Sugestiones mundialistas

Martín Tobaldo vio la luz un 24 de diciembre a eso de las doce del mediodía. Los presentes aseguraron que nació con un pan dulce bajo el brazo, motivo honroso para la familia fue la aparición de un purrete lleno de frutas abrillantadas. De niño descubrió la vocación por el dibujo, un extraño poder que aún hoy suele ejercer. Su manera de graficar excede toda lógica, pues no se le entiende un pomo. Obstinado en la manera de contar un chiste puede herir susceptibilidades ajenas porque las propias ya las tiene atrofiadas. Su comienzo en El Rincón del Fútbol se lo adjudica a Diego González, honorable escritor con quien realizó dupla para las columnas ante llamadas “De Cuchara, Crónicas de Fútbol”.     


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*