Serie A: Ahora 12, pero Lazio es más que efectiva

Las “Águilas” destrozaron a Sampdoria con un Ciro Immobile intratable y cosecharon su duodécimo éxito doméstico en fila. Napoli definitivamente perdió la brújula y está sin rumbo. Sassuolo dejó atrás los sinsabores y domesticó al “Toro Salvaje”.

El espectacular paso arrollador de Lazio parece no tener techo. En la apertura de la jornada 20 del “Calcio”, los romanos aplastaron 5-1 a Sampdoria en el Olímpico de la capital y quedaron a 3 puntos de la cima.

Tan sólo 20 minutos le bastó a la squadra de Simone Inzaghi liquidar de manera temprana la historia ante un conjunto genovés muy limitado en defensa. Raro en un equipo de Claudio Ranieri – un DT que privilegia la orden en la última línea por sobre todas las cosas – aunque sus muchachos entraron dormidos y se descuidaron nada menos que frente a la maquinaria goleadora por excelencia: un promedio de 2,64 tantos en los últimos 14 partidos avalan el poderío ofensivo lacial.

A los 7´, Ciro Immobile mostró su potencia y le ganó un duelo mano a mano a Julián Chabot. Después ingresó al área rival y se aguantó la embestida de Bartosz Bereszynzki, para luego sacar un zurdazo al primer palo. Parada a medias de Emil Audero y rebote corto que aprovechó Felipe Caicedo para señalar el 1-0.

Pasaron 10 minutos y un centro de Manuel Lazzari dio en la mano de Nicola Murru. El árbitro Daniele Chiffi no dudó en señalar penal e Immobile estiró la ventaja a 2.

Continuaba la siesta en la última línea de la “Samp” y 3 minutos más tarde comenzó a erigirse la goleada. Larguísimo bochazo de Francesco Acerbi que puso a correr a Immobile con la defensa más que dormida. Chabot no pudo siquiera cruzarlo y Ciro se las ingenió para desparramar a Audero y tocar con el arco desprotegido.

Minuto 54 y otra obra maestra del terror de la defensa genovesa terminó con un gol en contra. Luego de un tiro libre, la pelota quedó en la media luna del área y se juntaron 5 jugadores visitantes en busca del balón. Lucas Leiva simplificó todo con un pase a Bastos a la derecha (total, no lo marcaba nadie). El angoleño tuvo tiempo y espacio para controlar el cuero y definir arriba, lejos del alcance del indefenso Audero.

A los 65´ el local abrió la mano con otro penal. Luis Alberto estuvo a punto de ajusticiar a Audero pero en el camino Omar Colley se arrojó para cubrir el disparo. La pelota le dio en la mano al gambiano y a Chiffi le avisaron desde la mesa de control. Pena máxima concedida e Immobile decidió llevarse la bola a su casa con su tercera diana (ya tiene 23 goles en el campeonato, un verdadero rompe redes).

Sampdoria tuvo su consuelo a los 70´, con un zurdazo desde afuera del área de Manolo Gabbiadini que Thomas Strakosha rechazó hacia el medio. Karol Linetty se encontró con el balón suelto y consiguió el gol del honor.

Poco le duró el entusiasmo al visitante, porque apenas 1 minuto más tarde se quedó con uno menos. El neerlandés Bobby Adekanye se iba solito para la media docena y el alemán Chabot completó su tardecita negra con una artera patada merecedora de la roja directa. Sí, la “gran Federico Valverde” pero en este contexto fue más inútil que la primera rebanada de pan lactal.

Napoli sigue sumido en una profunda depresión y hasta perdió su identidad. En el mítico San Paolo, Fiorentina lo venció 2-0 y desde el 19 de octubre del año pasado que los “Azzurri” no festejan en casa por Serie A.

La “Fiore” se mostró endemoniada – más allá que hoy se vistiera de rojo – con la gestión de Giuseppe Iachini: empate en el debut y luego 3 halagos al hilo – incluido el conseguido sobre Atalanta por Coppa Italia – para dibujarle una sonrisa a un equipo que coqueteaba con el descenso.

A los 26´ llegó la apertura del marcador. Una bola cruzada desde la izquierda de Gaetano Castrovilli encontró por el otro lado a Marco Benassi, quien de primera le bajó el balón a un Federico Chiesa que hizo todo bien: paró la bola de zurda y tac, le dio de puntín con la derecha para engañar a David Ospina. Golazo por la repentización del hijo del gran Enrico.

Un contraataque feroz terminó con otro golazo en favor del visitante. Minuto 74 y un pelotazo de lado a lado de Chiesa encontró a Pol Lirola en la derecha, quien habilitó a Duhan Vlahovic. El serbio se despachó con una definición exquisita: lo marcaba Sebastiano Luperto y decidió meter un zurdazo con rosca al palo derecho de Ospina. Nada que hacer para el colombiano y perfecta resolución del balcánico para liquidar el pleito.

Sassuolo cortó la sequía y derrotó 2-1 a Torino en el MAPEI Stadium. Fin de la racha de 3 caídas sucesivas para el “Verdinegro” y un poco de oxígeno para despegarse de la zona caliente.

El “Toro” vio primero el trapo rojo y se puso en ventaja a los 20´, con un gol en contra. Un tiro de esquina desde la derecha fue ejecutado hacia afuera del área. Tomás Rincón llegó como un tren para darle de primera y la pelota probablemente iba a ingresar en el palo más lejano de Andrea Consigli. Pero Manuel Locatelli estaba detrás del arquero local e intentó rechazar. Lástima que se hizo un nudo con la caprichosa y terminó con un ridículo autogol.

Pasada la hora de partido, el dueño de casa cambió a tiempo y pudo corregir el rumbo. A los 61´, un maravilloso tanto de Jeremie Boga estableció la paridad. El marfileño le metió un precioso túnel subfluvial a Rincón y se animó a un soberbio derechazo a colocar desde la quinta dimensión. Viaje sin escalas del balón al ángulo superior izquierdo de Salvatore Sirigu y todo como al principio.

La reacción se completó 12 minutos más tarde, con el tanto de la victoria. Otra vez Boga tuvo la llave del gol, con un magnífico desborde por derecha y un envío rasante que pasó por un mar de piernas de la defensa visitante. En el segundo palo estaba Domenico Berardi con la servilleta al cuello y un disparo de zurda sacudió la red turinesa.

(Foto Principal: worldsoccertalk.com)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*