Olympique lo ganó en el alargue y pasó a la final

El Olympique de Marsella demostró su eficacia frente a Salzburg y dio vuelta el partido sobre el final del tiempo extra. Partido parejo entre ambos, pero los franceses ya tienen su boleto para la final con Atlético de Madrid en el Estadio Parc Olympique Lyonnais de Francia.

En el partido de ida en estas semifinales, Marsella llegaba a este encuentro con una ventaja de 2 a 0 sobre el equipo austríaco (tantos de Florian Thauvin y Clinton NJie).

Hoy fue la revancha en el Red Bull Arena y Salzburgo se puso a la altura del gran equipo francés.

En un partido parejo, con el argentino Lucas Ocampos en cancha -de destacada actuación-, el conjunto de Rudi García intentaba con Dimitri Payet, Adil Rami, Morgan Sanson, Valère Germain y por supuesto, Florian Thauvin. Pero la pelota se empeñaba en decir que no y siempre salía desviada.

Por el lado de los austríacos, hubo notables desempeños de Amadou Haidara y Xaver Schlager, que tampoco, por el momento, lograban conseguir que la esférica se cuele en la red, con buenas contenciones del portero Yohann Pelé, que mantenía su valla en cero.

Así fue el primer tiempo, ambos presionando y estudiando al rival.

Los goles llegaron en el complemento. A los 53′, una gran jugada de Haidara, que eludió a varios defensores rivales, hizo que pateara al arco y venciera al portero Pelé y pusiera el 1 a 0 (y el 2 a 1 global). Marsella comenzaba a preocuparse…

12 minutos más tarde, apareció Salzburg nuevamente. Xaver Schlager recibió una pelota en el área, pateó como pudo y la esférica pegó en Bouna Sarr, que convirtió en su propia valla. Lamento francés e igualdad en el resultado global.

Los austríacos siguieron intentando a través del coreano Hwang Hee-Chan, que ingresó por Fredrik Gulbrandsen. Pero no pudo convertir.

El partido siguió con Salzburg aguantando y OM reaccionando, pero no llegaba ningún otro gol.

Tiempo cumplido y fueron al alargue.

En el tiempo extra se notó el cansancio y casi nada de ataque por parte de ambos conjuntos. El que hacía el gol ganaba. Esto se dio recién a los 116′, en un córner de Payet que cayó en el área en los pies de Rolando, donde le dio de primera y el disparo se coló en el arco del alemán Alexander Walke, que nada pudo hacer. 

Delirio francés y así llegó el pitazo final.

De esta manera, el próximo miércoles 16 de mayo en el Parc Olympique Lyonnais de Francia, se verán las caras en la gran final Atlético de Madrid -que hoy se impuso ante el Arsenal (ver nota en http://www.rincondefutbol.com/uel-habra-costa-en-lyon/)- y el Olympique de Marsella, en un encuentro atractivo que promete fútbol y buen juego.

Foto destacada: @OM_officiel


Florencia Godoy

Acerca Florencia Godoy

ver todas las publicaciones

Soy Florencia. Soy Lic. en Ciencias de la Educación (UBA). Investigo bastante sobre el vínculo historia - fútbol - educación. Me apasiona. Viví hasta los 18 años en la Patagonia, y mis mejores recuerdos son con una pelota de fútbol al lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*