El United goleó y sigue quinto

El Manchester United se sacó de encima al colista –y casi descendido- Sunderland con una goleada 3-0 sin atenuantes, liderada por Ibrahimović y con Sergio Romero en el arco. El sueco abrió el camino, Mkhitaryan puso el segundo y Rashford, con asistencia de Zlatan, selló el resultado para un elenco de Mourinho que aún tiene expectativas de llegar al Top 4.

El Stadium of Light acobijó el duelo entre un Sunderland prácticamente sin opciones de permanecer en Premier que transita sus últimas fechas en la élite y a un Manchester United en una temporada por debajo de las expectativas cuyo objetivo es, al menos, entrar en zona de Champions League. En un duelo que mostró al visitante más cerca del arco en un principio pero luego se fue emparejando, ambos tuvieron algunas oportunidades de abrir el marcador. Los de José Mourinho tuvieron un par de intentos de Jesse Lingard, quien primero buscó un remate de media distancia que Jordan Pickford contuvo sin problemas y más tarde logró penetrar por el medio y sacar un disparo que el arquero mandó a córner con una gran estirada. El local había emparejado las acciones, pero le costó un poco más ser claro y sólo se quedó en aproximaciones con algún disparo lejano, hasta que a los treinta minutos su rival encontró la apertura del marcador. Y la llave, como suele pasar seguido en los Red Devils, estuvo en poder de Zlatan Ibrahimović. El sueco recibió de espaldas en la puerta del área grande, se dio vuelta y sacó un derechazo muy colocado que fue imposible de detener para Pickford, colocando un necesario 1-0 para el United. Los Black Cats intentaron reaccionar tras encajar ese gol y encontraron su oportunidad más clara en el partido con un centro para Victor Anichebe, pero allí estuvo Sergio Romero –hoy titular reemplazando a David De Gea a último momento- para atorar la definición del delantero. Para colmo de males en el local, Sebastian Larsson entró con demasiada imprudencia ante Ander Herrera y fue expulsado directamente por el juez Craig Pawson, haciendo las cosas más difíciles al colista.

Zlatan otra vez volvió a ser el artífice de una victoria del United. El sueco marcó en 21 de los 51 partidos de su equipo esta temporada en todas las competencias y alcanzó los 17 goles en Premier. (Foto: AFP)

Los de Manchester aprovecharon al máximo el hombre de más y golpearon ni bien inició el complemento, exactamente a los cuarenta y cinco segundos, no dejando ni un respiro al rival. Luke Shaw profundizó con Henrikh Mkhitaryan y éste sacó un zurdazo cruzado fulminante luego de quitarse de encima a un rival. Con el 2-0 en su favor, los de Mourinho jugaron el segundo tiempo a un ritmo más aplacado y el entrenador portugués aprovechó para guardar algunas piernas para el venidero compromiso de Europa League. Un centro de Ibrahimović que se desvió en el camino y obligó a Pickford a intervenir, además de una volea elevada de Paul Pogba tras una peinada de Zlatan fueron lo mejor que hizo el United hasta los últimos diez minutos de encuentro.  En ese lapso, ya con un oponente desesperado por encontrar un descuento que nunca arribó, llegaron las mejores opciones para la visita. Anthony Martial quedó mano a mano tras un pase de Pogba, pero una vez más Pickford apareció para evitar que su valla caiga. El propio Pogba estuvo cerca poco después con un tiro libre, hasta que en el minuto final del encuentro, un contragolpe iniciado por el francés derivó en el 3-0. El ex Juventus profundizó con Marcus Rashford y éste se combinó con Ibrahimović, quien le devolvió el balón al juvenil para que, mediante un derechazo cruzado, decrete el resultado final y corte una racha propia de veinte encuentros de liga sin marcar. Buena victoria de los Red Devils, que extienden su invicto a veintiún encuentros (11 victorias, 10 empates) pero aún siguen a las puertas de un cuarto lugar que en este momento les sigue siendo esquivo.

Resumen del partido:

https://www.youtube.com/watch?v=IbhDLbMLB9U

 

Everton cortó la racha de Shakespeare

Los Toffees de Ronald Koeman se recuperaron tras los malos tragos que significaron la derrota ante Liverpool y el empate en el epílogo que les robó Manchester United y reencauzaron su rumbo en la liga deshaciéndose del creciente Leicester. Un arranque eléctrico por parte de ambos motivó que los primeros minutos estuvieran cargados de goles. Solamente pasaron treinta segundos de juego para poder ver como Everton se puso en ventaja: una corrida de Kevin Mirallas desarmó a la defensa visitante y, si bien el belga fue frenado, el balón derivó en un Tom Davies que sometió a Kasper Schmeichel con una buena definición de zurda. El dueño de casa siguió yendo al ataque potenciado por ese tanto madrugador, pero una pérdida de balón le permitió a los Foxes tomarlos mal parados y llegar a la igualdad. Demarai Gray tomó el balón y galopó cincuenta metros hasta abrir la pelota para la llegada de un solitario Islam Slimani que con mucha calma coló la pelota por entre las piernas de Joel Robles. A los diez minutos, la visita volvió a sorprender a través de la pegada de Marc Albrighton, quien se animó desde un ángulo algo cerrado y colgó la pelota de un ángulo para poner arriba a los de Craig Shakespeare, que pretendía extender su racha a seis victorias ligueras seguidas. Leicester pudo haber ampliado en otro contragolpe, pero Robles apareció para negarle el gol a Jamie Vardy. Los de Koeman aprovecharon la disculpa de su rival y consiguieron el 2-2 a los veintitrés minutos, cuando Ross Barkley recibió en la derecha y le puso en la cabeza un preciso centro a Romelu Lukaku, quien no perdonó.

 

Una imagen muy repetida esta temporada, exactamente 22 veces. Esa es la cantidad de goles de Lukaku en la campaña del jugador franquicia de este Everton que sueña con Europa. (Foto: Getty Images)

No fue todo lo que pasó en esa emocionante primera mitad, porque el local se empeñó en ir a ganarlo y estuvo cerca a poco del descanso. Davies recuperó una pelota en tres cuartos de cancha y a su vez ese quite se transformó en asistencia para Barkley, quien había sido descuidado por la defensa rival, mas el inglés no pudo superar a Schmeichel en el mano a mano. Pese a los esfuerzos del danés, los Toffees finalmente lograron desnivelar a través del tiro de esquina subsiguiente: Mirallas lo ejecutó de manera magistral y Phil Jagielka se elevó aún mejor para decretar el 3-2 -y su segundo gol consecutivo tras no anotar en liga durante casi dos años- que le dio a Everton la ventaja a cuatro minutos del final de la primera etapa. En el complemento, cuando no pasaba demasiado, el cuadro de Merseyside selló la posterior victoria con un cuarto gol a los doce minutos. Un nuevo córner de Mirallas fue peinado en el camino y cruzó toda el área hasta ser rematado de derecha por Lukaku, que estampó su decimosegundo tanto en la Premier. Leicester mandó a la cancha a Riyad Mahrez, Ahmed Musa y Leonardo Ulloa, pero poco pudo hacer para torcer la historia de un duelo que prosiguió hasta el final sin cambios. Fue 4-2 para un Everton que se halla a tres puntos de jugar Europa League y a siete del último casillero de Champions, por lo que las ilusiones toffees de jugar en Europa la próxima campaña se mantienen encendidas. Leicester, por su parte, deberá olvidar rápido esta derrota y meterse en “modo Champions”, ya que se medirá en la semana ante Atlético Madrid buscando dar otro golpe resonante.

Foto destacada: Getty Images


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*