Barcelona y Real Madrid silenciaron sus pretensiones

Reparto de puntos en el clásico y una mejor imagen del “Merengue”. Pasaron 49 juegos y 17 años desde la última batalla que no registró goles. Ambos se van como llegaron: líderes en sociedad.

El “Superclásico” del fútbol español no tuvo vencedores ni vencidos. En el Camp Nou – y ante un poco más de 93 mil almas – Barcelona y Real Madrid empataron 0-0, en un encuentro correspondiente a la décima jornada y que había sido aplazado por la tensión política en la región de Cataluña.

No rozó la perfección – como algunos opinólogos suelen decir acerca de una igualdad sin goles – pero el espectáculo no fue aburrido ni mucho menos. Ambos hicieron su juego y tuvieron las ideas claras: los “Culés” no necesitan jugar bien para ganar mientras que el Madrid se convirtió en una verdadero piedra en el zapato de su adversario.

Un tal Lionel Andrés Messi adoptó de arranque el rol de armador. Lejos del área – su hábitat natural – la “Pulga” hizo gala de su excelsa pegada con un precioso pelotazo de casi 50 metros en dirección a Jordi Alba. Escalada del lateral izquierdo y toque de primera al punto del penal, donde Luis Suárez se pasó en la carrera y no pudo aprovechar la casi perfecta triangulación.

Los “Merengues” no se amedrentaron para nada y construyeron el juego en base al tándem Isco-Kroos. Para recuperar la pelota estaban Casemiro y Federico Valverde; para jugarla, los que saben. De Toni para Isco y el malagueño pintó un cuadro con un formidable taco con caño incluido sobre Gerard Piqué, para dejarla en el pie zurdo de Karim Benzema. Disparo del francés y sólida respuesta de Ter Stegen.

De un balón detenido, el visitante casi quiebra el cero a los 16´. Córner corto para Toni Kroos y centro al área chica para Casemiro. Cabezazo de pique al suelo del brasileño y notable reacción de Piqué para rechazar en la línea una bola con destino de gol.

Los catalanes asfixiados en su propia casa y sin el control del cuero. El Madrid se hizo protagonista y sin generar demasiadas situaciones de riesgo, controlaba a su rival en territorio y mentalidad. Una jugada a 5 toques sin que los anfitriones viesen la pelota, terminó con un disparo lejano de Casemiro que Ter Stegen envió al tiro de esquina.

Entonces Barcelona se enojó y quiso aplicar la misma fórmula, con pases precisos y aceleración en el momento indicado. De Messi para Jordi Alba (sí, siempre de memoria) y el lateral buscó al centrodelantero. Despeje a medias de Courtois y la “Pulga” arremetió afuera del área para llevarse puesta la redonda, que iba mansamente hacia la línea de gol. Pero Sergio Ramos estuvo atento y alejó el peligro en la boca del arco.

Federico Valverde no solamente se hacía patrón del mediocampo, sino que además se animaba a los remates de larga distancia. Un centro de Mendy que rechazó Piqué le cayó en el pie derecho al uruguayo. Potente misil teledirigido que se fue abriendo sobre el vertical izquierdo de Ter Stegen.

Minuto 40 y la fórmula repetida estuvo a punto de dar resultado. Quirúrgico pase de Messi para la enésima subida de Alba y le faltó pintura a Jordi para definir mejor, ya que no se decidió si pararla o darle de primera y le salió un imperfecto zurdazo que se fue ancho.

Real Madrid se quedó con la última del primer capítulo. Envío de Mendy desde la izquierda y cabezazo de Lenglet hacia afuera del área. En la media luna la tomó Valverde de volea y el alemán Ter Stegen hizo fácil una pelota complicada, al embolsarla sin dar rebote.

A la hora de partido Barcelona generó su jugada más clara. Frenkie De Jong la inició en la mitad de la cancha y lo puso a correr a Messi. De la “Pulga” para Griezmann y devolución al punto del penal para el rosarino. Messi demostró que es humano, porque tuvo la misma indecisión que Jordi Alba en la chance anterior y no se puso de acuerdo entre controlar la bola o rematar de primera. Sí … Lionel se abatató por primera vez y es noticia.

Los “Merengues” carecieron de presencia en el área contraria. Si bien Gareth Bale demostró una mejoría en su rendimiento, no pudo asociarse con Benzema y la falta de gol se hizo notoria. El Madrid le quitó la pelota al “Barsa”, pero en los últimos metros no supo qué hacer con ella.

No hubo regalo de Navidad anticipado y los goles quedarán para 2020. El punto le cayó mejor a Real Madrid, que además de sumar dejó una buena impresión. Barcelona no mostró su mejor versión pero le hizo caso al viejo refrán futbolero, que dice que “cuando no se puede ganar, no es tan malo empatar”.

Síntesis:

Barcelona (0): Ter Stegen; Semedo (A. Vidal), Piqué, Lenglet y Alba; Sergi Roberto, De Jong y Rakitic; Messi, Griezmann (Ansu Fati) y L. Suárez. DT: Ernesto Valverde.

Real Madrid (0): Courtois; Carvajal, Sergio Ramos, Varane y Mendy; Valverde (Modric), Casemiro, Kroos e Isco (Rodrygo); Benzema y Bale. DT: Zinedine Zidane.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández.

(Foto Principal: Medio Tiempo)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*