UCL: Barcelona no necesitó de Messi para ganar

Los “Culés” no extrañaron a su as de espadas y desplegaron sus trucos para cortar con el envión ganador de Inter. Los “Spurs” no se iluminaron en Holanda y siguen sin ganar. Borussia Dortmund le dio una paliza al “Aleti” en casa y el debut europeo de Henry en Mónaco fue cosa de Brujas.

Barcelona derrotó 2-0 a Inter en el Camp Nou y es el cómodo puntero del Grupo B de la UEFA Champions League. Tercera victoria en 3 juegos para los de Ernesto Valverde, que no sufrieron la ausencia de su máxima estrella y tuvieron una sólida performance.

Los italianos encadenaban 7 halagos en fila pero rendían un duro examen. Más allá de no tenerlo a Messi enfrente, el solo hecho de visitar Cataluña no es tarea sencilla para nadie. Por primera vez, Mauro Icardi jugaba en el Camp Nou, tras haber formado parte de la cantera de la Masía en sus primeros años como futbolista.

Mucho culto a la posesión y juego por abajo, pero la primera chance neta de gol vino a través de un balón detenido. Tiro de esquina de Philippe Coutinho desde la izquierda y cabezazo a quemarropa de Clement Lenglet. Sensacional tapada de Samir Handanovic para salvar la caída de su arco.

A los 27´, una hermosa triangulación por izquierda casi termina en gol. De Jordi Alba para Luis Suárez y un taco precioso para habilitar a Rafinha, quien remató de primera y otra vez Handanovic respondió con seguridad. Sería el preludio de la siempre bien ponderada “ley del ex”.

En el minuto 32, los catalanes desbloquearon el marcador. El mundo al revés porque Lucho Suárez se vistió de pasador y metió un quirúrgico envío sobre el área italiana, justito para la llegada de Rafinha. Toque certero para quien fuese jugador del Inter hace unos meses y 1-0 arriba Barcelona.

En la última jugada del primer capítulo casi se estira la ventaja. Tiro libre de Coutinho y desvío en Danilo D´Ambrosio. De milagro la pelota no se metió al otro palo donde iba Handanovic. Paupérrimo desempeño de los entrenados por Spalletti, que mostraron poco y nada en 45 minutos.

El ingreso de Mateo Politano le aportó un poco más de agresividad por las bandas al conjunto italiano. Al inicio del complemento, el ex Sassuolo metió un envenenado centro desde la derecha que se fue cerrando y obligó a una buena respuesta del portero Ter Stegen.

Sin embargo, cada ataque de los “Culés” sugería que el segundo grito estaba al caer. Sergi Roberto recibió un involuntario pase de Asamoah en el área visitante y quedó solo ante Handanovic, pero el guardavallas esloveno volvió a lucirse con otra salvada.

Luis Suárez probó con un tiro libre a lo Messi, es decir con un intento de engañar a propios y extraños con el salto de la barrera. Pelota por bajo y rebote que la elevó, con tanta poca fortuna que se fue por encima del horizontal.

Inter contestó con un anticipo de Lautaro Martínez (reemplazó a Borja Valero a los 63´), pero llegó muy exigido a esa bola y su disparo se fue desviado por el primer poste.

Hasta que a los 82´ pintó el segundo grito local. Gran pase filtrado de Ivan Rakitic para la diagonal de Jordi Alba y el lateral izquierdo definió cruzado, para liquidar el pleito y asegurar el triunfo.

Convincente actuación de Barcelona, que espera confiado por su acérrimo rival en casa: el domingo habrá clásico ante el Madrid y ganar por Champions, sin Messi y con solidez, es mucho más que una buena señal.

El otro encuentro del grupo tuvo un entretenido empate 2-2 entre PSV Eindhoven y Tottenham Hotspur, en el Philips Stadium. No le sirvió de mucho a ambos, ya que acumulan apenas 1 punto sobre 9 y su máxima aspiración pareciera el tercer lugar de la zona, que les permitiría jugar la Europa League.

A los 30´, los locales quebraron el cero al aprovechar un error defensivo. Toby Alderweired se durmió una siesta importante y “Chucky” Lozano le robó la pelota. El mexicano encaró hacia el arco de Hugo Lloris y el defensor belga tuvo un intento desesperado de cierre. Hirving remató y la pelota dio en Toby, para ensayar una extraña parábola y colarse por encima del cuerpo del arquero galo.

Pasaron 9 minutos y los británicos casi que respondieron con la misma moneda. Kieran Trippier ubicó a Lucas Moura en el área local y el disparo del brasileño también se desvió en un rival, para descolocar a Jeroen Zoet y transformarse en el 1-1 parcial.

A los 54´, los “Spurs” dieron vuelta el marcador y fueron fieles a la tradición inglesa. Bola cruzada con la excelsa pegada de Christian Eriksen y soberbio cabezazo de Harry Kane, para dejar las cosas 2-1.

Estaba controlado para los de Mauricio Pochettino hasta que una jugada fue determinante. A 11 minutos del cierre, Hugo Lloris salió a cortar afuera del área un avance de Hirving Lozano y le cometió una dura infracción. Merecida tarjeta roja por ir con los pies hacia adelante y el portero campeón del mundo se fue temprano a las duchas.

No pudo resistir hasta el final el equipo londinense y los locales alcanzaron la paridad a 3 minutos del ocaso. Pablo Rosario se tuvo fe para encarar en la izquierda y meter un buscapié que fue casi una plegaria. Toque sutil del capitán Luuk de Jong y nada que hacer para el arquero Michel Vorm. Reparto de puntos y probable despedida de los octavos de final para los dos.

El postrero desahogo para de Jong y un empate con sabor a poco para ambos (Foto: Cartilage Free Captain)

En el Grupo A hubo choque de punteros y Borussia Dortmund mostró su autoridad. En el Signal Iduna Park, los germanos aplastaron 4-0 a Atlético Madrid y le propinaron a los “Colchoneros” la caída más abultada en el ciclo de Diego Simeone.

El puntero de la Bundesliga volvió a desplegar su arsenal ofensivo y se puso en ventaja a los 38´, con un remate de Axel Witsel que se desvió en un rival y engañó al bueno de Jan Oblak.

Claro que los ibéricos no ligaron y 2 veces escucharon el sonido metálico en la portería defendida por Roman Burki. Primero con un precioso remate con rosca de Saúl que mereció ser gol y se encontró con el ángulo superior derecho. Y luego fue Ángel Correa quien disparó al primer poste y entre Burki y el vertical evitaron el tanto “colchonero”.

Los de Simeone se desmoronaron sobre el final y Dortmund tomó nota de eso. A los 79´, Raphael Guerreiro conectó un preciso envío de Achraf Hakimi y elevó la cuenta a 2.

Pasaron 10 minutos y el triunfo se convirtió en goleada. Otra bola cruzada de Hakimi y esta vez el destinatario fue el juvenil inglés Jadon Sancho: ladrido para el 3-0 y señal que cabalgamos.

A 1 minuto del epílogo, Guerreiro redondeó su doblete. El portugués recibió un insólito pase atrás de Filipe Luis y se encargó de pasar para el cuarto a un desconocido “Aleti”. Duro cachetazo para los españoles, que no obstante todavía están bien posicionados para soñar con un lugar en la próxima instancia.

Nunca antes el “Aleti” de la gestión Cholo había perdido por 4 goles de diferencia (Foto: Ottumwa Courier)

Es que el otro duelo de la zona terminó en empate y el daño que sufrió Atlético Madrid no ha sido mayor. Club Brugge y Mónaco terminaron 1-1 en el Jay Breydelstadion y ambos cosechan apenas 1 punto sobre 9.

Extraña situación vive el equipo del Principado. Penúltimo en la Ligue1 y con un repentino cambio de entrenador. El fierro caliente es ahora propiedad de Thierry Henry y se necesita tiempo para reconstruir la identidad que supo tener.

Los galos se pusieron en ventaja en el minuto 31. Una escapada de Moussa Sylla por derecha tras un pase de Alaksandr Golovin y definición cruzada por parte del muchachito de 18 años.

Pero no duró mucho la alegría visitante, ya que los belgas demostraron que no creen en brujas, pero que las hay, las hay. A los 39´, un centro de Hans Vanaken fue cabeceado por el brasileño Wesley y marcador en tablas.

Son 12 los juegos que acumula Mónaco sin sumar de a 3 y necesita de manera imperiosa cortar con la sequía. La oportunidad será este sábado en casa y ante Dijon.

(Foto Principal: Diario Correo)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*