Repechaje: Perú sacó pasaje a Rusia y vuelve a un Mundial luego de 36 años

El ceviche sabe mejor que el kiwi y los incaicos completaron el cuadro mundialista, con 5 representantes sudamericanos. Conmovedor apoyo de todo un continente para un equipo que se hizo querer.

Perú venció 2-0 a Nueva Zelanda en Lima y abrochó la clasificación para la próxima Copa del Mundo. Tras el 0-0 en el encuentro de ida disputado en Wellington, los comandados por Ricardo Gareca no defraudaron a propios (y ajenos que hicieron sentir su acompañamiento incondicional) y regresarán a la máxima competición de selecciones tras 8 ediciones de ausencia.

La sensación del primer chico jugado al otro lado del mundo fue algo extraña. Los sudamericanos bien pudieron definir la serie con algún gol fuera de casa y la igualdad sin goles dejó instalada la incógnita. Más aún, sin su máxima figura, Paolo Guerrero, los peruanos debían hacerse fuertes de local ante un rival decididamente inferior.

En apenas 2 minutos los anfitriones le hicieron sentir a los neozelandeses sus deseos de imponer condiciones. Luis Advíncula ensayó un slalom de derecha hacia el centro y metió un tremendo zurdazo que hizo temblar el horizontal del arco defendido por Stefan Marinovic. Fue tan solo el preludio.

Las constantes subidas por el andarivel izquierdo de Miguel Trauco (¿el nuevo Juan Manuel Vargas?) y ese tándem con un Christian Cueva intratable, era la fórmula para que los locales pudiesen desbloquear la resistencia oceánica.

La primera polémica de la noche se instaló por una mano de Winston Reid en el área visitante, que debió ser sancionada como penal. Sin embargo, Perú no se quedó solamente con la protesta y siguió con su idea de juego.

Y justo antes de la media hora de partido, estalló el Nacional de Lima con el grito de un país. Cueva desbordó por la izquierda y juntó a 2 rivales. Soltó justo la pelota hacia el medio para la entrada de Jefferson Farfán. El delantero del Lokomotiv moscovita controló el balón e hizo foco (más bien, “Foquita”), para romperle el arco a Marinovic y conseguir el primer gol del encuentro.

Farfán abrió el camino de la clasificación y festejó como un Guerrero, con dedicatoria a Paolo incluida. (Foto: Selección Peruana TW)

A los 41´ los peruanos casi liquidan la serie, pero se encontraron con una extraordinaria respuesta del arquero Marinovic. Remate lejano de Trauco demasiado envenenado, porque la pelota picó antes. El guardavallas del Vancouver Whitecaps de la MLS dio un rebote corto y Farfán se relamía para el segundo. Sin embargo, Marinovic a puro reflejo enmendó las cosas y dejó con vida a su equipo. En realidad, apenas pudo estirar un poco la agonía.

Nueva Zelanda tiró ese manotazo de ahogado con el ingreso de Chris Wood en el complemento. El delantero del Burnley inglés era la única carta ofensiva del conjunto de Anthony Hudson: demasiado poco para un seleccionado con aspiraciones mundialistas.

Perú encontró el alivio y empezó a hablar en ruso en el minuto 64. Un tiro de esquina desde la derecha que no pudo conectar Cueva, pero la caprichosa quedó boyando en el área. Christian Ramos capturó el rebote y le dio con alma y vida, para elevar al cuenta a 2 y firmar la sentencia del resultado.

Será la quinta Copa del Mundo para los incaicos, con una aparición estelar en México 1970 (dejó nada menos que en el camino eliminatorio a la Argentina), donde pudieron llegar más lejos de no haberse encontrado en el camino con la mejor Selección Brasileña de la historia. El protagonismo resurgió en 1978, donde alcanzó la ronda final con abanderados del buen fútbol: Héctor Chumpitaz, Teófilo Cubillas y Percy Rojas, entre otros.

España 1982 fue la última entrada en escena, con 2 empates (0-0 con Camerún y 1-1 frente a Italia) y una goleada en contra que terminó con su aventura mundialista (1-5 ante Polonia).

Perú se ganó el cariño de una América Latina que cerró sus venas y se unió para apoyar. Porque además de sangre, también hay fútbol corriendo por las venas. Ricardo Gareca rechazó dirigir a Costa Rica en 2015 y se embarcó en una aventura imposible. Como jugador, en 1985 dejó afuera al seleccionado peruano con ese agónico gol en sociedad con Daniel Passarella. Hoy le devuelve la vida a un país futbolero, que necesitaba una alegría semejante.

Rusia los espera y ya tiene a sus 32 invitados. Alguna vez Mario Vargas Llosa dijo que “la incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar”. Ya no quedan dudas, Perú florece otra vez. Bienvenido sea su buen fútbol.

(Foto Principal: Conmebol.com)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*