UCL: PSG ahora sí completó su venganza

Pese a perder en casa por la mínima, los galos hicieron valer sus goles en Alemania y despojaron del título al vigente campeón. Tremenda exhibición de Neymar Jr., el verdadero artista del fútbol.

Se sirvió en un plato bien frío y se disfrutó como pocas veces. París Saint Germain tuvo su revancha porque la derrota 1-0 ante Bayern Münich en el Parque de los Príncipes no impidió que los franceses accedieran a las semifinales de la UEFA Champions League.

El 3-2 obtenido en suelo germano fue una ventaja decisiva, a la altura del 4-1 frente a Barcelona en el mismísimo Camp Nou. Es cierto, a los de Mauricio Pochettino les cuesta cerrar las series como locales porque demostraron que sufrieron más de lo esperado.

No fue tan distinto el trámite en el desquite de aquel que se vio en el encuentro de ida. Se trató de un verdadero partidazo, en el que los 2 tuvieron en la mira el arco de enfrente y desplegaron su mejor fútbol.

Quizás hubo un pequeño enroque en el rol de los arqueros: Manuel Neuer cometió errores en el primer duelo y recompuso su imagen con una descollante labor. En cambio, Keylor Navas fue un muro infranqueable en Alemania y en casa tuvo responsabilidad en el solitario gol del partido.

Fútbol en estado puro gracias a la notable actuación de Neymar. El desparpajo para bailar sobre la pelota, enloquecer a sus rivales con amagues y gambetas, como si estuviese jugando en la favela durante su niñez, dotaron al espectáculo de un nivel superlativo. Ney la tenía atada y los alemanes no se la podían sacar. Si algún compañero hubiese estado la mitad de inspirado que el brasileño, el resultado hubiese sido ampliamete favorable para los franceses.

Neuer respondió cuando se lo necesitó y los palos también tuvieron su culpa para negarle el merecido gol a Neymar. Una delicia a colocar desde afuera del área besó el larguero y se perdió por encima. Y luego un derechazo rasante que fue devuelto por el vertical de la mano zurda de Neuer.

La lírica del brasileño se vio sostenida por otros 2 puntos altos, como para bancarle la parada al Mercosur. Leandro Paredes tuvo un altísimo rendimiento a la hora de entender el juego: rápida recuperación y mejor visión de juego para administrar la bola con criterio. Y Ángel Di María también apeló a su memoria emotiva, esa que lo catapultó al “Viejo Continente” desde Rosario a puro desborde y explosión.

De lado alemán se vio la solidez de siempre, pese a no contar con el as de espadas en el ataque. La ausencia de Robert Lewandowski era obvio que se iba a sentir, pero hay que anotarle algún poroto a Choupo-Moting porque se puso el traje de bombero y honró a la “ley del ex” en los 2 encuentros.

Precisamente el camerunés fue el encargado de quebrar el cero, cuando estaba al caer el gol para los galos. Minuto 40 y un disparo de David Alaba no tuvo la feliz reacción de Navas, quien no pudo retener y la pelota se elevó. Choupo-Moting le dijo que sí con la cabeza al rebote y puso en ventaja al multicampeón alemán.

Burum-bum-bum, había esperanza, de Camerún. Nueva página en la “ley del ex” con el tanto de Choupo-Moting (Foto: @ChampionsLeague)

Con el resultado incierto, los 2 jugaron a lo que mejor saben: no esperar nada de su rival e ir al grano por la victoria.

La diferencia estuvo en que cada ataque germano no tuvo la mejor de las resoluciones (Sané y Coman no estaban finos) y que cada réplica parisina era sinónimo de cosa juzgada.

Le anularon uno a Mbappé por posición adelantada (insisten con la ridícula idea de esperar más de lo debido para frenar la jugada cuando ya se sabe que hay off-side). Neuer jugaba de libero y mantenía a los suyos con vida. Pero adelante faltaba el referente de área y la maquinaria alemana crujía con sonido a despedida.

Merecida clasificación de París Saint Germain por lo exhibido durante 180 minutos. Ya se sacó de encima a 2 pesos pesados y ahora va por un tercero que se conocerá mañana: Manchester City o Borussia Dortmund.

Todos los años se dice que “éste será” para los galos. El 2020 estuvo cerca porque se alcanzó la final por primera vez. Quizás el toque de Pochettino pueda dar el necesario fruto europeo. La casa todavía no está en orden con el torneo doméstico, pero este equipo suma confianza y se agranda en las difíciles, todo lo contrario a lo que se vio en las últimas definiciones. La “Ciudad Luz” se ilusiona con su primer campeón de la orejona. Por ahora, el camino sigue iluminado.

Síntesis:

PSG (0): Navas; Dagba, Danilo Pereira, Kimpembe y Diallo (Bakker); Gueyé, Paredes y Draxler (Kean); Di María (Ander Herrera), Mbappé y Neymar Jr.. DT: Mauricio Pochettino.

Bayern Münich (1): Neuer; Pavard, Boateng, L. Hernández y Davies (Musiala); Kimmich, Alaba y Müller; Sané, Coman y Choupo-Moting (Javi Martínez). DT: Hans-Dieter Flick.

Gol: Eric Maxim Choupo-Moting (40´) (BAY)

Árbitro: Daniele Orsato (Italia)

(Foto Principal: @ChampionsLeague)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*