

El golpe burkinés llegó cuando se acababa la primera etapa. Los tunecinos volcados en ataque y Gustavo Sangaré recuperó una pelota en el lateral izquierdo para iniciar sesión de contraataque. Djibril Outtara aguantó la pelota (y la carga de un rival) para descargar con inteligencia para Betrand Traoré. Gran pase para el pique de Dango Outtara y a correr: el jugador del Lorient francés pisó la tierra prometida y metió el freno cuando salía el arquero Ben Said y lo perseguían 2 adversarios. Toque de zurda por el único hueco disponible y golazo de los “Etalions” por aceleración y definición.

Suspenso en los minutos finales porque el autor del único gol del partido se fue antes al vestuario. Outtara disputó una pelota aérea con Ali Maaloul y utilizó el codo en la cara de su rival. En principio era amarilla pero el árbitro Bondo de Botswana fue llamado por la mesa de control. El VAR demostró que la cartulina merecía otro color y roja directa para Djibril Outtara. Pero no hubo tiempo para épica tunecina y Burkina Faso confirmó su membresía en el “club de los 4”.

(Foto Principal: @CAF_Online)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que sólo se conseguía en pocos kioscos del Centro. También me acompañaba algún VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.