Fútbol Brasileño Fem Fútbol Femenino

Empate y record de público en la primera final del Brasileirao

Internacional y Corinthians empataron 1 a 1 en la primera final del Brasileirao. Además de quedar la serie abierta para la revancha, el partido tuvo la asistencia de una gran cantidad de público.

El Beira Río lució como nunca y en modo esplendoroso con las 36.330 personas que presenciaron la primera final entre Internacional y Corinthians. Las locales están de fiesta viviendo su primera vez en este tipo de instancias y lo demostraron sus hinchas acompañando a escribir esta nueva página de su historia.

El partido comenzó de manera intensa e Internacional tuvo las primeras ocasiones claras de peligro, pero se encontró con la figura de Lelê que ahogó dos veces el grito de gol de las Gurias Coloradas. Hasta que a los 31’ llegó la apertura del marcador para las locales gracias a un desborde de Duda y la definición de Millene.

El Beira Rio estallado

Durante la primera etapa y los primeros minutos del segundo tiempo, las campeonas de América se vieron superadas por el conjunto rojo que hacía pesar la localía. Sin embargo, un descuido en el fondo y una buena corrida de Jheniffer le posibilitaron al equipo blanco alcanzar el empate cuando el cronómetro marcaba los 12 minutos.

Desde el empate del Timao y hasta el final, cada equipo tuvo sus chances y fueron las arqueras quienes impidieron que el marcador se modificase. A cinco minutos de cumplirse el tiempo reglamentario, Isabella se fue expulsada, dejando al equipo rojo con 10 jugadoras, una baja sensible para la revancha.

La serie quedó abierta, si bien, se lo vio a Internacional mucho mejor que a Corinthians, la historia en el Neo Quimica Arena puede llegar a ser muy distinta. El último enfrentamiento del Brasilerirao será este sábado a las 14:00 hs.

Fotos: Cris Mattos/Staff Images Woman/CBF

Diego González

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.