Con el objetivo de no sufrir

San Martín ya no aspira a obtener un pasaje a la Copa Sudamericana, lo único que le queda es sumar para no sufrir el torneo que viene.

El conjunto dirigido por Coyette perdió todas la chances de jugar un campeonato internacional luego de la derrota en el clásico con Godoy Cruz.

Ahora se juega parte de los 6 puntos que debe sumar, ante Vélez y de local. Ambos conjuntos están muy necesitados de triunfos por los promedios para el próximo torneo.
Walter Coyette realizará 4 cambios para este encuentro; las modificaciones serán las siguientes: ingresará Pablo Aguilar por Gonzalo Prósperi, Matías Escudero y Claudio Mosca (ambos expulsados) y Nicolas Maná -lesionado- serán reemplazados por Damián Schmidt y Gustavo Villarruel.
Estos cambios se deben a que varios de los jugadores que han venido siendo titulares los últimos partidos están lesionados, en el caso de Gonzalo Prósperi tiene una distensión en el recto anterior en la pierna derecha y Nicolás Maná tiene una molestia en la rodilla derecha, se lesionó en el último entrenamiento.
Gustavo Villarruel ocupará el lugar de Maná y después de mucho tiempo de no poder jugar debido a la rotura de ligamentos cruzados vuelve a Primera. El Pipa Villarruel ya tuvo minutos en cancha con la Reserva ante Olimpo.
Hoy en el Hilario Sánchez será partido de vital importancia a futuro entre San Martín y Vélez a las 19 horas, por la fecha 26 de la Superliga.
Los 11 confirmados son: Ardente;  Aguilar, Schmidt, Vega y Olivera; Villarruel, Gelabert, Fissore, Agüero; Carabajal y Spinelli. El encargado de dirigir será Jorge Baliño. El equipo de Coyette tendrá enfrente a un equipo que dará todo por llevarse los tres puntos de San Juan, pero el verdinegro tiene que sacar adelante este último partido como local. Un triunfo valdrá oro ante la necesidad de puntos.
Foto: Hernán Pascual

Informe: Rocío Molina


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*