Triunfo y adiós

Arsenal cerró el año logrando la tan esquiva primera victoria del campeonato, ante Vélez y por 2-1. A pesar de los tres puntos, Lucas Bernardi presentó su renuncia alegando no sentirse respaldado. Suenan Carlos Mayor y Gastón Esmerado. 

El comienzo del encuentro favoreció a un Fortín que salió más decidido, con dos oportunidades para abrir el marcador desde temprano. Al minuto, Leandro Desábato encontró un espacio interior para habilitar a Mariano Pavone, cuya definición tras hacer la diagonal salió muy mordida. Un par de minutos después Lautaro Gianetti ganó en el área tras un córner, pero el cabezazo del central salió desviado. Luego de ese comienzo turbulento, Arsenal respondió. El debutante Sebastián Lomónaco, de buena presentación, ubicó a Julio Rodríguez quien tras controlar con cierta dificultad sacó un zurdazo cruzado que Fabian Assmann le contuvo. El local mejoró en esos minutos, se instaló en campo rival, y a diferencia de su oponente, pudo golpear. A los trece minutos, Juan Brunetta vio proyectarse a Corvalán y lo habilitó con un gran taco, el ex Quilmes vio llegar a Sergio Velázquez y éste, una vez se acomodó para rematar de zurda, puso el 1-0. Este gol acentuó la superioridad de Arsenal, que encontró en las corridas de Lomónaco a espaldas de Brian Cufré el lugar por donde iniciar sus avances. El juvenil de 18 años tuvo una tras cabecear el envío que Brunetta le puso desde la izquierda, aunque su testazo fue deficiente. El cordobés asistió nuevamente, esta vez de tiro libre, a un Marcos Curado que se desprendió bien pero su toque salió apenas afuera.

Casi en la media hora, Vélez reaccionó atacando el lado derecho de la defensa del Viaducto -lugar por el cual Gonzalo Díaz desbordó a Leandro Marín en varias ocasiones- y estuvo a punto de encontrar la paridad. Un centro del mencionado Díaz que fue desviado por Pavone derivó en la aparición por detrás de Diego Zabala a quien Pablo Santillo le negó el gol con la mejor atajada que tuvo el duelo, abajo del arco y sobre el área chica. Los minutos que vinieron tras esa chance fueron parejos, mostrando a un conjunto de Liniers que emparejó el duelo al ganar mitad de cancha y que empezó a manejar más el balón. Sin embargo, un par de minutos fatales derribaron a los de Omar De Felippe: a los cuarenta, en una acción en donde varios futbolistas fueron con mucha fuerza a la pelota, Gianetti se ganó la segunda amarilla al ir contra Velázquez de manera temeraria -aunque sin golpearlo-; y encima dos minutos más tarde Marín quiso meter al medio una pelota de cabeza, Assmann fue arriba, Velázquez lo cargó -el juez Mario Ejarque ignoró esto- y la pelota terminó adentro. Esto hizo explotar a los jugadores y al entrenador velezano, que ya venían contrariados con el árbitro por la expulsión y terminaron protestándole enfáticamente antes de irse al vestuario cuando este pitó el final del primer tiempo.

La segunda mitad tuvo mucha menos emoción debido a que el dueño de casa se mostró cómodo con la ventaja y la visita, con uno menos, tuvo problemas para acercarse a la valla de Santillo. Desde el inicio del complemento, De Felippe confió en Hernán Barcos para modificar las cosas y el delantero cordobés demostró un par de cosas interesantes, complicando a los centrales con su contextura -el juez se comió un penal que le hicieron-. Vélez no fue avasallante, pero se acercó y generó un par de ocasiones. Entre Jonathan Bottinelli y Corvalán lograron evitar el descuento del mencionado Barcos, mientras que luego fue Santillo el que apareció en acción para negarle el gol a Héctor Canteros, que se internó en el área celeste y roja. Recién faltando diez minutos para el final, un Arsenal que se dedicó a meter y a luchar pudo encontrar algunos contragolpes como para liquidar la cuestión, pero la precisión no estuvo presente. Para colmo, a cinco del final Curado le cometió un penal alevoso a Pavone y Barcos le puso suspenso al final haciéndose cargo de la ejecución con categoría. Sin embargo, los embates de Vélez no fueron ni lo claros ni lo fuertes como para inquietar a Santillo y el local hasta tuvo una clarísima chance del 3-1 mediante el ingresado Franco Fragapane, quien tras eludir a Assmann estrelló su disparo contra el poste. El choque concluyó con el 2-1 final para un Arsenal que pegó un gran grito de desahogo, pero sabe que tendrá que mejorar demasiado este pésimo semestre. Será con otro DT, porque Bernardi anunció su salida tras el encuentro. Por el lado del Fortín, será barajar y dar de nuevo en un semestre que también lo tendrá apremiado con los promedios.

Ficha del partido:

Se fue Bernardi

Tras el partido, Lucas Bernardi confirmó lo que se rumoreaba minutos antes: su renuncia como entrenador de Arsenal luego de solamente cinco partidos. En la conferencia de prensa posterior al 2-1 ante el Fortín, el rosarino alegó que no siente el apoyo necesario de todas las partes para continuar en el cargo y prefirió dejarle el lugar a otro entrenador, en una decisión que resulta algo extraña sobre todo por lo poco que duró su estadía en el club de Sarandí. Hay que decir, no obstante, que la gente del Viaducto siempre miró de reojo su designación y hoy, antes del partido, realizó cánticos insultando a los jugadores, dirigentes y cuerpo técnico. Además, desde el club siempre dijeron que su llegada se dio porque, de los técnicos que se barajaban, ninguno quería agarrar en ese momento. Se va Bernardi y los que suenan ahora son Carlos Mayor (representado por Christian Bragarnik, cuya empresa se encarga del fútbol del Viaducto) y Gastón Esmerado. Mucha agua correrá de aquí hasta la pretemporada, pero lo cierto es que el entrenador designado tendrá la presión de mantener al Viaducto en Primera.

Bernardi dejó el Viaducto tras solamente cinco partidos en una llamativa decisión. (Foto: @hablemosdelarse)

Foto destacada: Hablemos de Arsenal (@hablemosdelarse)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

1 Comentarios en este artículo

  1. […] Crónica del partido por Juán Saber […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*