Italia Serie A

Serie A: Inter aprobó un duro examen y sigue encaramado

No le sobró demasiado al “Nerazzurro” pero se impuso sobre un rival de fuste y mantiene la luz de distancia de 6 unidades.

En la previa era el cierre de lujo para la jornada 26 de la Serie A, ya que en el Giuseppe Meazza medían fuerzas el puntero y el romántico del buen fútbol. Inter derrotó 1-0 a Atalanta y continúa como único líder del campeonato.

De a poco Antonio Conte impone su sello cuando el crédito era escaso luego de la eliminación europea y de la Coppa Italia. La rotación de piezas no alteró para nada el funcionamiento de un equipo que sabe a qué juega, porque le importa más lastimar con la pelota si la tiene poco rato (no hay culto a la posesión).

La columna vertebral de la “1259” rinde con creces y hasta 2 de esos números tienen éxito por duplicado. El 1 es arquero de equipo grande, ya que las pocas veces que se lo exige a Samir Handanovic suele responder con solvencia. El 2 altera buenos rendimientos entre Stefan De Vrij y Milán Skriniar, porque saben ceñirse a la premisa de base que es defender y – cuando se puede – tener presencia en el área de enfrente. El trabajo silencioso del 5 como Marcelo Brozovic es el motor de la recuperación y la visión de juego (en el croata hay un poco de Nicola Berti y demasiado de Wim Jonk). Y el 9 es el que aguanta todo lo que le tiran, el que se muestra solidario para jugar con su compañero de ataque ocasional, el que le camina por encima a cualquier defensa y el que rompe redes sin miramientos.

Hay otros puntos altos en la estructura de la squadra de Conte. Palmo a palmo con Marco Verratti, hay que decir que Nicoló Barella es el mejor jugador italiano en estos momentos. Corre, distribuye, juega y llega (Löthar Matthaus estaría orgulloso de él). Y también se ha ganado un lugar en el XI ideal de la temporada Achraf Hakimi, que sin dudas ha sido el mejor refuerzo que Inter supo conseguir.

Menudo potencial pero la misión no era nada sencilla. Enfrente estaba Atalanta, que llevaba 4 halagos en fila en el torneo doméstico y sin permitirse licencia para regar cualquier escenario de buen fútbol.

Tanta expectativa con semejantes pergaminos presagiaban una batalla a puro gol. Bueno, no fue tan así porque se estudiaron tanto que se olvidaron de su propia identidad.

El primera grito casi llega por una jugada que por poco y no termina en un blooper que pide pista para el especial de fin de año. Lukaku le propuso un cuerpo a cuerpo a Cristian Romero y el cordobés pudo meter la pierna para anticiparse. Pero le salió un rechazo hacia atrás con su arquero muy adelantado. Sportiello tuvo la bola encima y en una fracción de segundo decidió cabecearla para evitar una tragedia. Final feliz con el cuero rumbo al tiro de esquina.

Más tarde, otro bochazo desde el fondo inició la estampida de Romelu Lukaku por el medio. El belga se iba camino a la gloria y el albanés Djimsiti le quitó el balón con una firmeza excepcional. Buenas intenciones pero poco peligro real.

En el arco de enfrente apareció el que sostiene las victorias. De un tiro de esquina desde la derecha, Duvan Zapata metió un frentazo y Handanovic resolvió con una atajada colosal.

Nueva chance con un córner desde el mismo sector y esta vez quien anticipó fue Berat Djimsiti, pero el salvador en la línea fue Skriniar con un despeje in extremis.

Hasta que el desnivel cayó a los 9 minutos del complemento. Córner de Christian Eriksen desde la derecha y fue Iván Perisic a la carga con 2 rivales. De Vrij quiso disputar la bola y cayó al piso. Tampoco pudo Alessandro Bastoni, quien juró ser víctima de una falta. Le quedó boyando a Skriniar, quien le dio de derecha y colocó la bola junto al vertical.

Lukaku casi lo liquida cuando aprovechó un resbalón de Rafael Toloi y se fue solito y solo para enfrentar a Sportiello. El belga se ató la servilleta al cuello y de la nada Cristian Romero le extirpó la pelota con un quite sensacional.

Los corazones milaneses se paralizaron con una triangulación que por poco y no termina en el empate bergamasco. La inició Joakim Maehle en la derecha y tocó hacia el medio con Matteo Pessina. Combinación con Zapata y el caleño remató dentro del área. Se fue muy cerquita junto al poste de la mano diestra de Handanovic y se salvó Inter.

Atalanta no explotó como suele hacerlo y el “Nerazzurro” defendió la ventaja con uñas y dientes. Daba la sensación que si jugaban media hora más, no había forma que la “Dea” equilibrase el resultado. También funciona a pleno en lo anímico: Inter golpea fuerte a su rival y es muy raro que le devuelvan el mazazo.

Quinta victoria consecutiva para los de Antonio Conte, que pueden relajarse un poco y esperar que el trajín europeo haga mella en el físico de sus competidores. En el horizonte cercano se ven 4 duelos accesibles como para mantener o extender la distancia (Torino-Sassuolo-Bologna-Cagliari). Si el “Nerazzurro” se hace con esos 12 puntos, el impacto será decisivo y la sequía de 11 años sin títulos estará cada vez más cerca de recibir el agua bendita de un scudetto.

Síntesis:

Inter (1): Handanovic; Skriniar, De Vrij y Bastoni; Hakimi (D´Ambrosio), Barella, Brozovic (Gagliardini), Vidal (Eriksen) y Perisic (Darmian); L. Martínez (A. Sánchez) y Lukaku. DT: Antonio Conte.

Atalanta (0): Sportiello; Toloi, Romero y Djimsiti (Palomino); Maehle, Freuler (Pasalic), De Roon, Gosens, Malinovskiy (Ilicic) y Pessina (Miranchuk); D. Zapata (Muriel). DT: Gian Piero Gasperini.

Gol: Skriniar (54´) (INT)

Árbitro: Maurizio Mariani

(Foto Principal: @Inter)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *