Un señor del fútbol

ENTREVISTAS

GRITO SUECO. Óbolo celebrando uno de sus tantos en AIK Estocolmo. (Alchetron)

Mauro Iván Óbolo nació un 28 de septiembre de 1981 en Arroyito, un pueblo cordobés. Comenzó su carrera como futbolista profesional en Vélez Sarsfield en el año 1991 y se retiró de la actividad siendo jugador del Club Atlético Belgrano de Córdoba, en diciembre de 2016. Tras 25 años de continuidad y habiendo transitado por varios equipos de Argentina y el mundo, Mauro hoy se encuentra sopesando sus posibilidades de seguir ligado al fútbol, pero desde otros ángulos.

En esta entrevista Exclusiva para El Rincón del Fútbol, el goleador cuenta cómo es su presente, cómo vive su gran pasión desde afuera de la cancha y cómo analiza su futuro. Pasen y lean, conozcan más a este enorme jugador y el mensaje que quiere brindar.

RdF – Te retiraste el año pasado en Belgrano, ¿era una decisión que venías meditando o fue algo que se dio solo?
M
Ó – Venía hacía un tiempo con la idea en la cabeza porque estaba teniendo molestias y dolores lógicos del desgaste de la profesión y a veces eso no me permitía disfrutar. Más allá que haya intentado seguir, se dio rápido la decisión de parar.

RdF – Hubo casos de jugadores que cambiaron el chip rápido y de otros que tuvieron que hacer terapia para poder enfrentar esa nueva vida como ex jugador. ¿Cuál fue tu situación?
M
Ó – La verdad que esos problemas que te comentaba, colaboraron mucho a que cambiara el chip. También pasó que entendí que a mi edad, había sacrificios que ya no tenía tantas ganas de hacer. Todo eso me ayudó a tomar la decisión y no arrepentirme. Fue cerrar un ciclo, no hubo lutos ni duelos; me decidí y listo.

RdF – Cerraste el ciclo como jugador, ¿tenés pensado seguir vinculado al fútbol desde otro rol? Como técnico o dirigente, quizás…
M
Ó – Sí, tengo pensado continuar en el fútbol, de la forma que sea. Son muchas las facetas que se pueden tomar, aunque ninguna es como la de jugar, obvio. Quiero seguir ligado al fútbol porque es lo que me gusta, lo que me apasiona, lo que sé. Cuando encuentre esa veta que me haga feliz, lo haré; ya he tenido algunas propuestas, solamente estoy esperando que se puedan concretar y armar un buen proyecto.

RdF – ¿Cómo analizás el nivel del fútbol argentino? Porque se lo critica en demasía, pero en las grandes ligas extranjeras, los jugadores de nuestro país siempre se destacan y son deseados por los equipos más reconocidos. ¿Por qué creés que pasa de esa manera?
M
Ó – Creo que es uno de los mejores del mundo, de los más competitivos y por eso a nuestros futbolistas les va tan bien afuera: hay grandísimos jugadores que salen de una liga muy exigente, con mucha presión. Esto los prepara para poder desarrollarse en el exterior.
Esa es una crítica que le hago al periodismo, creo que hay prensa que se ocupa de vender un producto más que de informar y ser objetivos cuando se habla. Se critica de más muchas veces; por ejemplo a (Lionel) Messi. Es el mejor jugador del planeta y se lo pone en duda… Eso te da la pauta de lo que se está viviendo en cuanto al tema mediático. Entonces pasa que cuando el futbolista argentino se va y llega a un lugar más tranquilo, sin tanta locura, puede trabajar mejor.

SARANDÍ. Arsenal fue un club que marcó la carrera de Mauro; el Viaducto no se olvida. (Fox Sports LA)

RdF – Cuando se dan partidos como el de Copa Argentina entre Estudiantes LP y Pacífico de Mendoza, ¿qué pensás? Me refiero a que un equipo de cuarta división elimine con semejante contundencia a uno de Primera y con tanta mística…
M
Ó – Te demuestra lo que es nuestro fútbol; hay muy buenos jugadores, muy buenos equipos y es muy competitivo en cualquiera de las categorías. Por eso pasó lo que pasó en ese partido. Es una pena que por un resultado como ese, un club se tuviera que quedar sin DT. Obviamente en un equipo con la magnitud de Estudiantes, se tienen que rendir cuentas de por qué no se le gana a un conjunto de divisional inferior.
Por eso el fútbol es tan lindo y tan apasionante; que tengas un plantel más costoso y de Primera División, no evita que puedas perder con cualquier equipo del fútbol argentino.

RdF – Y ahora que lo ves desde otra óptica, ¿te pasa que notás cosas que siendo jugador quizás no veías? Por ejemplo lo que se esfuerza una institución para poder poner un equipo en cancha.
M
Ó – Sí, seguro que te das cuenta; tenés una visión más amplia, más abierta. Igualmente, en los últimos años donde uno se va poniendo más grande, contempla otras cosas. Estar de este lado te permite dimensionar más todo; cómo es el día a día, cómo se lleva adelante un club: es realmente admirable y rescatable el esfuerzo que se hace.

RdF – ¿El fútbol te dejó grandes amigos o buenos colegas y nada más?
M
Ó – Me dejó de todo; amigos, compañeros, buenos grupos. Tengo muy lindos recuerdos de lugares y personas que conocí y que de no haber sido futbolista seguramente no los hubiera conocido. Lo bueno es que hasta el día de hoy, a donde voy tengo el cariño de muchísima gente; eso me reconforta y me da la tranquilidad de saber que siempre me comporté bien, que fui honesto conmigo mismo, mis compañeros y colegas; con la gente que trabajó conmigo en cada lugar que estuve.

RdF – Debutaste en Vélez, pasaste por varios equipos argentinos y extranjeros, y te retiraste en el Pirata cordobés. ¿Dónde tenés el corazón de hincha?
M
Ó – Hincha de toda la vida, de Belgrano, donde terminé mi carrera; pero estoy muy agradecido y soy de seguir los clubes donde estuve. Siempre los estoy mirando y deseando que les vaya bien. Arsenal de Sarandí, AIK Estocolmo de Suecia y Vélez, donde me dieron la oportunidad de jugar en Primera.

RdF – Como aficionado, ¿sos muy intenso? ¿Sos de gritarle a la tele o cosas así o más bien tu experiencia te permite disfrutarlo desde otra perspectiva?
M
Ó – No, nunca lo viví de esa manera. Dentro de la cancha sí era intenso y quería ganar a toda costa, pero como espectador soy muy tranquilo. Además tengo que demostrar eso con mi familia y con mi hijo, le tengo que dar un buen ejemplo. Me parece que para tratar de cambiar la locura con la que se vive, hay que partir desde la casa; dar el ejemplo de cómo hablar, cómo comportarse. También hay que entender que más allá de la pasión que despierta, el fútbol es un deporte. Eso es lo que trato de inculcarle a mi hijo más que nada.

VÉLEZ. El Fortín fue donde Mauro inició su carrera de futbolista profesional. (Corazón Blanquinegro)

RdF – Ya que mencionás la temática, ¿te parece que medidas como no permitir visitantes realmente pueden ayudar a cambiar tanto caos?
M
Ó Ha ayudado un poco porque hay menos violencia, pero es un parche que se pone, no una solución definitiva que vaya a erradicar el problema de raíz. Va a ser difícil por nuestra cultura, nuestra idiosincrasia, pero hay que seguir tratando de mejorar: no podemos seguir lamentando víctimas en algo que, como te decía, es un deporte. Todo lo que se pueda hacer, se tiene que hacer; sea permanente o provisorio.
La familia está alejada de las canchas, en esta temporada hubo partidos que ni siquiera tuvieron público local; de seguir así ni los jugadores van a poder ir. Hay que tomar cartas en el asunto de una vez, ser serios y dejar de poner parches a un problema tan grave como lo es la violencia en fútbol.

RdF – Retomando el rumbo más distendido de la charla, ¿te animarías a dar un 11 ideal de futbolistas argentinos?
M
Ó – (Risas) No creo que haya un 11. Hay uno sí, que es el mejor del mundo y siempre tiene que estar: Lionel Messi. Después hay de todo, para todos los gustos; dependen de sus rendimientos. La Selección, por ejemplo, es eso; según cómo estén rindiendo, los convocan o no.

RdF – Si tuvieras la chance de elegir un club para ir a trabajar, ¿cuál elegís?
M
Ó – Sería uno de los cuatro que te nombré (Belgrano, Arsenal, Vélez y AIK Estocolmo). Ahí me han tratado muy bien y el cariño es mutuo, me conocen y confían en lo que puedo llegar a hacer. Pero estamos hablando de trabajo y si viene otro equipo y tiene una propuesta, obviamente que me sentaría a charlar y a analizarlo. Si es por preferencia, son esos que te mencioné.

RdF – ¿Te gustaría agregar algo que sientas que sí o sí tiene que estar en la entrevista? Un agradecimiento, un saludo, lo que quieras…
M
Ó – Le agradezco al Rincón. Después que uno termina la carrera, de la cantidad de llamadas y entrevistas que siempre querían hacerte, quedan muy pocas. Siempre es lindo que se acuerden. Espero que les vaya muy bien y que sigan apoyando el fútbol, fomentando la cultura de la no violencia y que la familia vuelva a la cancha.

 

 

 

 

FOTOS:
alchetron,com
foxsportsla.com
corazonblanquinegro.wordpress.com
sol915.com.ar


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*