UEFA SuperCup: Liverpool festejó en los penales

Partidazo a todo color donde el rojo prevaleció sobre el azul en Turquía y los dirigidos por Jurgen Klopp son los supercampeones del “Viejo Continente”.

Hermosa final de la Supercopa de Europa nos regalaron Liverpool y Chelsea en el Vodafone Arena de Estambul, que terminó con triunfo de los “Reds” 5-4 en la definición por penales, luego de igualar 2-2 durante 120 minutos.

Liverpool – vigente rey de la UEFA Champions League – y Chelsea – vencedor de la pasada edición de la Europa League – protagonizaron la primera definición de este trofeo entre clubes ingleses. Los “Reds” acumulaban 3 coronas (1977, 2001 y 2005), mientras que los londinenses solamente habían celebrado el título en una ocasión (1991).

Más allá del condimento del duelo entre equipos del mismo país, la verdadera nota saliente fue que al fin se rompieron algunas barreras: la terna arbitral estuvo integrada por mujeres. En efecto, la referí francesa Stephanie Frappart junto a las asistentes Manuela Nicolosi (también gala) y Michelle O´Neill (Irlanda) se encargaron de impartir justicia dentro de ese círculo tan cerrado. Al fin se ve la punta del iceberg de esa lucha por la igualdad que recién comienza.

Las mujeres arriba y que sea costumbre: hay que nivelar la cancha de una vez por todas (Foto. Bird Box Twitter)

Pero más allá de una cuestión de género, las polémicas no iban a faltar y en apenas 4 minutos de juego llegó la primera jugada propia de discusión. Centro de Jordan Henderson desde la derecha en dirección a Sadio Mané y el senegalés ensayó una media chilena. Encima estaba la marca de Andreas Christiansen, quien quiso cubrirse del pelotazo de manera instintiva. La redonda le dio en la mano al danés y todo Liverpool reclamó penal. Stephanie no hizo caso y tampoco hubo llamado por parte de la mesa de control … aquí no se amedrenta a nadie desde temprano.

Chelsea contestó con fútbol y un zurdazo del español Pedro se abrió demasiado sobre el poste de la mano derecha del arco defendido por su compatriota Adrián, el sustituto del lesionado Alisson Becker.

Los “Reds” apostaron a la velocidad de su tridente ofensivo y descuidaron a Mohamed Salah en una contra. El egipcio quedó cara a cara con el portero Kepa y el vasco salvó la caída de su arco con una buena tapada.

No está Hazard, ya es cosa del pasado. Sin embargo, los de Frank Lampard se las ingeniaron para construir juego desde los pies de Mateo Kovacic y las incursiones de sus puntas Olivier Giroud y Pedro. El ibérico tuvo otra chance clara y el travesaño le negó el primero. Chelsea sabía que si se animaba un poco, lastimaba a su adversario.

De momentos se invirtieron los roles: Pedro le metió un hermoso pase quirúrgico a Kovacic y la rápida salida de Adrián evitó otra oportunidad de gol.

La recompensa para los “Blues” llegó en el minuto 35. Christian Pulisic juntó a 4 rivales en la derecha y soltó la bola en el momento indicado, para habilitar a un solitario Giroud. El galo sacó un zurdazo rasante y cruzado que se coló en el segundo palo de Adrián. Arriba 1-0 Chelsea y estaba bien.

Se fueron al descanso con la ventaja mínima de los capitalinos y el campeón de Europa preocupado por su juego. Mostró muy poco en ataque y una extraña endeblez defensiva.

A cualquiera le hubiera gustado ser esa “fly in the wall” (“mosca en la pared”) para averiguar qué les dijo Klopp a sus dirigidos en el entretiempo. Otra fue la actitud del equipo y por fin apareció el Liverpool contundente y sólido, que en cuestión de 3 minutos lo emparejó a su Mané(ra).

A los 48´, una pelota boyando afuera del área fue clarificada por Fabinho con un hermoso pase al punto del penal. Roberto Firmino se anticipó a la salida de Kepa y fue generoso para cederla la redonda a Sadio Mané. El senegalés solamente la tuvo que empujar y todo como al principio.

Se soltaron los “Reds” y comenzaron a inclinar la cancha. Fabinho se animó desde lejos y se fue apenas desviado. Cada contra del rey continental era una chance neta de gol y entre la impericia en los últimos metros y la figura de Kepa que comenzaba a erigirse, se mantuvo la igualdad.

Una espectacular doble salvada del arquero español fue decisiva para evitar la segura caída de su valla. De un tiro de esquina le quedó a Salah, quien disparó cruzado y Kepa tapó de manera providencial. El rebote le cayó a Virgil van Dijk, que remató a quemarropa y fue fantástica la reacción del cancerbero vasco, quien ayudado por el larguero conjuró una ocasión neta de gol. Milagro en el área de Chelsea.

No se sacaron nuevas ventajas y la contienda se extendió al suplementario. Allí Liverpool continuó con la misma tesitura y otra vez golpeó al principio.

Minuto 95 y la inició Mané con una pelota que robó en el campo de los “Blues”. Apertura hacia la izquierda para Firmino, quien devolvió la gentileza con el preciso centro de la muerte. Notable derechazo alto de Sadio, quien completó su doblete y avisó que lo consideren para el Balón de Oro de este año.

La reacción de Chelsea no se hizo esperar. El preludio fue una escapada de Tammy Abraham, quien se aguantó la férrea marca de van Dijk y pudo rematar ante el achique de Adrián, pero el arquero español sacó las castañas del fuego.

Sin embargo, a los 101´ el equipo de Londres volvió a equilibrar la balanza. Abraham lo primereó a Adrián con una pelota que se escapaba por el fondo de la cancha y cayó dentro del área. La árbitro Frappart no dudó y señaló la pena máxima. No hubo consulta con el VAR ni llamado de la mesa de control: hubiese sido necesario porque la falta no existió.

Poco le importó a Jorginho, que a pura categoría ejecutó a la perfección y dejó las cosas 2-2. Chelsea quedó con un poco más de resto y la moral elevada, por lo que el camino a los penales resultaba incierto.

Pedro lo buscó a Abraham con un envío rasante y el joven delantero no pudo conectar con precisión dentro del área chica. Mason Mount exigió a Adrián a una excelente tapada y más tarde el propio Pedro remató con rosca y la caprichosa pasó muy cerquita del vertical izquierdo. Chelsea se pareció al del primer capítulo (Liverpool también) y los de Lampard dejaron una mejor imagen.

Claro que ambos hicieron todo para ganar pero esa cuestión de personalidad y mentalidad – mal llamada lotería – que significan los penales iban a definir el título.

Las ejecuciones estuvieron bien cerca de la perfección: Firmino – Jorginho – Fabinho – Barkley – Origi – Mount – Alexander-Arnold – Emerson – Salah. Iban 5-4 arriba los “Reds” y la presión recayó sobre el joven Abraham. Remate rasante al medio y Adrián salvó con el pie (se adelantó un poco, digamos todo). Liverpool desató la marea roja y se proclamó “Supercampeón”.

Adrián metió el pie y se convirtió en héroe (Foto: Champions League Twitter)

Cuarta corona para Liverpool y tercera final perdida para Chelsea. Los 2 estuvieron a la altura e inauguraron la primera gran definición continental con una final que tuvo de todo. Claro que el oficio de los “Reds” apareció en los 12 pasos y parece que Klopp de a poco ya se acostumbra a ganar.

Síntesis:

Liverpool (2) (5): Adrián; Gómez, Matip, van Dijk y Robertson (Alexander-Arnold); Henderson, Fabinho, Milner (Wijnaldum) y Oxlade-Chamberlain (Firmino) ; Mané (Origi) y Salah. DT: Jurgen Klopp.

Chelsea (2) (4): Kepa; Azpilicueta, Christensen (Tomori), Zouma y Emerson; Kanté, Jorginho, Pulisic (Mount) y Kovacic (Barkley); Pedro y Giroud (Abraham). DT: Frank Lampard.

Árbitro: Stephanie Frappart (Francia)

Foto Principal: Champions League Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*