Kun trece de ventaja

Otra función del City en el Etihad, batiendo 4-0 al Bournemouth con doblete de Agüero incluido -además de su gol cien en el estadio de los Citizens-, le permitió estirar la brecha a 13 puntos del United, que lo ganaba pero sufrió un empate agónico en su visita a Leicester. Con todavía media rueda por jugarse, la Premier se tiñe cada día más de celeste.

Parece irreal, pero una liga que siempre muestra paridad y varios capítulos inesperados parece estar resuelta ya en mitad de curso. Esa sensación es completamente atribuible a este fantástico Manchester City que Pep Guardiola ha construido y que volvió a dar muestras de su amplia superioridad sobre el resto. Esta vez la víctima fue Bournemouth, que visitó el Etihad con la mínima esperanza de rascar un punto que lo aleje un poco de la zona de descenso, pero en cambio se volvió a su casa con cuatro goles en la canasta. La resistencia visitante al dominio citizen duró veintiséis minutos, luego de un par de oportunidades encabezadas por los argentinos Sergio Agüero y Nicolás Otamendi. El central, casi siempre ubicado en mitad de cancha junto a Vincent Kompany para mantener en su campo a los Cherries, le sirvió el primer tanto al Kun, que disparó por encima del arco, y luego sacó un furioso derechazo que obligó a Asmir Begović a sacar un manotazo a puro reflejo. No obstante, el bosnio nada pudo hacer cuando Fernandinho sacó un medido centro de zurda hacia el segundo palo y Agüero, por detrás de todos, se lanzó de palomita al 1-0.

Desde el 1-0 en adelante, el partido tuvo un ritmo más bajo, controlado siempre por un City que decidió hacer circular la pelota hasta casi el hartazgo, mientras Bournemouth solamente corría detrás de ella. Finalmente, el local apretó el acelerador en el principio del complemento y cayó el segundo gol. David Silva profundizó con Agüero y el argentino, con un gran toque de primera, habilitó a Raheem Sterling para que este defina de primera y establezca su duodécimo tanto liguero. El duelo retomó el ritmo controlado post 1-0, sin problemas para unos Citizens que sobre el final volvieron a acelerar para dar por tierra cualquier ilusión visitante. Tras un disparo de David Silva apenas por encima del ángulo derecho, el local elaboró una paciente jugada de lado a lado que culminó con un excelente centro de Bernardo Silva y un nuevo cabezazo a la red de Agüero, que con ese tanto llegó a los cien tantos propios en el Etihad -el top scorer en ese estadio-. Quedó tiempo para un gol más a cinco minutos del final: con Bournemouth mal parado, Sterling condujo un contragolpe y asistió al ingresado Danilo, quien se unió a la fiesta marcando su primer tanto como jugador del City. Un día más en la oficina para el cuadro skyblue, que cerrará el 2017 invicto como local, se mantiene invicto en Premier y extiende a 17 su récord de victorias al hilo, sacándole además trece de ventaja al United que no pudo ante Leicester. En la previa del Boxing Day, la liga parece estar regalada para los de Pep.

Agüero fue el actor principal de una nueva goleada del imparable City: dos goles, una asistencia y su gol 100 jugando en el Etihad. El Kun es leyenda en Manchester. (Foto: @ManCity)

Los Red Devils se mancaron en el King Power Stadium

Y si la Premier no está definida es porque el único que llevaba un ritmo ganador importante era Manchester United, pero los de José Mourinho hoy se dejaron un par de puntos que pueden ser vitales a la larga. La visita de los Red Devils a Leicester no se antojaba fácil por el buen momento que pasaban los Foxes -cinco sin perder hasta la pasada jornada-, que sin embargo venían de una derrota impensada ante Crystal Palace y buscaban dar un golpe de efecto para recuperarse. El United tuvo un buen inicio, con sendos remates de Jesse Lingard y Paul Pogba que hicieron trabajar a Kasper Schmeichel, pero el local emparejó las acciones y terminó por pegar primero a los veintisiete minutos a través de un contragolpe. Un balón largo tomó mal parada a la última línea visitante y Riyad Mahrez hizo casi todo el resto: un movimiento genial para despistar la marca de Chris Smalling, una pausa y un gran pase gol para Jamie Vardy, que batió a David De Gea cruzándole el balón al palo lejano. La cosa se les complicó a los de Mourinho, pero cuando los caminos empezaban a cerrarse cayó un empate que alivió al visitante. Lingard la aguantó dentro del área y le dejó la posibilidad de un disparo limpio a Juan Mata, quien la acomodó contra el poste.

La fisonomía del partido cambió en el inicio de la segunda mitad y ambos gozaron de chances inmejorables para ponerse arriba. Leicester lo tuvo en los pies de Christian Fuchs, que recibió un centro de Mahrez desde la derecha y sacó un zurdazo que se hubiera convertido en gol de no ser por una salvada providencial de Victor Lindelöf mientras que del otro lado Anthony Martial elevó su remate tras una magistral asistencia de Romelu Lukaku. Sin embargo, ese gol tan esquivo para ambos al inicio se hizo realidad para la visita mediante una ejecución óptima de un tiro libre de Mata, que colgó la pelota del ángulo y puso así el 2-1. Los Foxes no dudaron en salir a buscar el empate, y eso significó dejar espacios. Para colmo, el ingresado Daniel Amartey recibió dos amonestaciones en menos de quince minutos y debió dejar el campo, dejando un contexto propicio para que el United lo liquidara. Pero los Red Devils no pudieron, porque Lingard estrelló su tiro en el palo tras eludir a Schmeichel y más tarde Marcus Rashford no pudo ante el arquero danés. Y esas chances perdidas le iban a costar. Los últimos minutos fueron una búsqueda a puro empuje del dueño de casa que mantuvo a los de Mourinho resistiendo y rechazando centros, pero en el último minuto de descuento hubo uno que no pudieron rechazar. Marc Albrighton la metió hacia el segundo palo y Harry Maguire llegó sin marca para poner el 2-2 definitivo y amargar a un United que ahora corre trece puntos por detrás del City y ve sus sueños de levantar la Premier cada vez más lejanos.

De Gea mira impotente como el toque de Maguire se mete en la red. El United dejó escapar dos puntos muy importantes en el King Power Stadium. (Foto: Reuters)

Los Blues no pudieron ante Everton; Tottenham goleó a Burnley

En los otros duelos de la jornada, hubo suerte dispar para los equipos de Londres. En el primer turno, Chelsea no pudo pasar del 0-0 en su visita al Everton pese a ser superior durante gran parte el encuentro, sobre todo en la primera parte. El local, en esta versión más conservadora de la mano de Sam Allardyce, sobrevivió y tuvo la mano de la suerte en un par de oportunidades. Phil Jagileka se vistió de héroe al comienzo del encuentro al salvar en la línea de gol los disparos de Tiemoué Bakayoko y Willian, mientras que Jordan Pickford le sacó un zurdazo a Pedro con una gran estirada. Tras salir ileso durante los primeros cuarenta y cinco minutos, los Toffees lograron defender mejor y mantener a raya a los Blues, pero los de Antonio Conte tuvieron la última gran oportunidad a quince del final. Un centro de Víctor Moses fue desviado accidentalmente por Ashley Williams, pero por fortuna para el galés la pelota dio en el travesaño y el 0-0 se mantuvo hasta el final, dejando a Chelsea con las ganas de acercarse al segundo puesto y aún más lejos del City. Por su parte, el Tottenham gozó de una nueva tarde inspirada de Harry Kane para lograr una goleada en su visita a Burnley. La clave para los de Mauricio Pochettino estuvo en la rápida apertura del encuentro, luego de que Dele Alli fuera bajado en el área y Kane decretara el 1-0 a los siete minutos. El local se descontroló inusualmente con el gol, lo que le permitió a los Spurs generar un par más de oportunidades. Una fue para Kane, extrañamente desperdiciada y otra para Moussa Sissoko, quien no pudo en dos instancias ante Nick Pope. Pese al despilfarro de la primera mitad, Tottenham se recompuso en el complemento y resolvió el partido a veinte minutos del final, de la mano de su goleador. Sissoko cortó una pelota en salida rival y asistió al espacio a Kane, que esta vez no perdonó. El ’10’ completó su faena a diez minutos del cierre, culminando una buena acción entre Heung-Min Son y Alli, quien lo puso de frente al arco. Fue 3-0 para los de Pochettino, que quedaron ahora a tan sólo un punto de Liverpool en la disputa por ingresar a la próxima Champions League.

Son ya siete hattricks en lo que va del año para Harry Kane, que además consiguió igualar a Salah en la tabla de goleadores. Dele Alli le dio hoy una mano en su tarea de hoy con dos asistencias. (Foto: Getty Images)

 

Foto destacada: Mancity.com (@ManCity) 


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*