GoldCup 2019: México recuperó su corona

El “Tri” no invocó a uno sino a Dos Santos y resucitó en la Concacaf con su undécimo título. Gerardo Martino se sacó la espina y consiguió su primer trofeo con un seleccionado.

México se impuso 1-0 sobre Estados Unidos en el Soldier Field de la ciudad de Chicago y se consagró campeón de la Copa de Oro 2019. Volvió a reinar en la Concacaf el espíritu azteca, que bajo la nueva denominación del certamen de la confederación (desde 1991) se quedó con 8 de los 15 torneos disputados.

El mismo escenario que dio inicio a la Copa del Mundo 1994 – en aquella ocasión se vieron las caras Alemania y Bolivia – albergó la gran definición de los equipos que allí merecían estar. De un lado los anfitriones – heridos por no haber viajado a Rusia en el pasado Mundial – y del otro un seleccionado azteca que apostaba a un proyecto y una renovación: otro técnico extranjero que cargaba con la pesada mochila de finales continentales perdidas.

Los “Yankees” tomaron la iniciativa con una escapada de Christian Pulisic por la izquierda. Toque para Jozy Altidore, quien se bancó la pegajosa marca de un rival y descargó para el pique de su compañero. El flamante jugador del Chelsea se internó en la tierra prometida pero no tuvo demasiado ángulo para el disparo. Atoró a tiempo Guillermo “Memo” Ochoa, quien le puso el pecho al remate y alejó el peligro.

El local aprovechó el envión y de casualidad generó otra chance neta de gol. Un bochazo larguísimo desde un costado terminó siendo una habilitación para Altidore. Enganche del delantero de Toronto para desairar a su marcador y quedar cara a cara con Ochoa. Le faltó un poco de decisión en el disparo, porque fue un tirito rasante que se perdió ancho sobre el vertical izquierdo.

Sobre 30 minutos de juego, otra vez Estados Unidos generó riesgo ante un quedado equipo azteca. Un envío sobre el área parecía fácil para Ochoa, pero Paul Arriola se anticipó a su salida y le quitó el balón. Remate cruzado desde la derecha y la pelota se fue abriendo demasiado, para perderse en paralelo a la raya de gol. El “Tri” se replegó demasiado y los “Yankees” con muy poco le complicaban la existencia.

Recién sobre el final del primer capítulo apareció el desparpajo de los que saben en México. Jonathan Dos Santos se animó a trasladar la redonda y le dio desde afuera del área. Pasó cerca del ángulo superior izquierdo de la valla custodiada por Zack Steffen.

En el complemento Estados Unidos volvió a la carga. Tiro de esquina de Pulisic desde la izquierda y Jordan Morris ganó en las alturas para cabecear. Tenía destino de gol, salvo por la oportuna aparición de Andrés Guardado para rechazar. Milagro en el área mexicana.

Pero como ese boxeador que parece abatido y está a punto de caer a la lona, el “Tri” tenía un recurso escondido y lo sacó en el momento indicado. Minuto 72 y el talento construyó un golazo de esos que valen un trofeo. Guardado lo buscó a Raúl Jiménez dentro del área “yankee” y el delantero del Wolverhampton hizo todo bien: retuvo la pelota y esperó que llegase un compañero, para meter un taco sensacional. Dos Santos quedó de frente al arco, a un metro adentro del área grande y decidió sacar un precioso zurdazo alto. La bola besó el travesaño y se coló en el fondo de las mallas, para desatar el delirio azteca en casa ajena.

Alocada carrera de Dos Santos para iniciar el festejo de su golazo (Foto: BEinSports)

Estaba escrito que para las “Barras & Estrellas” la única música que podía sonar era la de los mariachis. Sobre el final, Ochoa le ahogó el grito de gol a Arriola después de un centro de Bradley y fue prueba suficiente para que a México no se le escape el título.

Golpeó en el momento justo y no brilló. Necesitó de 2 suplementarios (1 una definición por penales) para sortear las instancias previas de mano a mano. Así y todo, el “Tri” consiguió el objetivo más importante, que es levantar el trofeo. Gerardo Martino renovó su crédito con la medalla dorada, aunque haya quedado en deuda con el juego. Pero al fin y al cabo, dicen que la historia la escriben los que ganan. Y este seleccionado azteca aún no llegó a revolucionar el continente con su mejor versión futbolera. Al menos se dio el gusto de entrar de manera legal al salón de la fama: no hay muro que lo detenga.

¡Al fin “Tata”!. Martino tuvo su final feliz en una Selección luego de 3 finales con derrotas (Foto: El Ciudadano)

Síntesis:

México (1): Ochoa; L. Rodríguez, Salcedo, H. Moreno y J. Gallardo; Dos Santos, E. Álvarez y Guardado (Reyes); Antuña (Alvarado), R. Jiménez y R. Pizarro (C. Rodríguez). DT: Gerardo Martino.

Estados Unidos (0): Steffen; Cannon, Miazga, Long y Ream (Lovitz); McKennie, Bradley y Pulisic; Morris (Roldán), Altidore (Zardes) y Arriola. DT: Gregg Berhalter.

Árbitro: Mario Escobar (Guatemala)

(Foto Principal: India.com)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*