Kazuyoshi Miura, el verdadero “Súper Campeón”

El aún activo futbolista japonés de 52 años fue el inspirador de Oliver Atom, el protagonista del popular animé Súper Campeones. Conocé su historia, su relación con la serie animada y su aporte al fútbol japonés.

Muchas fueron las series de dibujos animados japoneses -conocidos como animé- que se expandieron hacia todo el mundo en las décadas de 1980 y 1990. Entre todas ellas, seguramente la gran mayoría de los futboleros recordará a Súper Campeones, que está basada en un manga ambientado en el mundo de la redonda -su nombre original es Capitán Tsubasa– y tiene como principal protagonista al habilidoso Oliver Atom.

Sin embargo, lo que tal vez no muchos sepan es que ese personaje no fue puramente ficticio, sino que su creador, Yoichi Takahashi, se basó en la trayectoria deportiva de un jugador japonés que luego sería trascendental en la historia del fútbol de su país: Kazuyoshi Miura.

Miura con la camiseta del Santos brasileño, donde debutó profesionalmente. Foto: Fútbol Sapiens.

Quizás a los consumidores del animé les haya llamado la atención el hecho de que Oliver Atom, siendo japonés, haya comenzado su carrera en un país tan futbolero como Brasil. Aunque parezca insólito, así es como dio sus primeros pasos Miura, quien a principios de 1980 emigró hacia Sudamérica para formarse en un deporte que ni siquiera era profesional en su país.

Su primer destino fue Juventus de San Pablo, donde comenzó a entrenarse en las divisiones juveniles. Su buen andar lo puso en el radar de un grande brasileño como el Santos, que decidió ficharlo y le brindó la posibilidad de convertirse en profesional. Allí se produjo su debut en 1986, año en el que sólo pudo disputar dos partidos.

En los siguientes cuatro años fue cedido por el Peixe a otros cinco clubes de Brasil, entre los que se destaca otro grande como el Palmeiras. Si bien en el Verdão fue donde más encuentros disputó -25 en total- nunca pudo asentarse y, a pesar de desempeñarse como extremo izquierdo, sólo pudo anotar 10 goles en todos los certámenes brasileños.

Celebrando con los colores del Verdy Kawasaki. Foto: The Asahl Shimbun/Getty Images.

El hecho de no poder afianzarse en Brasil y el deseo de retornar a Japón fueron la combinación ideal que Miura necesitó para tomar la decisión de volver a su tierra en 1990, algo que sería un antes y un después para el fútbol japonés. ¿Por qué? Porque a pesar de que en Sudamérica su paso resultó anecdótico, los japoneses vieron en él a una estrella que venía de jugar en una de las ligas más competitivas del mundo, algo que muy pocos de sus compatriotas habían logrado anteriormente -el primero fue Yasuhiko Okudera-.

Fue así que tras su desembarco en el Yomiuiri F.C., dos años después se profesionalizó el fútbol japonés y se creó así la J. League, que es la máxima división en tierra nipona. Su equipo cambió su nombre a Verdy Kawasaki por obligación de la Asociación de Fútbol de Japón y ese mismo año se convirtió en el primer campeón de la era profesional del país tras conquistar la Copa J. League, logro que repetiría las siguientes dos temporadas.

Pero no sólo el fútbol japonés cambió, sino también Miura. De ser un wing rápido y de pocas anotaciones, pasó a convertirse en un centrodelantero goleador y, de hecho, actualmente es el sexto máximo anotador de la J. League con 135 goles. De todas formas, esa estadística es temporal, pues “Kazu” todavía sigue vigente: a sus 52 años todavía continúa activo y juega en el Yokohama F.C., que milita en la segunda división.

Con la Selección de Japón durante la Copa de Asia de 1992. Foto: The Japan Times.

Más allá de la trayectoria en su país, el oriundo de Shizuoka también supo vestir las camisetas del Genoa, del Dinamo Zagreb y del Sydney F.C. A pesar de que en ninguno de ellos pudo consolidarse y jugó muy poco -37 partidos y 3 goles en total-, en el club croata logró consagrarse campeón de la liga local.

Siguiendo en el rubro internacional, y como no podía ser de otra manera por lo que representó para Japón, Miura jugó en el seleccionado nacional. Su debut lo hizo en 1990 ante Bangladesh por la Copa de Asia, torneo que en 1992 conquistó y que hoy en día constituye su único logro a nivel selección. En total, fue parte de los “Samuráis azules” en 89 ocasiones, en las cuales anotó 55 goles.

Un resumen de los mejores momentos de su carrera. Video: SportVideosMM (YouTube).

Podrían mencionarse otras distinciones que cosechó a lo largo de su llamativa carrera, como ser el MVP de la J. League (1993), el máximo goleador de esa liga (1996) o hasta incluso ser el mejor futbolista asiático (1993). Sin embargo, más allá de eso y de los pocos o muchos trofeos que pueda ostentar, lo cierto es que Kazuyoshi Miura será recordado en la posteridad como el hombre que con su vida ayudó a crear un personaje que marcó la infancia de muchos niños que ya desde sus primeros pasos se apasionaron por la redonda. Gracias a eso, podrá decirse que es un verdadero “Súper Campeón”.

Imagen destacada: These Football Times.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*