UCL: Manchester City, finalista por primera vez en su historia

Los de Guardiola aplicaron su manual de estilo y ahora quieren escribir su página europea más gloriosa. Por tercera temporada consecutiva, a la gran definición llega un debutante en busca de la orejona.

Se hizo realidad el sueño continental de los petrodólares porque el claro dominador del escenario inglés ahora hizo eco más allá de las fronteras. En el Etihad Stadium (sonaba tan puro y popular cuando se hablaba de Maine Road), Manchester City superó 2-0 a París Saint Germain y se clasificó finalista de la UEFA Champions League.

Los “Cityzens” ratificaron lo bueno que mostraron en la “Ciudad Luz” porque se iluminaron en su idea de base y expusieron las debilidades de un equipo que extrañó demasiado al peso de ss individualidades.

Sin Kylian Mbappé lesionado, la responsabilidad en ataque recayó sobre Mauro Icardi, quien no pudo establecer conexión plena con Neymar Jr. y Ángel Di María y el tridente ofensivo se quedó sin señal.

De lado británico, la teoría indicaba que de arranque no era necesario contar con Raheem Sterling, Gabriel Jesús o Sergio Agüero: la ventaja tranquilizadora no era garantía pero sí la premisa que hay volantes y defensores con llegada que definen partidos.

De entrada se encendió la polémica por una pelota que cayó dentro del área y le dio de rebote a Oleksandr Zinchenko. El árbitro neerlandés Bjorn Kuipers señaló el punto de penal casi por inercia, pero luego recibió el llamado desde la mesa de control. Jugada revisada por el VAR y marcha atrás con la sentencia porque el balón le dio al ucraniano en el hombro.

Y cuando menos posesión del esférico tuvo el anfitrión, llegó el primer grito sagrado a los 11 minutos de partido. Todo comenzó en los pies de Ederson Moraes y un largo bochazo para Zinchenko. El lateral habilitó a Kevin De Bruyne, quien prendió la mecha y le dio con derecha. Rebote hacia un costado y Riyad Mahrez – que acompañaba la acción – se animó con la de palo, para ubicar la bola por entre las piernas de Keylor Navas.

Un gol en contra tempranero es un golpe pero la misión parisina era convertir al menos 2. Y estuvo cerca de la igualdad con un recurso que funcionó en los últimos 3 juegos. Minuto 16 y un centro de Di María contó con un cabezazo de Marquinhos. Esta vez la fortuna no le sonrió al brasileño, ya que el cuero rebotó en el travesaño.

Una falla en la salida casi termina con el empate visitante. Ederson jugó en corto y Ángel Di María leyó el pase. Presión del rosarino y rápido remate con un arquero que no quedó bien parado. De milagro la pelota se fue apenas desviada y de a poco la suerte no acompañaba.

Lentamente se acomodaba el porcentaje de la posesión y Manchester City comenzó a hacerse del preciado objeto del deseo. PSG ya no la tenía y el dueño de casa la administraba con paciencia y sin apuro.

Con Icardi definitivamente desconectado, los galos no supieron armar una sociedad con Neymar. Leandro Paredes y Marco Verratti la recuperaban, pero ninguno oficiaba de enlace para distribuir de 3/4 de cancha hacia adelante.

Cerca de la hora de partido, Mauricio Pochettino movió el banco y apostó por Moise Kean como centro delantero y Julián Draxler como un volante con mayor llegada. Y justo se dio todo en 6 minutos que resultaron fatales para los franceses.

A los 63´, los “Cityzens” abrieron el manual del contraataque y lo ejecutaron a la perfección, como para herir de muerte a sus rivales. El juego volcado sobre la izquierda y condujo Phil Foden. Criterioso el wonderkid que jugó como un veterano, porque vio que al final de la jugada llegaba Mahrez libre de marcas. Solito y solo el argelino apareció por el fondo y sin problemas selló su doblete ante el indefenso Navas.

Un zorro del desierto sacó agua de las piedras y liquidó el pleito (Foto: @ChampionsLeague)

PSG sintió el impacto y – para colmo – perdió la cabeza. Minuto 69 y Di María entró en el juego que le propuso Fernandinho y con las revoluciones al tope, lo pisó. Roja directa para el rosarino y aroma a despedida de los galos.

Hasta pudo ser goleada con un zurdazo de Foden que besó el vertical de la mano izquierda de Navas. Mucho más cerca del tercero el “City” que de un eventual descuento la visita.

Por primera vez en su historia, Manchester City jugará la final del máximo torneo europeo de clubes. En sus vitrinas sólo se exhibe la Recopa de Europa 1969-70, que obtuvo luego de vencer 2-1 en la definición al Gornik Zabrze polaco.

Hace 2 temporadas Tottenham debutó en el encuentro decisivo y este año París Saint Germain también jugó su primera final. Ambos se quedaron con las manos vacías, pero los “Cityzens” confían en que la tercera sea la vencida. Será ante Real Madrid o Chelsea, en el infierno de Estambul.

Guardiola lo hizo de nuevo y tendrá una nueva final de la UCL en el horizonte cercano. Dos veces celebró en tono catalán y es momento de emular a Mourinho en la misión de ganarla con 2 equipos diferentes. La Premier en el bolsillo y la Champions al alcance de la mano: el sueño del doblete está muy cerca y puede “vivir para siempre”.

Síntesis:

Manchester City (2): Ederson Moraes; Walker, Stones, Rubén Días y Zinchenko; Mahrez, Fernandinho, Gundogan y De Bruyne (Gabriel Jesús); Bernardo Silva (Sterling) y Foden (Agüero). DT: Pep Guardiola.

París Saint Germain (0): Navas; Florenzi (Dagba), Marquinhos, Kimpembe y Diallo (Bakker); Ander Herrera (Draxler), Paredes (Danilo Pereira) y Verratti; Di María, Neymar Jr. e Icardi (Kean). DT: Mauricio Pochettino.

Goles: Mahrez (11´ y 63´) (MCI)

Árbitro: Bjron Kuipers (Países Bajos)

(Foto Principal: @ChampionsLeague)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*