Mundial de Clubes

Club WC: Chelsea fue efectivo y jugará su segunda final

Los “Blues” aprovecharon un error defensivo de los árabes y van por su primera corona Mundial. Monterrey aún no cerró su herida pero al menos de despidió con un triunfo ante el anfitrión.

Segunda semifinal consumada del Mundial de Clubes 2021 y se dio la lógica en el resultado, aunque no tanto en el juego. En el Estadio Mohamed Bin Zayed de Abu Dhabi, Chelsea se impuso 1-0 sobre Al Hilal y disputará la segunda final de su historia.

El campeón asiático venía con raqueta en mano luego del aplastante 6-1 sobre el dueño de casa Al Jazira. Enfrente el vencedor de la UEFA Champions League muy lejos de la cima en la Premier (a 13 unidades del líder Manchester City) y con un angustiante triunfo 2-1 en la prórroga sobre el modesto Plymouth Argyle por la FA Cup.

Quizás en este tipo de enfrentamiento a veces no es necesaria la superioridad abrumadora. Basta con algún destello, genialidad o bien capitalizar una falla del rival como para inclinar la balanza del resultado a su favor.

Y apenas pasada la media hora de juego llegó el solitario gol del partido. Kai Havertz en la izquierda propuso el 1 contra 1 ante Mohammed Al Burayk. Se ensució un poco la jugada porque el defensor intentó un quite y le quedó nuevamente a Havertz para el centro. Esperaba Romelu Lukaku y la bola fue un poco más pasada. Fatalidad de Yasir Al Shahrani, a quien le rebotó la bola y no hizo más que dejársela servida al belga. Lukaku dijo “gracias empleados” y se llevó la ganancia con un certero derechazo.

Al inicio del complemento merodeó el segundo de los “Blues” (hoy de amarillo), con un excelente unipersonal de Havertz desde la izquierda y la llegada hasta el fondo que terminó con un sutil disparo suyo que fue devuelto por el poste.

Pero cuidado que el amor propio del campeón asiático le dio algún que otro dolor de cabeza al conjunto londinense. Primero Moussa Marega quedó cara a cara con Kepa y el arquero vasco salvó in extremis. Y luego un fantástico remate a colocar a Mohammed Kanno contó con la extraordinaria atajada del portero español.

Chelsea lo ganó por peso específico y quiere revancha de la final perdida en 2012 a manos de Corinthians (último sudamericano en alzarse con el trofeo). Ya hubo otros ingleses que llegaron a la definición y se quedaron con la estrella mundial: Manchester United en 2008 (1-0 sobre Liga de Quito con gol de Wayne Rooney) y Liverpool en 2019 (1-0 ante Flamengo por cortesía de Roberto Firmino en tiempo suplementario).

Monterrey se quitó por un rato la bolsa de la cabeza para cubrir su vergüenza y dio cuenta de Al Jazira por 3-1, en el partido correspondiente a la pelea por el quinto puesto. Los “Rayados” se quedaron en el camino frente a Al Ahly egipcio e igualaron su peor registro en la competición, como en la edición 2011.

Menos de media hora le llevó al equipo del “Vasco” Javier Aguirre imponer un poco de lógica en el resultado. Zayed Sultan en contra abrió la cuenta a los 4´ y Rogelio Funes Mori aumentó de cabeza a los 11´, luego de un centro de Maximiliano Meza. César Montes puso el 3-0 a los 25´ y ya parecía todo cocinado.

En el primer minuto de tiempo adicional, el brasileño Bruno consiguió el gol del honor y los emiratíes al menos no se fueron zapateros.

(Foto Principal: @ChelseaFC)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que sólo se conseguía en pocos kioscos del Centro. También me acompañaba algún VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.