AFCON 2019: Senegal y Argelia jugarán la final

“Leones de Teranga” y “Zorros del Desierto” decidirán quién será el nuevo rey africano. Segunda final para los senegaleses y tercera para los argelinos.

Momentos culminantes para la Copa Africana de Naciones 2019 porque ya sabemos quiénes pelearán por levantar la corona del “Continente Negro”.

En el 30 June Air Defence de la capital egipcia, Senegal se impuso 1-0 sobre Túnez y se clasificó finalista del torneo por segunda vez en su historia. Una dramática batalla disputada en El Cairo, donde hubo penales errados y fue necesario llevar la contienda hasta el tiempo suplementario.

Los “Leones de Teranga” venían con buena ritmo y solamente habían caído en el tercer juego de la fase de grupos ante Argelia. Cinco halagos sin recibir goles y una muestra de solidez que les renovó el carnet de candidatos.

Por su parte, las “Águilas de Cartago” recién levantaron vuelo en los cuartos de final, cuando vapulearon al inexperto Madagascar y consiguieron si primer triunfo en el torneo (llegaron a meterse entre los 8 mejores sin haber ganado un solo partido, puros empates).

Senegal tomó la iniciativa con una tremenda incursión en la izquierda de Youssouf Sabaly. Enganche hacia adentro y disparo de derecha “al estilo Insigne” pero la caprichosa se estrelló en el vertical de la mano zurda del arco custodiado por Mouez Hassen.

Fue la única chance neta de gol en los 45 iniciales. La monotonía se apropió del espectáculo y ambos equipos guardaron lo mejor para el último cuarto de hora.

Túnez aprovechó su momento y generó una jugada que terminó con un penal a favor. Minuto 75 y un centro atrás le dejó la pelota servida a Ferjani Sassi. Potente remate del volante del Zamalek egipcio y desesperado cruce de Kalidou Koulibaly para tapar el disparo. La bola le dio en el codo izquierdo al defensor de Napoli y el árbitro etíope Bamlak señaló la pena máxima. El propio Sassi fue muy displicente en la ejecución y el arquero Alfred Gomis se quedó con el penal.

Pasaron 5 minutos y los senegaleses respondieron de la misma manera. Patriada personal de Ismaila Sarr, quien se internó en la tierra prometida con pelota dominada. Dylan Bronn lo cruzó y el referí nuevamente marcó el punto del penal. Henri Saivet tuvo la responsabilidad y buscó el palo izquierdo del arco de Hassen. Notable atajada del guardavallas tunecino para mantener el cero de su arco.

Marcador en silencio en los 90 minutos y necesidad de prórroga para extender la definición. Parecía que otra vez los penales serían los protagonistas, hasta que una fatalidad del hasta hace poco héroe, terminó con el vuelo de las “Águilas de Cartago”.

A los 100´, tiro libre en forma de centro desde la derecha de Lamine Gassama y desafortunado movimiento del arquero Hassen, quien quiso cortar el envío con una salida hacia adelante con los puños. Rebote involuntario en el rostro de Bronn y fatídico gol en contra.

La mala suerte persiguió a Bronn: un penal cometido y un gol en contra … Túnez se quedó sin final (Foto: Khaled Desouki / AFP)

Sobre el final entró en escena el VAR y le puso suspenso a una situación crucial dentro del área senegalesa. Lateral que Haddadi metió en la 18 y un despeje de Sané dio en la mano de su compañero Gueye. El árbitro Bamlak señaló el manchón de los 12 pases ante las protestas del equipo conducido por Aliou Cissé. Pero hubo un llamado de la mesa de control y el referí etíope revisó la jugada: finalmente se retractó y no hubo penal para Túnez, por lo que se gritó como un gol desde El Cairo hasta Dakar.

Será la segunda final para Senegal, que alcanzó el partido decisivo en 2002 pero fue derrotado por Camerún 3-2 en los penales, luego de empatar sin goles.

El rival será Argelia que de forma agónica venció 2-1 a Nigeria en el Estadio Internacional de la capital de Egipto. En el quinto minuto de tiempo agregado llegó la explosión de los “Zorros del Desierto”, que ganaron una verdadera final anticipada.

Los comandados por Djamel Belmadi necesitaron de los penales para deshacerse de Costa de Marfil, en el único juego que no pudieron ganar durante 90 minutos. Las “Súper Águilas” – en cambio – mostraron su verdadero fuego sagrado a partir de la instancia de eliminación directa, ya que la fase de grupos las vio todavía sin desplegar su poderío (tan solo 2 éxitos por la mínima y 1 sorpresiva derrota ante el novel Madagascar).

Los argelinos impusieron condiciones con la potencia de Baghdad Bounedjah, quien lo primereó a Kenneth Omeruo tras un pelotazo largo y quedó cara a cara con el arquero Daniel Apkeyi. Buena tapada del portero del Kaizer Chiefs sudafricano y peligro conjurado.

Sin embargo, una verdadera calamidad golpeó a la defensa nigeriana y la casualidad quebró el cero en favor de Argelia. Riyad Mahrez desbordó por la derecha y en el 1 contra 1 le sacó ventaja a su marcador Jamilu Collins. Centro que rebotó primero en el defensor del Paderborn germano y luego en el abdomen de un William Troost-Ekong que quería cerrar. Autogol de este último y 1-0 arriba los “Zorros del Desierto”.

Los de Gernot Rohr encontraron la paridad en el minuto 72 y gracias a una pena máxima. A Oghenekaro Etebo le quedó una pelota suelta y se animó a un lejano disparo de derecha. El balón dio de lleno en el brazo de Aissa Mandi y pese a las protestas nigerianas se aplicó el “siga siga”. Llamado desde la mesa de control para el árbitro gambiano Gassama y revisión con el VAR. No hubo dudas con la tecnología de respaldo y penal para Nigeria. Odion Ighalo lo cambió por gol y todo como al principio.

Argelia no quiso estirar más el duelo y fue a recuperar la ventaja. Avisó Ismael Bennacer con un tremendo zurdazo desde afuera del área, pero la caprichosa le sacó chispas al ángulo superior derecho.

Se olfateaba el suplementario hasta que uno de los que sabe (y mucho) perfumó la red ajena con el inconfundible aroma del gol. Minuto 95 y un tiro libre ideal para el guante pie izquierdo de Riyad Mahrez. La perfecta combinación entre potencia y precisión decidieron que la bola viajase sin escalas junto al vertical derecho de un Akpeyi que nada pudo hacer. Menudo golazo del extremo de Manchester City y postrero – aunque merecido – pase a la final.

El poema de Mahrez para un Argelia que se metió en la gran definición (Foto: Mediotiempo)

Precisamente ante Nigeria fue que Argelia perdió su primera final de la Copa Africana de Naciones, allá por 1980 (derrota 3-0). Diez años después tuvo su revancha al imponerse 1-0 sobre el mismo rival y así levantar su único trofeo continental.

El miércoles se pondrá en juego el bronce y tanto Túnez como Nigeria buscarán el consuelo de al menos subirse al podio. Dos días más tarde se disputará la gran final, esa definición que soñaron 24 equipos y que solamente estará a cargo de Senegal y Argelia.

Será el quinto duelo entre ambos por el certamen continental y los “Zorros del Desierto” están invictos, con 3 victorias y 1 empate. En las semifinales de 1990 fue triunfo argelino 2-1 con goles de Djamel Menad y Djamel Amani (Abdelhakim Serrar había empatado de manera transitoria). Luego se vieron las caras durante 3 ediciones consecutivas: en 2015 ganó Argelia 2-0 (anotaciones de Riyad Mahrez y Nabil Bentaleb); en 2017 igualaron 2-2 (doblete de Islam Slimani para los argelinos; Pape Diop y Moussa Sow las dianas senegalesas) y en el actual certamen ya jugaron en la fase de grupos y fue éxito argelino 1-0 (cortesía de Youcef Belaili).

Tan solo 2 historias más para cerrar un épico torneo en un destino mágico. La tierra de las pirámides regala sus últimos relatos épicos y no hace falta la piedra rosetta para descifrarlos: el idioma universal de la pelota se encargará de todo, porque la fiesta del fútbol tendrá su cierre faraónico.

(Foto Principal: Deportes RCN)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*