EPL: El United sigue sin arrancar

Los de Mourinho viven un momento adverso y se encuentran cada vez más lejos de la pelea por el campeonato. Esta vez no pudieron doblegar en casa a West Ham, que les arrancó un 1-1. Southampton, por su parte, venció a Everton y aspira a puestos de Europa en tanto que Stoke City se despegó del fondo al ganarle a Watford.

La jornada de domingo trajo cuatro interesantes duelos, entre los que destacaban el enfrentamiento de Arsenal, que iba a vencer por 3-1 a Bournemouth y el choque Manchester United-West Ham. Una vez más, las cosas no resultaron como los Red Devils hubieran querido, logrando tan sólo un empate que marcó este inicio de campaña del club como el peor desde la temporada 1990/91. Por otra parte, Southampton recibió a Everton y consiguió un importante triunfo para acercarse a posiciones de Europa League mientras que Stoke City cosechó un valioso 1-0 en casa de Watford. A continuación, leé el resumen de cada uno de los encuentros.

El United sigue trabado

En Old Trafford, los Red Devils recibían a un irregular West Ham con el objetivo de ganar para no quedar aún más lejos de la pelea por el título. Sin embargo, el elenco de José Mourinho debió pelear contra la corriente de un trámite que desde el minuto y medio de un juego ya se le presentó adverso. Los Hammers pegaron primero utilizando la gran pegada de Dimitri Payet, que encontró con su tiro libre la cabeza de Diafra Sakho, que llegó puntual a la cita y puso el 1-0. Ante este inicio complicado, el anfitrión respondió sobre el cuarto de hora con un tiro de Juan Mata bien contenido por Darren Randolph, mientras que cinco minutos después una muestra de la calidad en la pegada de Paul Pogba gestaría la igualdad. El francés recibió, levantó la cabeza y ubicó con un pase largo muy preciso a Zlatan Ibrahimović para que éste, después de desmarcarse inteligentemente, empatara el encuentro de cabeza. Posteriormente a la parda, José Mourinho se fue expulsado por el juez Jonathan Moss luego de una reacción exagerada ante una amonestación a Pogba por simular. Ya sin su DT en la línea de cal, el dueño de casa halló dificultades para llevar riesgo a su oponente. Sin embargo, una buena chance se les presentó a partir de una devolución de un saque de arco por parte de Phil Jones que llegó hasta Marcus Rashford, quien no pudo vulnerar a Randolph con su definición a pesar de quedar mano a mano. La mejor jugada de los Red Devils fue elaborada justo antes del descanso, con un Mata que se movió inteligentemente, combinó con Ibrahimović y habilitó a Jesse Lingard. El inglés apareció en el área a toda velocidad y definió al primer palo de un Randolph que alcanzó a meter las manos para mandarla al córner.

Zlatan empató para un United que no levanta cabeza y ve cada vez más lejos la lucha por el título. (Foto: Goal.com)
Zlatan empató para un United que no levanta cabeza y ve cada vez más lejos la lucha por el título. (Foto: Goal.com).

Al inicio del complemento se vio a un local aún incómodo, sorprendido además por lo que fue un buen comienzo de los Hammers. Payet probó con un tiro libre, pero David De Gea se interpuso e impidió el tanto del volante. Wayne Rooney y Henrik Mkhitaryan saltaron a la cancha para darle más claridad a un anfitrión que había perdido peso, y gracias a su ingreso se vio al elenco de Manchester más decidido. Tras un par de intentos tibios del capitán de la selección inglesa y Lingard, el local generó tres oportunidades claras en ese lapso, pero ninguna de ellas pudo traducirse en gol. Un tiro en el poste de Mkhitaryan -luego empujado a gol por un Lingard que estaba adelantado-, un remate desde afuera de Pogba que exigió a Randolph y un gran pase colgado de Rooney para Zlatan, que éste no pudo capitalizar se sumaron a la pila de ocasiones que Manchester United no aprovechó en sus partidos de liga. La visita tendría una réplica sobre el final y casi se lo lleva: Michail Antonio se escapó por la derecha y soltó un pase atrás para Ashley Fletcher, ingresado en el complemento, que tuvo la chance de ganarlo pero De Gea impidió esto con una buena tapada. Empate con gusto a muy poco para un elenco al que le cuesta encontrar respuestas colectivas y no está dando de ninguna manera la talla en esta temporada, ubicado en el sexto lugar y marcando el peor inicio de temporada del club en veintiséis años.

 

Los Saints marchan mejor

El duelo entre estos dos en el St. Mary’s Stadium tenía buena pinta por el potencial que ambos poseen en sus planteles, a pesar de que ninguno ha logrado cierta regularidad en lo que va de Premier. Parecía que las expectativas previas iban a ser colmadas, puesto que al minuto de juego un local decidido a tomar la iniciativa encontró la apertura del marcador. Un centro de Cédric Soares no pudo ser rechazado por la zaga y, tras un toque en el área del juvenil Joshua Sims, quien debutaba como titular, fue Charlie Austin quien la mandó al fondo. Luego del tanto, el elenco de Claude Puel siguió merodeando el área rival ante un visitante que no reaccionaba. Un remate de Pierre-Emile Højbjerg que salió por arriba fue otro aviso de los Saints justo antes de que Austin tuviera una clara chance para el segundo tras habilitación del danés, pero esta vez el atacante definió a las manos de Marteen Stekelenburg. Luego de veinticinco minutos, el conjunto de Ronald Koeman logró acomodarse un poco en el campo y generó su primera oportunidad. Gareth Barry habilitó con un gran pase entre líneas a Seamus Coleman, que en función de ataque sacó un centro atrás ideal para la llegada de Idrissa Gueye, pero el senegalés la tiró por arriba. En un final del primer tiempo donde el cotejo se emparejó un poco más, la visita volvió a avisar. Tras un tiro libre de Leighton Baines al segundo palo, Barry apareció y metió un cabezazo que se fue por encima del arco.

Charlie Austin demostró nuevamente su peso goleador y le otorgó la victoria a unos Saints que aspiran puestos de Europa League. (Foto: @SouthamptonFC)
Charlie Austin demostró nuevamente su peso goleador y le otorgó la victoria a unos Saints que aspiran puestos de Europa League. (Foto: @SouthamptonFC).

En el complemento, Southampton volvió a tener rápidamente la iniciativa y en un córner a favor contó con la posibilidad del segundo tanto. A Højbjerg le quedó un rebote en la parte diestra del área chica, gambeteó en una baldosa a su marcador y disparó casi sin ángulo, con la mala fortuna de que su derechazo diera en el palo. La respuesta del Everton llegó a los diez minutos, cuando Yannick Bolasie elaboró una maniobra individual a pura potencia y disparó entrando al área, pero su intento salió apenas desviado de la valla de Fraser Forster. Desde ese momento, el encuentro respetó un cierto patrón favorable al dueño de casa, que tuvo la pelota, la manejó con paciencia y se acercó más frecuentemente al arco rival. A quince del final, Sims tiró un centro muy peligroso que Phil Jagielka despejó en la línea. Un minuto más tarde James Ward-Prowse tuvo el segundo en dos oportunidades, con un disparo desde afuera que Stekelenburg le tapó y luego, en el rebote, al no poder conectar correctamente el pase al medio de Austin, quien había reformulado la jugada tras la atajada del arquero. El volante tuvo otra ocasión para estirar la ventaja al recibir un envío preciso de un muy activo Cédric y rematar ante un Stekelenburg que salvó de gran forma su tiro a quemarropa. Everton intentó empatarlo, aunque sus limitaciones se vieron expuestas por un Southampton que supo mantener a los Toffees lejos de su área. Un cabezazo del ingresado Enner Valencia a dos del final fue la solitaria aproximación de un visitante que nunca estuvo cómodo y se fue del St. Mary’s justamente derrotado. Los de Puel ya suman diecisiete puntos y aspiran a puestos de Europa League, lugar del que están nada más a tres unidades.

 

Más aire para Stoke City

En Vicarage Road, un Watford cercano a los puestos de Europa League recibió en casa a unos Potters que, a pesar de la última derrota ante Bournemouth, venían levantándose de un mal arranque. La visita arrancó mejor y llegó con claridad a los diez minutos de comenzado el choque, mediante un tiro de Bruno Martins Indi, propiciado por un borbollón en el área y tapado por Heurelho Gomes. Cinco minutos después, Gianelli Imbula avanzó en el campo y sacó un furioso zurdazo que pasó cerca del palo derecho del arquero local. Hasta que finalmente una pelota parada le iba a conceder a Stoke lo que tanto venía mereciendo: córner de Xherdan Shaqiri, cabezazo de Charlie Adam, palo y gol tras rebotar en la pierna de un poco afortunado Gomes. En el complemento el trámite fue menos vistoso, aunque en el inicio los visitantes contaron con un interesante contragolpe para meter el segundo, mas el pase al medio de Marko Arnautović tras su gran corrida no pudo ser conectado por Jonathan Walters. Walter Mazzarri buscó cargar arriba con los ingresos de Odion Ighalo y Stefano Okaka, pero lo cierto es que a los Hornets les costó muchísimo crear peligro. Solamente un cabezazo de Troy Deeney que salió cerca fue lo único inquietante de un local que encima sobre el final perdió a Miguel Britos, expulsado tras ver la segunda amonestación. Buena victoria del conjunto de Mark Hughes, que ya mira al descenso desde una posición más lejana.

Foto destacada: Sky Sports.


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*