Un resbalón que puede ser fatal

Arsenal jugó un espantoso primer tiempo que le costó una dolorosísima derrota como local ante Watford por 2-1 que quizás sentencie sus posibilidades de campeonar. Kaboul y Deeney pusieron arriba a los Hornets, que debieron aguantar hasta el final tras el descuento de Iwobi para llevarse su primera victoria como visitante contra los Gunners en la historia de la Premier League.

La jornada 23 de la liga inglesa dejó. Además del empate entre Chelsea y Liverpool, en lo que era el encuentro de la fecha, se jugaron otros encuentros que brindaron algunos resultados inesperados. La sorpresa de la fecha estuvo en el Emirates, porque Watford se llevó los primeros tres puntos de su historia en Premier League como visitante de Arsenal, al que se le escapó la gran chance de acortarle distancia al líder Chelsea. En otros duelos, Crystal Palace se llevó un triunfo muy valioso del Vitality Stadium al superar 2-0 a Bournemouth y si bien continúa en zona de descenso, quedó a dos Leicester y mantuvo la misma distancia con Swansea. Por último, el duelo entre Middlesbrough, otro que pelea por quedarse, y West Brom quedó igualado en el Riverside Stadium. Mirá lo mejor de cada encuentro.

Arsenal cayó y puede decir adiós

El conjunto de Arsène Wenger, que afrontó la jornada de miércoles con la expectativa de acercarse a la cima de la tabla, sufrió un inesperado golpe en casa propiciado por un inconcebible primer tiempo propio y uno muy aplicado de Watford, su rival de turno. En diez minutos, un tiro libre de Younes Kaboul que fue desviado en el camino por Aaron Ramsey -quien poco después salió lesionado- puso el sorprendente tanto inicial que encendió las alarmas en el Emirates. Sin embargo, la siesta del local continuó: tres minutos después, Etienne Capoué robó una pelota en el medio e inició una corrida que culminó en el área definiendo ante Petr Cech, que salvó su intento pero nada pudo hacer en el rebote ante Troy Deeney, que viniendo de atrás fue más rápido que toda la defensa de los Gunners y decretó el 2-0. Los locales fueron un manojo de nervios representado por las pocas intervenciones precisas de sus hombres de arriba, mientras que los de Walter Mazzarri continuaron gobernando el trámite ante un atónito y confundido dueño de casa, generando chances a partir de la pelota parada. Un cabezazo bombeado de Sebastian Prödl tras un córner forzó a Cech a despejar por arriba del travesaño, mientras que luego el uruguayo Miguel Britos tomó un rebote en el área que fue bloqueado al córner por Olivier Giroud.

Deeney utilizó su instinto goleador en el área y le dio un segundo golpe al Arsenal del que no se recuperaría. Watford dio la nota en el Emirates. (Foto: Goal.com)

En la segunda parte Arsenal cambió completamente su actitud desde el inicio, con Theo Walcott ingresando por Giroud, y volcando toda su fuerza al ataque con mucho ímpetu, pero con poco fútbol. Tras un intento en el inicio, el ingresado extremo inglés tuvo una de las más claras. Alex Iwobi desniveló por izquierda y le cedió la pelota a Mesut Özil, quien dejó mano a mano al propio Walcott con Heurelho Gomes, que salvó el posterior remate con sus pies. Iwobi empezó a gravitar sobre la banda izquierda y estuvo a punto de marcar a través de una maniobra personal, sin embargo Gomes apareció nuevamente para evitar la caída de su arco. Igualmente, el nigeriano tuvo revancha a los trece del complemento luego de un desborde de Alexis Sánchez que apareció para conectar al gol. Ese momento, el mejor de los de Wenger en el encuentro, comenzó a apagarse y, ante un oponente replegado al máximo, su capacidad de generar peligro mermó. Lucas Pérez ingresó por Francis Coquelin, en lo que fue una total declaración de principios, pero ni de esa forma el equipo londinense se mostró afilado en ataque, aunque tuvo un par de opciones para empatar. Una volea de Nacho Monreal tras capturar un despeje en la puerta del área fue lo más peligroso del dueño de casa hasta que una vivada de Gabriel Paulista en un lateral puso en posición de remate a Lucas Pérez, quien fulminó a Gomes con su tiro, pero éste desafortunadamente fue a parar al travesaño. Así se acabó la historia, y así puede acabarse la liga para Arsenal, que deberá ganar sí o sí en Stamford Bridge ante Chelsea -que está nueve puntos arriba- el próximo sábado para que sus chances de ser campeón revivan un poco. Jugando como hoy será difícil.

El Palace sacó la cabeza del fondo

En el Viatlity Stadium, el complicado elenco dirigido por Sam Allardyce se llevó tres puntos dorados ante un Bournemouth de alicaído presente. Un tempranero tiro de Wilfried Zaha, rápidamente retornado de la Copa África tras la eliminación de Costa de Marfil, se estrelló contra el travesaño y dio aviso a los Cherries de que el visitante había salido con ganas de torcer su presente. Tras esa primera mitad, el Palace encontró al inicio y al final del complemento los goles de la victoria. En la segunda jugada de un córner, Jason Puncheon metió un centro que fue desviado por el central Damien Delaney y conectado a gol en el segundo palo por el otro zaguero, Scott Dann. poco después fue Christian Benteke el que tuvo el segundo, pero su cabezazo tras el envío del recién incorporado Patrick van Aanholt salió desviado. Durante la restante media hora de juego el local tuvo la pelota y la iniciativa, mientras que los Eagles se dedicaron a aguantar. Un movedizo Ryan Fraser fue de lo mejor de Bournemouth y generó una buena acción al asistir a Joshua King, cuyo cabezazo salió apenas arriba del arco. A pesar de esto, el local llegó con poca claridad sobre el área rival y fue entrando cada vez más en la desesperación. Steve Cook, a diez del final, pudo haber igualado en una trepada mas su tiro salió apenas afuera. En el descuento, cuando el dueño de casa quiso sacar un nuevo pelotazo a campo rival, Andros Townsend estuvo despierto, le robó el balón a Simon Francis y al llegar al fondo le puso un centro preciso a Benteke, que definió la historia mediante un cabezazo lleno de potencia. Victoria importantísima para el Crystal Palace, que sigue en zona de descenso aunque ahora tiene tres equipos a nada más que dos puntos. Esperará sumar y que estos caigan para estar una temporada más en la Premier.

El capitán Dann inició el camino de la victoria a través de la pelota parada, una especialidad de los equipos de Allardyce. El Palace luchará por quedarse. (Foto: @PremierLeague)

El Boro no puede olvidarse del descenso

En e Riverside Stadium se enfrentaron un Middlesbrough necesitado que no quería sufrir una nueva derrota como local y un acomodado West Brom que tiene alguna expectativa de jugar en Europa la siguiente campaña. El duelo comenzó movido, ya que en sólo cinco minutos los Baggies lograron ponerse arriba en el marcador. Luego de un tiro libre que no fue bien despejado por la defensa local, James Morrison remató de primera y venció a Víctor Valdés por su primer palo. Sin embargo, la ventaja no le duró demasiado porque diez minutos después Stuart Attwell sancionó un penal de Gareth McAuley sobre Álvaro Negredo, que luego el propio español ejecutó tranquilamente para poner las cosas 1-1. El dueño de casa se vio mejor tras igualar, generando la chance más clara poco antes del descanso mediante un desborde de Adama Traoré que Allan Nyom desvió contra su propio arco, provocando una tapada magnífica de Ben Foster, que luego le negó el gol al uruguayo Christian Stuani. En una segunda mitad más aburrida y sin demasiadas chances, los últimos quince minutos de partido favorecieron al equipo de Tony Pulis, que sin embargo no pudo quebrar con sus armas el empate. Chris Brunt primero, con un remate que Valdés desvió por arriba, y luego Hal Robson-Kanu tuvieron la chance de la victoria para la visita, pero la contienda culminó con una repartija de puntos que no le viene demasiado bien a ninguno de los dos equipos pero menos al local, que sigue a dos puntos del abismo.

Negredo y su tranquilidad característica para los penales le dieron un punto al Boro. Los de Karanka necesitan más de sus goles si quieren salvarse. (Foto: @PremierLeague)

Foto destacada: Premierleague.com


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*