“Con viveza y experiencia”

Colón derrotó a San Lorenzo y le sacó el invicto en el torneo. Los goles fueron convertidos por el “Pulga” Rodriguez, de penal y Wilson Morelo, tras una avivada del “10”. Los de Pizzi no jugaron bien y perderán la punta si Boca le gana a Estudiantes. Foto: Prensa Colón

Si había un partido ideal para que Colón empiece a levantar vuelo en la Superliga era este, recibiendo a San Lorenzo, el puntero invicto, con su gente (cerca de 5.000 hinchas del “Cuervo”), y con el condimento de que sea en la semana previa a uno de los partidos mas importantes de su historia, ya que el próximo jueves jugará el primer partido de semifinal de Sudamericana ante el Atlético Mineiro.

Si hablamos desde lo anímico, ambos llegaban bien. Por un lado los de Lavallén venían de eliminar a Atlético Tucumán de la Copa Argentina desde los doce pasos y con un Burián en modo salvador. Por el otro, los de Pizzi, el puntero invicto, que llegaba tras derrotar a Unión en condición de local por 2 a 1.

El primer tiempo comenzó como muchos imaginaban, el “Cuervo” con la pelota y Colón tratando de aprovechar los errores defensivos de San Lorenzo, con la experiencia del “Pulga” y Wilson Morelo. Sin embargo la apertura del marcador se dio gracias a una avivada de alguien de afuera. ¿Lavallén?, ¿Algún suplente? No, ¡de un alcanzapelotas!.

Iban 28 minutos del primer tiempo, lateral por el sector izquierdo para Colón y cuando todos miraban para otro lado el “pibe” apuró el tramite, Aliendro sacó el lateral habilitando al “Pulga” Rodríguez, que quiso tirar un centro, pegó en la mano de Geronimo Poblete y Fernando Echenique señaló el punto del penal.

El 10 agarró la pelota, tomó carrera, pegó su saltito característico y definió a la derecha de Navarro que se estiró y no pudo llegar. Gol de Colón, gol del “Pulga” y delirio del pueblo “Sabalero”.

Mas que eso no sucedió en el primer tiempo, Colón era merecedor del triunfo por mostrar un poco mas de actitud ante un puntero desconocido, con poca profundidad y con sus delanteros aislados de todo. Pizzi debía patear el tablero.

Y así lo hizo, en el segundo tiempo ingresó Ángel Romero, uno de los mellis, en lugar de Geronimo Poblete que no había tenido un buen partido y además fue el autor del penal.

3 minutos le bastaron al “Melli” para que, tras una habilitación excepcional de Belluschi, defina de zurda fuerte al primer palo y empate el partido. Pizzi festejaba y se abrazaba con sus colaboradores, claro, le salió mas que bien el cambio.

Ángel Romero empezó a ser un problema para la defensa de Colón porque ademas del gol y su habilidad, parecía que empezaba a mejorar a sus compañeros. Adam Bareiro y Belluschi tuvieron sus chances pero no pudieron concretar. Esos primeros 15 minutos del complemento fueron los mejores del partido por el lado del “Cuervo”.

Lavallén empezó a ajustar cosas, ingresó Bernardi en lugar de Gastón Diaz, que tenía una molestia y padecía a Romero, y con esta variante pasaba Zuqui al lateral. Algo que le funcionó y muy bien.

El ingreso de Bernardi hizo preocupar más al sector izquierdo de San Lorenzo y empezó a minimizar esa superioridad que estaban teniendo los de Pizzi en el segundo tiempo.

A los 30 minutos se dio una situación poco habitual, tras un contraataque de San Lorenzo que parecía peligroso, el arbitro Echenique, con ayuda de su asistente, cobró falta de Ezequiel Cerutti, que impedía el retroceso de Bernardi agarrándolo de la camiseta. Tanto el banco de Colón como el de San Lorenzo explotaron de la bronca, si, los dos. Ya que ambos equipos estaban disconformes con la labor del juez. Tal es así que fue expulsado Lavallén tras sobrepasarse con el asistente de Echenique.

Y de ese tiro libre volvió a aparecer la viveza en Colón, mas precisamente del “Pulga” Rodríguez que en una jugada preparada, metió un pase mientras todos iban para el otro lado, y dejó solo a Wilson Morelo que con la zurda la empujó e hizo explotar a todo el “Cementerio de los Elefantes”. Era el 2 a 1 para los de Lavallén que debían aguantar los últimos 12 minutos del encuentro para quedarse con el triunfo ante un San Lorenzo que ya no tenía ideas.

Rodrigo Aliendro, de un partido fantástico, fue el respiro del equipo. Generaba infracciones a favor de Colón y distribuía la pelota en el momento que mas lo necesitaban los de Lavallén, que ya no estaba en el banco.

Fue final en Santa Fe. Colón derrotó al puntero, le sacó el invicto y consiguió un triunfo vital. Con la viveza de los de afuera y la experiencia de los de adentro se metió 3 puntos de oro en el bolsillo, para escapar un poco de la zona roja del descenso. El jueves tendrá la primer semifinal ante el Atlético Mineiro y con el animo tanto de los jugadores como de su gente por el cielo.

Colón: Leonardo Burián; Gastón Díaz, Guillermo Ortiz, Emmanuel Olivera y Gonzalo Escobar; Fernando Zuqui, Rodrigo Aliendro, Federico Lértora y Marcelo Estigarribia; Luis Rodríguez; Wilson Morelo. DT: Pablo Lavallén.

San Lorenzo: Nicolás Navarro; Víctor Salazar, Gianluca Ferrari, Santiago Vergini y Gino Peruzzi; Fernando Belluschi, Lucas Menossi, Gerónimo Poblete y Mauro Pittón; Adam Bareiro y Ezequiel Cerutti. DT: Juan Antonio Pizzi.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*