ACL 2019: Al Hilal, campeón por tercera vez

Los sauditas fueron “grandes en Japón” y se tomaron revancha de la final perdida en 2017. Junto a Pohang Steelers, son los más ganadores de Asia.

La definición de la XXXVII edición de la Champions League de Asia tuvo su desenlace y el “Gran Continente” tiene a su nuevo rey. En el Saitama Stadium 2002, Al Hilal de Arabia Saudita venció 2-0 a Urawa Red Diamonds y redondeó un marcador agregado de 3-0, para levantar su tercera corona.

Desde Al Saad en 2011 que un conjunto árabe no se quedaba con el máximo galardón de clubes de Asia y los entrenados por el rumano Razvan Lucescu ya pueden inflarse el pecho como uno de los 2 con más trofeos continentales.

El presente nipón también se vio reflejado en las 2 finales internacionales. Un equipo que naufraga en el 13er puesto de la J-League y que acumulaba 3 derrotas sucesivas. En cambio, el panorama de los sauditas era un poco más claro: líderes en su campeonato doméstico y un registro de 3 victorias en fila.

Se jugó como una verdadera final. Mucha fricción y vehemencia en cada pelota. El fútbol brillaba por su ausencia y la pierna fuerte era la moneda corriente. Los jugadores colaboraron poco y nada porque en cada acción hubo una protesta. Sin dudas, lo más interesante se vio en las tribunas, donde la fiesta de los hinchas fue lo más destacado.

Con 45 minutos para el olvido, el anfitrión tuvo que salir a quemar las naves en el complemento. Sin ideas y con el empuje que venía desde afuera. Sin embargo, enfrente había un equipo que sabía cómo jugar esta clase de partidos y esperó agazapado su momento para golpear.

Y a 16 minutos del epílogo, los árabes metieron una estocada directa al corazón japonés. Salman Al Faraj la abrió hacia la izquierda para Sebastián Giovinco y el italiano metió un pase al punto del penal, justito para la llegada de Salem Al Dawsari. Toque a la red sin oposición alguna y un gol que valía un título.

Quedó tiempo para que la “Pantera del gol” redondease un torneo extraordinario. Minuto 93 y el peruano Andre Carrillo lo buscó a Bafetimbi Gomis, quien ajustició al arquero Shusaku Nishikawa y liquidó el pleito. Undécimo grito para el francés, que además se coronó como el máximo artillero del certamen.

Felicidad plena para Gomis por su doble premio (Foto: The AFCCL Twitter)

Fin del registro perfecto japonés en finales – desde que se conoce como ACL – porque el propio Urawa junto a Gamba Osaka y Kashima Antlers se habían consagrado campeones cada vez que llegaron a una final.

Como en 1991 y 2000, Al Hilal tocó el cielo asiático con las manos. Séptimo título internacional para un total de 59 oficiales. La “marea azul” enterró el pasado con la definición perdida en 2017 y ahora quiere ser protagonista en el próximo Mundial de Clubes de Qatar: se verá las caras con Esperance de Tunis el 14 de diciembre en Doha. Flamengo espera al vencedor de este cruce en las semifinales.

Síntesis:

Urawa Red Diamonds (0): Nishikawa; Iwanami, Suzuki y Makino; Hashioka, Ewerton, Aoki (Abe), Sekine, Nagasawa (Kashiwagi) y Fabricio (Sugimoto); Koroki. DT: Takeshi Otsuki.

Al Hilal (2): Al Maiouf; Al Burayk (Al Hafith), Jang, Albulayhi y Al Shahrani; Carrillo, Al Faraj, Otayf (Al Shalhoub) y Al Dawsari; Giovinco (Kanoo) y Gomis. DT: Razvan Lucescu.

Árbitro: Valentin Kovalenko (Uzbekitsán).

(Foto Principal: Al Hilal Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*