Serie A: Atalanta fue todo un “Matador”

Histórica paliza en la casa del “Toro” con un Ilicic cada vez más encendido. Bologna se doctoró en Ferrara y se arrima a los puestos europeos. Genoa sigue en desgracia y no pudo ganar ni de penal.

Un tropezón no es caída para un equipo que no deja de pensar en el arco de enfrente. En su visita al Stadio Olímpico de los Alpes, Atalanta apabulló 7-0 a Torino y es el conjunto más goleador de la Serie A con 57 tantos.

La sorpresiva caída en casa ante SPAL el lunes pasado no puede borrar la espectacular campaña de la squadra de Gian Piero Gasperini. Con algunos sobresaltos a nivel europeo (si bien fue el debut en la UCL, al menos consiguió pasar a octavos de final), los bergamascos retomaron el protagonismo doméstico y cada vez que salen a un terreno de juego son garantía de goles y buen fútbol.

A los 17´comenzó la verdadera desgracia para el local. Mérito exclusivo de Juan Palomino en ataque en la punta izquierda, quien peleó una pelota que estaba en poder de Diego Laxalt. El ex San Lorenzo de Almagro se hizo del esférico y metió un centro en paralelo al segundo palo. Aparición en soledad de Josip Ilicic y 1-0 arriba la “Dea”.

Pasaron 12 minutos y llegó el raddoppio visitante. Tiro de esquina desde la derecha que fue rechazado a medias por la defensa y Robin Gosens le dio de aire desde la media luna del área. Salvatore Sirigu nada pudo hacer ante el esquinado zurdazo del alemán y segundo grito bergamasco.

La goleada comenzó a tomar forma en el primer minuto de tiempo agregado. Ilicic se internó en el área ante la marca de 3 rivales y Sasa Lukic no tuvo mejor idea que tomarlo del brazo. Penal sancionado por Marco Guida que Duvan Zapata transformó en gol.

En el complemento vino el definitivo derrumbe local. Un equipo muy golpeado que estuvo para el cachetazo: pareciera como que Atalanta le hizo precio porque generó tantas jugadas de gol que mereció alcanzar los 2 dígitos en el resultado.

La confianza absoluta de un goleador se vio reflejada en el cuarto grito visitante. Minuto 53 y una mano de Koffi Djidji fue castigada con un tiro libre casi en la mitad de la cancha. Todos estaban en otra, menos el avivado Josip Ilicic que se disfrazó de José Luis Félix Chilavert y con absoluta rapidez mental pateó al arco porque Salvatore Sirigu estaba adelantado. Tremenda precisión del esloveno para convertir un pedazo de gol y pasar para el cuarto al sufrido adversario.

La secuencia de la “avivada” de Ilicic, casi como Chilavert ante Burgos en 1996 (Foto: BeSoccer)

Un minuto más tarde, Ilicic hizo la gestión correspondiente para llevarse el balón a su casa. Zapata pivoteó cerca del área y combinó con Alejandro Gómez. El “Papu” le metió un precioso pase quirúrgico al intratable Josip y el esloveno completó su triplete.

Torino aumentó sus pesadillas al quedarse con uno menos en el minuto 76. Armando Izzo adelantó demasiado una pelota y fue mal contra Berat Djimsiti. Segunda amarilla para el defensor local y más calamidades para los de Walter Mazzarri.

Quedó tiempo para que Gian Piero Gasperini acertase con un cambio. A los 82´, Luis Muriel entró a la cancha en reemplazo de Gosens y el colombiano se encargó de cerrar el triunfo con un doblete.

A los 86´, el francés Soualiho Meité dio un mal pase atrás y Rafael Toloi se quedó con la redonda. Meité la quiso arreglar y fue peor el remedio que la enfermedad: artera patada dentro del área y nuevo penal para Atalanta. Muriel también demostró serenidad y llevó la cuenta a la media docena.

Dos minutos pasaron nada más y otra vez Gómez se vistió de excelso pasador, Magnífica habilitación para la diagonal de Luis Muriel y buena definición del colombiano para el escandaloso 7-0.

Al “Toro” lo seguían volviendo loco con la “Verónica” y Lukic se pasó de revoluciones: durísima entrada desde atrás sobre el “Papu” Gómez y roja directa para que su equipo quedase con 9. Guida se dio cuenta que esto iba a terminar peor – no porque los jugadores visitantes cargasen a su rivales ni nada parecido – pero con buen tino decidió terminar el partido unos segundos antes del tiempo cumplido.

Atalanta igualó la línea de Roma en la pelea por el cuarto puesto y no da el brazo a torcer con su ilusión de meterse en la próxima UCL, mientras planifica el duelo de octavos ante Valencia en la edición actual.

Terminó el vuelo corto de SPAL porque Bologna lo bajó de un hondazo en su propia casa. En el Paolo Mazza de Ferrara, el “Felsinei” se impuso 3-1 y regresó al triunfo luego de 3 fechas.

La impensada victoria del conjunto de Leonardo Semplici nada menos que ante Atalanta y en el Gewiss Stadium, encendieron la llama de la esperanza del “sí, se puede”. Sin embargo, el equipo volvió a mostrar las falencias de siempre y los de Sinisa Mihajlovic aprovecharon los momentos indicados para construir un éxito necesario.

Todo comenzó bien para el anfitrión porque un forcejeo entre Nehuén Paz y Federico Di Francesco dentro del área visitante fue motivo de consulta con el VAR. A Michael Fabbri le avisaron que hubo primero infracción del argentino – aunque el agarrón fue mutuo, digamos todo – y pena máxima para SPAL. Andrea Petagna mostró la frialdad de siempre y quebró el cero a los 23´.

Ni un minuto le duró la alegría al local porque enseguida llegó el empate bolognés. Un buscapié de Roberto Soriano en la 18 encontró el de un rival y Francesco Vicari tuvo la mala fortuna de convertir en propia puerta.

A los 59´ el visitante dio vuelta el marcador con un bonito gol de Mussa Barrow. Desborde por izquierda y centro de Rodrigo Palacio que fue rechazado de cabeza por el brasileño Igor. El gambiano Barrow controló el cuero y con un hermoso derechazo con el pie bien abierto colocó la bola junto al palo izquierdo de Etrat Berisha.

Cuatro minutos más tarde, una linda jugada colectiva liquidó el pleito en favor del “Felsinei”. De Takehiro Tomiyashu en la derecha para Palacio y el bahiense habilitó de primera a Soriano, quien metió el balón hacia el medio. Oportuna llegada del capitán Andrea Poli para darle un pase a la red y decorar el definitivo 3-1.

Ni vencedores ni vencidos en el Artemio Franchi con el empate sin goles entre Fiorentina y Genoa. La “squadra viola” conserva el invicto desde que está Giuseppe Iachini en el banquillo (5 partidos) mientras que los “Grifoni” todavía sufren en el penúltimo lugar de la clasificación.

Los toscanos avisaron primero con un cabezazo de Nikola Milenkovic que fue devuelto por el travesaño. Sin embargo, el visitante contó con la ocasión más clara del partido a los 15 minutos de juego.

Germán Pezzella se durmió primero en la marca cuando se le escapaba Andrea Favilli y luego lo desestabilizó dentro del área cuando se disponía a rematar. Penal para los genoveses y tarjeta amarilla para el defensor bahiense. Domenico Criscito con la ejecución al medio y el polaco Bartlomiej Dragowski salvó con los pies mientras volaba hacia su izquierda.

Mattia Perin también tuvo lo suyo en el arco de enfrente, con varias salvadas ante los repetidos intentos de Federico Chiesa en ataque.

Pero los laureles se los llevó definitivamente el polaco Dragowski. Dos sensacionales paradas ahogaron el grito de gol visitante en el segundo tiempo: primero ante un cabezazo de Davide Biraschi que envió por encima del horizontal. Y luego con un duelo cara cara con Andrea Pinamonti.

(Foto Principal: Yahoo Sports)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*