Un triunfo de oro

Con gol de Julián Palacios, y con uno menos durante casi todo el ST, San Lorenzo le ganó 1-0 a Vélez en el Gasometro. El Ciclón volvió a zona de copas.

Fue una de esas victorias que alivian, que se festejan. Un victoria cuyo tres puntos valen casi seis. Por eso lo festejaron con puños apretados en las tribunas del Bidegain y también cuerpo técnico y jugadores del Azulgrana.

¿Porque tanto desahogo? El mal comienzo en la reanudación de la Superliga, con un punto sobre seis. La pica con el rival, éste Vélez de Heinze que es un hueso duro de roer. La necesidad de ganar para no seguir alejándose de la zona de Copas, el objetivo inmediato del Ciclón tras la distancia con los punteros de la Superliga.

Pero todo reforzado por cómo se dio el triunfo, una victoria de esas que cuestan sudor y lágrimas. Porque la expulsión irresponsable de Fabricio Coloccini, sobre el cierre de la primeros 45, dejó al Cuervo con uno menos para todo el ST.

Hay que ser realista: el CASLA se llevó mucho premio para lo que mostró. En el complemento fue completamente sometido por el Fortín. Y recién la expulsión de Lautaro Gianetti en la visita, sobre el filo del encuentro, trajo alivio.

En el primer tiempo ambos se repartieron la pelota, pero sin profundidad. Vélez mostraba más vocación ofensiva pero el fútbol tiene elementos mágicos y en una contra a los 29′ llegó el gol del local: contra iniciada por Nicolás Fernández, la siguió Ángel Romero, centro que no llegó a conectar Ramírez y definición sutil del juvenil Julián Palacios ante la salida de Hoyos.

Todo un pleno de Diego Monarriz que sacó del once a Diego Rodríguez para poner a Julián Palacios. El Ciclón la llevaba bien hasta la tonta expulsión de Coloccini por una durísima entrada a Agustín Bouzat.

Como se dijo anteriormente, todo fue de Vélez en el ST. Monarriz sacó a Uvita para poner a Gonzalo Rodríguez dejando en claro que la idea iba a ser aguantar. Así fue, los de Liniers fueron claros dominadores, con circulación de pelota y bocha por el piso. 

Una gran actuación de Torrico, la figura, y la mala puntería del Fortín, hicieron que el partido cierre con ese 1-0. Ortega, Centurión, Roberttone, Almada. Todos tuvieron el empate pero la suerte estaba echada. La expulsión de Gianetti, algo exagerada por parte de Lamolina, fue lo que desató el festejo del final.

Vélez volvió a fallar en uno de esos partidos, que templan el carácter. Que no mereció perder, está claro. Pero aparecía como el equipo sensación para esta segunda parte de la Superliga y sólo lleva dos puntos sobre nueve. Dar el salto de calidad cuando la circunstancia lo marca, es la deuda pendiente para Heinze.

Para el Azulgrana fue un triunfo determinante. Ingreso a la zona de Sudamericana y con 30 puntos alcanzó la línea de su vencido, Newell’s y Central. Pero qué árbol no tape el bosque. El juego sigue siendo materia para aprobar en el caso de Monarriz.

SÍNTESIS: 

San Lorenzo: Sebastián Torrico; Gino Peruzzi, Fabricio Coloccini, Alejandro Donatti, Bruno Pittón; Julián Palacios, Gerónimo Poblete, Juan Ramírez; Óscar Romero; Ángel Romero y Nicolás Fernández. Director técnico: Diego Monarriz.

Velez: Lucas Hoyos; Matías de los Santos, Lautaro Giannetti, Miguel Brizuela; Pablo Galdames, Gastón Giménez, Lucas Robertone, Francisco Ortega; Agustín Bouzat, Maximiliano Romero y Lucas Janson. Director técnico: Gabriel Heinze.

Gol en el primer tiempo: a los 28 minutos, Palacios (SL).

Cambio en el primer tiempo: a los 45 minutos, Gonzalo Rodríguez por Fernández (SL).

Cambios en el segundo tiempo: en el inicio, Thiago Almada por Brizuela (V); a los 7 minutos, Ricardo Centurión por Bouzat (V); a los 17, Ramón Arias por Palacios (SL); a los 34, Diego Rodríguez por Ramírez (SL); a los 35, Brian Cufré por Ortega (V).

Incidencia en el primer tiempo: a los 41 minutos, expulsado Coloccini (SL).

Incidencia en el segundo tiempo: a los 44 minutos, expulsado Gianetti (V).

Árbitro: Nicolás Lamolina.

Estadio: Nuevo Gasómetro.

Imagen destacada: Vía Pais



Lucas Blanco

Acerca Lucas Blanco

ver todas las publicaciones

Cuando pense que esto era una etapa pasada y perdida de mi vida, Dios quizo que nuevamente me reencuentre con esta pasion. Y el que entiende de "pasiones" (como bien dice el personaje de Guillermo Francella en el "Secretos de tus Ojos) no la cambia por nada. A lo sumo, la posterga, la oculta, pero siempre esta latente hasta que vuelve a despertar. Y un compañero de trabajo hizo de "despertador". Y aqui estoy junto a la gente del Rincon que con mucha generosidad me abrieron las puertas de este "lugarcito" que es combustible para mi vida. El futbol, el deporte en general. Los tatuajes. Los bichos. Los libros. La musica. Lo nacional y popular. Los codigos. Mis otros pasiones que me convirtieron en este loco enamorado que esta aqui para aportar lo poco sabe pero con muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*