#Ídolos: Una estrella con los colores de Platense

Mauricio Hanuch falleció a los 43 años el 26 de mayo, luego de una dura pelea contra el cáncer estomacal que padecía. El volante ofensivo, de buena técnica y llegada al arco, surgió de Platense y pasó por Independiente, Estudiantes de La Plata y brilló en el fútbol portugués.

Nació el 16 de noviembre de 1976 y creció en Ciudad Evita. Salió de las inferiores del Calamar y debutó en la Primera División del club en el año 1993. Pero, se transformó en una referencia para el Tense el 22 de febrero de 1998. Mauricio “Turquito” Hanuch vestía la camiseta de Platense en la Bombonera. Ese día, los dirigidos por Carlos Picerni, golearon 4-0 al Xeneize con dos goles del jugador proveniente de La Matanza.

Recién iniciaba el partido y los de Vicente López ya se ponían en ventaja con el gol marcado por Hanuch; la pelota, sin titubear, entró como un torbellino en el medio del arco que defendía Oscar Córdoba. En ese equipo jugaban Jorge Bermúdez, Martín Palermo y Guillermo Barros Schelotto, entre otros jugadores emblemáticos de Boca Juniors. Sin embargo, Hanuch era un joven atrevido de medias bajas que había fascinado a todos con su táctica ofensiva.

La historia iba a ponerse interesante en el segundo tiempo, ya que el Marrón redondearía la goleada. Alberto Godoy pondría el segundo tanto, mientras que el tercero sería obra de Hanuch, tras eludir hacia afuera a Córdoba y definir de derecha, su pierna hábil. Claudio Spontón redondearía el 4-0, ante la mirada atónita de Héctor Veira, en ese entonces entrenador de Boca. Ese partido le daría el pase a Independiente de Avellaneda, donde sería dirigido por César Luis Menotti.

Su carrera futbolística continúo creciendo y para el año 1999 jugó en Sporting de Lisboa, donde por aquel entonces daba sus primeros pasos un joven llamado Cristiano Ronaldo. Luego, realizó un breve regreso a Argentina para jugar en Estudiantes de La Plata, pero rápidamente volvió a emigrar a Portugal para, esta vez, jugar en Santa Clara.

Tiempo más tarde, sería transferido al Badajoz, club español que fue comprado en aquellos años por Marcelo Tinelli y donde tuvo entre sus filas a numerosos futbolistas argentinos, aunque con poco éxito.

Para el 2003, Hanuch volvió a Argentina, pero esta vez jugaría en Olimpo de Bahía Blanca. Luego, siguió su carrera en Talleres de Córdoba y Defensores de Belgrano. Para el 2006 volvió a viajar, pero esta vez se quedó en el continente Sudamericano donde jugó en el fútbol brasileño vistiendo la camiseta de Río Branco.

Tuvo un regreso fugaz a la Argentina para jugar en el conjunto de mataderos: Nueva Chicago. Sin embargo, realizaría su último viaje antes del retiro y volvería al viejo continente para jugar en la Dinamo Tirana, una liga menor en Albania.

En el año 2008, retornó definitivamente a Platense donde disputó sus últimos partidos como jugador profesional. Para el 2009, Mauricio Hanuch se retiró del fútbol profesional en el club que lo vio crecer y conquistar máximos logros.

Sin embargo, un año después de haber dejado el fútbol comenzaría el partido más importante de su vida. El ex jugador debió someterse a una operación compleja de trasplante de riñón que superó exitosamente y continuó con su vida ligada al fútbol, pero esta vez como mánager.

Sin embargo, esa no sería su última batalla ya que, a principios de año, tras volver de un viaje que había realizado a Portugal para cerrar la llegada del arquero Agustín Marchesin al Porto, se sintió molesto y tuvo que ser operado de urgencia por un tumor que tenía en el estómago.

Parecía que todo marchaba bien y su salud progresaba, de hecho, se hablaba de que el ex jugador había dejado en los últimos días el tratamiento de quimioterapia. Sin embargo, el martes anunciaban el deceso de Mauricio Hanuch uno de los jugadores más emblemáticos del club Platense.

Por: Vanesa Barreto


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*