DFB Pokal: Eintracht dio el golpe y es el campeón

El hexacampeón germano se vio eclipsado por el majestuoso vuelo de las “Águilas” de Hesse, que levantaron su quinta corona. Menuda transición la de Niko Kovac: le ganó una final en su cara al equipo que dirigirá a partir de la próxima temporada.

Eintracht Frankfurt derrotó 3-1 a Bayern Münich y es el campeón de la Copa de Alemania, conocida como DFB Pokal. Se reduce a la mitad la cantidad de dobletes domésticos de los bávaros, ya que desde que dominan la escena local con 6 títulos de liga, solamente 3 veces han levantado la ansiada copa.

Casi 75 mil almas colmaron el Olympiastadion de la capital para un duelo que presentaba a 2 equipos con realidades diferentes. Los de Jupp Heynckess (ahora sí fue la despedida oficial del longevo entrenador alemán) alcanzaron las semifinales de la UCL y volvieron a decirle a toda Alemania que tienen el patrimonio de la hegemonía en lo que a Bundesliga se refiere. Por su parte, los de Niko Kovac terminaron octavos en el torneo local y una eventual consagración les abriría la puerta continental para jugar la próxima Europa League.

Y el primer impacto se produjo a los 10 minutos de partido. Ante Rebic fue el autor material e intelectual del quiebre del cero. El croata presionó en la salida y le quitó la pelota a James Rodríguez. Kevin Prince Boateng fue demasiado cerebral y metió un pase en profundidad para el pique del propio Rebic por el centro. El balcánico se arrimó a la tierra prometida y sacó un derechazo cruzado, para dejar sin chances al arquero Sven Ulreich.

Bayern se despertó a los 23´ y merodeó el empate con una bola cruzada de Thomas Müller desde la derecha. Joshua Kimmich se anticipó a la duda del portero Lucas Hradecky, pero a su cabezazo le faltó dirección para empardar el juego.

Sin embargo, el conjunto bávaro no fue la aplanadora que suele ser y tuvo intentos timoratos como para acercar peligro a la valla defendida por el finés Hradecky. Una zurdazo de Robert Lewandowski que salió demasiado ancho y una volea de Müller de pique al suelo fueron las únicas aproximaciones sobre la portería rival.

En el complemento, los de Heynckess alcanzaron el empate con el instinto goleador de su as de espadas. A los 53´, desborde por derecha de Kimmich y perfecto centro atrás para la entrada de Lewandowski. El polaco no tuvo una cómoda definición pero fue suficiente para agarrar a contrapierna al arquero Hradecky y establecer la paridad.

No significó que iba a inclinarse la cancha en favor del gigante y que el débil sería arrinconado hasta el previsible segundo grito de Bayern. Más bien se prolongó el estado de nerviosismo y quien sacó rédito fue el equipo de Hesse.

A los 79´, otra desinteligencia en el fondo bávaro y Kevin Prince metió un slice como si fuese cierto lo del segundo nombre. Bola en profundidad para un Rebic intratable, quien enganchó ante la marca de Kimmich y buscó el segundo palo de Ulreich con un derechazo con rosca. La pelota salió apenitas por un costado y fue el preludio de lo que iba a suceder.

Pasaron 60 segundos de esa acción y Frankfurt sí pudo recuperar la ventaja. Pero tuvo su cuota de suspenso, ya que el VAR mantuvo la intriga durante unos minutos. La jugada nació así: otra vez James presionado y Kevin Prince Boateng trabó para quitarle la pelota. Fue más caprichosa que nunca, porque la redonda rebotó de manera casual en el brazo del ghanés. Rápida reacción de Danny Da Costa para tirar un pelotazo largo hacia la soledad de Rebic. El croata se metió entre los 2 centrales y definió con una frialdad admirable ante el desesperado achique de Ulreich, para el 2-1 que sonaba a cosa juzgada por lo anímico.

El tiro de gracia llegó en el quinto minuto adicional, cuando Bayern quemó las naves y mandó hasta su propio arquero a buscar un cabezazo salvador. Tiro de esquina rechazado por la defensa y Mijat Gacinovic se fue desde su propia área con pelota dominada, en una carrera hacia la consagración. Solamente Mats Hummels se animó a correrlo al serbio, quien definió con el arco vació y aceleró sus zancadas para fundirse en un festejo interminable con los hinchas. Una actuación memorable y todo gracias al poder ofensivo made in los Balcanes.

Ante Rebic levanta la copa gracias a su extraordinario doblete. ¿Se irá al Bayern junto con el nuevo entrenador? (Foto: Bild.de)

Niko Kovac no lo celebró abiertamente (seguro que la procesión va por dentro) y llega a Bayern Münich con un título bajo el brazo. El pequeño se comió al gigante y nadie le borra la sonrisa a Francfort del Meno ni a la propia Selva Negra. Porque en esta jungla germana donde el depredador más grande se devora a sus presas desde hace 6 temporadas, apareció un ave rapaz que emprendió un vuelo majestuoso… y que hoy reina con todo su esplendor.

(Foto Principal: Sky Sports)

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*