Serbia en los Mundiales: una historia particular

La Selección balcánica jugará su segundo Mundial con el nombre de Serbia, ya que anteriormente lo hizo representando a naciones hoy extintas. En Rincón te contamos una historia que contiene fútbol, conflictos y política.

Al repasar el camino que transitan las selecciones de cara a la Copa del Mundo, es inevitable reparar en la historia. Allí se pueden encontrar grandes jugadores, logros y alegrías, decepciones y tristezas. Pero algunas naciones tienen particularidades que, al mirar hacia atrás, realmente cautivan. Y ese es el caso de Serbia.

La República de Serbia se constituyó como Estado soberano el 3 de junio de 2006 tras la disolución de Serbia y Montenegro (que desde 1992 hasta 2003 se conoció bajo la denominación de República Federal de Yugoslavia) luego de que los montenegrinos declararan su independencia por decisión de su pueblo a través de un referéndum.

De todas formas, a pesar de ya no existir como nación, la Selección de Serbia y Montenegro participó del Mundial de 2006 realizado en Alemania. El combinado perdió los tres partidos que disputó en el Grupo C ante Argentina, Holanda y Costa de Marfil, y no pudo acceder a la siguiente fase. El más recordado de todos esos encuentros fue aquel en el cual el conjunto argentino goleó por 6-0 con un muy lindo gol de Esteban Cambiasso, y en el cual Lionel Messi marcó su primer tanto en un Mundial.

Serbia y Montenegro ante Argentina en Alemania 2006. (Foto: www.t13.cl)

A partir de ese momento, los serbios tuvieron su propia Selección y cuatro años después se clasificarían para la Copa del Mundo organizada en Sudáfrica. Aunque la eliminatoria arrojó excelentes resultados (clasificación en el primer lugar de la zona, incluso por encima de Francia), el nivel en tierra africana no fue el mejor y Serbia no pudo superar la Fase de Grupos.

El elenco dirigido en aquel entonces por Radomir Antić finalizó en la última posición del Grupo D tras caer derrotado ante Ghana y Australia, y sus únicos tres puntos los obtuvo al vencer por 1-0 a la sorprendente y revitalizada Alemania de Joachim Löw con un gol de Milan Jovanović.

Sin embargo, los antecedentes más ricos de Serbia a nivel futbolístico en Mundiales datan de mucho tiempo atrás, cuando competía representando a otro país: la República Federativa Socialista de Yugoslavia. Ese Estado, que existió desde la Segunda Guerra Mundial hasta 1992, incluía no sólo a lo que hoy es Serbia, sino también a los actuales Estados de Montenegro, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Eslovenia y Macedonia.

Serbia ante Ghana en Sudáfrica 2010. (Foto: www.lasnacionalesfutbol.blogspot.com.ar)

El máximo logro de la Selección de Yugoslavia se dio tanto en Uruguay 1930 como en Chile 1962, donde en ambas ocasiones finalizó en el cuarto lugar tras alcanzar las semifinales. En Sudamérica accedió a dicha instancia tras quedar primera en el Grupo 2 (derrotó a Brasil y a Bolivia) y allí cayó goleada ante Uruguay, que más tarde sería campeón. Finalmente terminó en la cuarta posición detrás de Estados Unidos por diferencia de gol.

En Chile se quedó en las puertas de la final tras ser derrotado por Checoslovaquia, que terminaría siendo subcampeón. Pero antes de llegar a ese encuentro, Yugoslavia venció a Alemania Federal en cuartos de final, fase a la cual accedió luego de quedarse con el segundo puesto del Grupo 1 tras caer ante la Unión Soviética (finalizó primera) y vencer a Uruguay y a Colombia.

En el resto de los Mundiales, la Selección yugoslava no tuvo buenas participaciones y como mucho llegó a alcanzar los cuartos de final. En algunas ocasiones no llegó a superar la primera fase y, en otras, incluso ni siquiera pudo clasificarse a la máxima cita fubolística. Su última participación fue en Italia 1990, donde quedó eliminada en cuartos de final ante Argentina tras la gran actuación de Sergio Goycochea en la definición por penales.

Yugoslavia enfrentando a Argentina en Italia 1990. (Foto: Mark Leech/Getty Images)

Volviendo al presente, pero sin perder de vista el pasado, está claro que los serbios buscarán hacer historia. Tras no lograr la clasificación para Brasil 2014, los balcánicos irán a Rusia en busca de un logro que su pueblo no pudo disfrutar ni en otras épocas ni en otros contextos socio-políticos. En junio comenzará la ilusión de tener un brillo propio y dejar bien posicionada a Serbia en la historia del fútbol mundial.

A continuación, el detalle de Serbia a lo largo de la historia de la Copa del Mundo:

Uruguay 1930: semifinales (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Italia 1934: no clasificó (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Francia 1938: no clasificó (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Brasil 1950: primera ronda (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Suiza 1954: cuartos de final (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Suecia 1958: cuartos de final (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Chile 1962: semifinales (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Inglaterra 1966: no clasificó (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

México 1970: no clasificó (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Alemania 1974: segunda ronda (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Argentina 1978: no clasificó (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

España 1982: primera ronda (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

México 1986: no clasificó (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Italia 1990: cuartos de final (República Federativa Socialista de Yugoslavia)

Estados Unidos 1994: no participó (República Federal de Yugoslavia)

Francia 1998: octavos de final (República Federal de Yugoslavia)

Corea-Japón 2002: no clasificó (República Federal de Yugoslavia)

Alemania 2006: primera ronda (Serbia y Montenegro)

Sudáfrica 2010: primera ronda (Serbia)

Brasil 2014: no clasificó (Serbia)

Imagen destacada: www.colgadosporelfutbol.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*