UCL: Messi frotó la lámpara y Barcelona tuvo su genial goleada

La “Pulga” convirtió un par y sirvió otros dos, para liquidar a los galos y sacar boleto a los cuartos de final. Los “Culés” alcanzaron la cifra de 30 juegos europeos invictos en casa.

Barcelona vapuleó 5-1 a Lyon en el Camp Nou y es el único equipo español entre los 8 mejores de la UEFA Champions League. Contundente victoria de los entrenados por Ernesto Valverde, que en el momento en que el barco empezó a zozobrar, el “Capitán Messi” evitó cualquier intento de naufragio.

El empate sin goles en suelo francés había dejado la eliminatoria abierta. Un gol del equipo de Bruno Genesio podría complicar las cosas y los catalanes no querían dar lugar a la sorpresa.

De entrada el local mostró sus pergaminos y quiso llevarse por delante a su adversario. Messi probó desde afuera del área y lo obligó al arquero Anthony Lopes a una buena atajada.

Pasado el cuarto de hora de juego, el “Barsa” pudo desbloquear el resultado gracias a una jugada un tanto polémica. Pared entre Lionel Messi y Luis Suárez dentro del área y el uruguayo intentó el desborde por la izquierda. El belga Jason Denayer llegó primero al cruce y el oriental pisó al defensor. Caída de Luisito y el árbitro polaco Marciniak compró. Inexistente penal para el dueño de casa y Messi mostró su primera pincelada: definición a lo Panenka – como Agüero en la jornada de ayer – y 1-0 arriba Barcelona.

El segundo llegó a la media hora de partido. Gran pase de Iván Rakitic para Suárez y el uruguayo hizo todo bien: enganche para meterse dentro del área y generosidad pura para tocar hacia un costado ante la salida de Lopes y habilitar Philippe Coutinho. Pase a la red del brasileño y todo bajo control para los de Valverde.

Para colmo de males, el visitante perdió a su arquero por lesión. Anthony Lopes se retiró entre lágrimas y dejó su lugar a Mathieu Gorgelin.

Se fue el primer capítulo con la tranquilidad de los blaugranas y la sensación que si presionaban a fondo el acelerador, inevitablemente terminaría en goleada.

El inicio del complemento no varió demasiado. Barcelona estaba cerca del tercero y a Messi le ahogaron el grito de gol en la línea del arco, con una salvada in extremis del brasileño Fernando Marcal.

Y cómo será de lindo e impredecible el fútbol, que en el mejor momento local llegó el inesperado descuento de los galos. Minuto 58 y a la salida de un tiro de esquina, un centro sobre el área catalana no pudo ser rechazado jamás. Tres cabezazos y la pelota terminó en el pecho de Lucas Tousart, quien tuvo la serenidad necesaria para bajarla y meter un remate esquinado. Nada que hacer para Ter Stegen y Lyon de pronto se encontró a un gol de la hazaña.

Apenas unos murmullos bajaron de las gradas porque un partido que pintaba para goleada de repente se complicó más de lo esperado. Pero no hubo tiempo para preocuparse, ya que la conducción de Lionel Messi echó por la borda cualquier intento de rebelión francesa y el “Barsa” sacó a relucir la chapa de su jerarquía.

A los 78´, una réplica local terminó en el 3-1 que liquidó el pleito. Messi encaró hacia la tierra prometida y lo marcaban Marcelo y Denayer. Regate corto a la izquierda y enganche furioso hacia el medio, para desparramar a ambos defensores y tocar con derecha ante el achique de Gorgelin. Estéril esfuerzo del arquero de relevo y la bola con suspenso ingresó mansamente junto al vertical derecho.

Pasaron 3 minutos y Barcelona se mandó una obra perfecta del contraataque. Messi conducción por la derecha y su voz interior le dijo que un caudillo se mandó una carrera fenomenal de costa a costa. La “Pulga” juntó a 3 rivales y donde no había espacio para nada, metió una delicia de pase hacia el otro costado. Luis Suárez no alcanzó pero sí Gerard Piqué que apareció por sorpresa por el fondo. Notable presencia en el área de enfrente del zaguero que se vistió de delantero, para gritar el póker blaugrana.

Piqué agarró la lanza y con pies descalzos se mandó una escalada sensacional (Foto: Evening Standard)

Hubo tiempo para más y el anfitrión decidió abrir su manito. A los 81´ SPOILER ALERT: contra de Barcelona manejada por Messi … seguro que termina en gol. Lionel abrió a la izquierda para Moussa Dembelé, quien le dio a colocar como venía y selló el definitivo 5-1.

Barcelona se plantó en el momento justo y su estandarte izó la bandera de la autoridad. La idea básica se consolida con el correr de los partidos y los catalanes saben que están ante la oportunidad ideal de recuperar el cetro europeo. Con Messi como su mejor intérprete, es tiempo de cantarle a la pelota como lo haría Alejandro Sanz: “No más dudas razonables, si ha de ser así, adelante (…) éste último momento, vívelo y los demás … los demás, que aguanten”.

Síntesis:

Barcelona (5): Ter Stegen; Sergi Roberto (Nelson Semedo), Piqué, Lenglet y Jordi Alba; Rakitic, Busquets y Arthur (Arturo Vidal); Coutinho (O. Dembelé), L. Suárez y Messi. DT: Ernesto Valverde.

Lyon (1): Lopes (Gorgelin); Denayer, Marcelo y Fernando Marcal; Dubois, Tousant, Ndombelé, Mendy (Cornet) y Fekir; M. Dembelé y Depay (B. Traoré). DT: Bruno Genesio.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia).

(Foto Principal: Stadium Astro)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*