Premier League: Manchester City goleó y sigue con puntaje ideal, mientras que Arsenal aplastó al Hull City

Los de Pep Guardiola siguen a paso firme en la liga y suman cinco victorias al hilo tras el 4-0 ante Bournemouth en el Etihad Stadium. Los Gunners, con doblete de Alexis Sánchez, consiguieron un 4-1 a domicilio ante Hull City que los posiciona en la lucha. Everton, por su parte, le ganó 3-1 a Middlesbrough y es por ahora el único escolta.

La jornada del sábado en la Premier League tenía como plato principal la presentacion del líder Manchester City ante el Bournemouth. Los Citizens querían ampliar su hasta ahora perfecto registro y así empezar a cortarse en soledad en la tabla. Por otra parte, Arsenal visitaba al duro Hull City en busca de una victoria para no perder el tren liguero, mientras que el escolta Everton recibía en el último partido de la fecha al ascendido Middlesbrough. Completaban la jornada los choques entre el campeón Leicester y Burnley, y la visita de West Ham a The Hawthorns para enfrentar a West Bromwich. A continuación, el resumen entero de los cinco partidos.

Otro desfile para seguir arriba

Luego de una semana más que positiva, con triunfo en el clásico ante el Manchester United y una goleada en su partido inicial de Champions League, el Manchester City quería continuar por la senda ganadora y meter quince puntos sobre quince. Kevin De Bruyne, con una tarde magistral, lideraría una nueva goleada de los Citizens ante un Bournemouth que poco pudo hacer ante el poderío local. A los diez segundos, el volante ofensivo belga ya había exigido a Artur Boruc con un remate lejano, y a los quince minutos, un tiro libre suyo por debajo de la barrera iba a darle la ventaja a los de Guardiola. Más tarde, De Bruyne iba a conducir dos contragolpes de los cuales uno terminaría en el segundo gol del equipo Skyblue. En primera instancia, Nolito desperdiciaría la asistencia del belga, pero en el segundo Raheem Sterling iba a encontrar al joven Kelechi Iheanacho quien solamente tuvo que empujar a la red. Es el tercer gol del nigeriano en sus últimos tres encuentros. Bournemouth intentó reaccionar, y en un contraataque Joshua King tuvo el descuento, pero Claudio Bravo intervino de buena manera.

Para no pasar sobresaltos, el City se encargó de liquidar rápido las cosas al inicio la segunda mitad. Otra vez un contragolpe conducido por De Bruyne derivó en Iheanacho, que decidió devolverle gentilezas a Sterling para que éste se anote en el marcador con el 3-0. Los locales continuaron llegando y al Bournemouth se le hacía difícil sostenerse, a pesar de algún intento aislado en ataque. Finalmente, a los veinte del segundo tiempo, Ilkay Gündogan entró por el medio y recibió un pase filtrado del iluminado De Bruyne para decretar el 4-0 que sería definitivo. Un completo recital ofensivo del que representa a Bélgica, plasmado tanto en la planilla como dentro del trámite del encuentro. Luego del cuarto gol, Bournemouth tuvo la más clara para descontar, pero el travesaño le negó a Callum Wilson lo que hubiera sido el tanto del honor. Solamente quedó tiempo para la expulsión del español Nolito, por una desmedida reacción en un cruce con Adam Smith. El Manchester City se mantiene con puntaje perfecto, y Pep Guardiola sigue labrando su camino en la Premier League de la mano de un estelar Kevin De Bruyne.

Los Gunners, a puro gol en Hull

Arsenal visitaba el KC Stadium con la expectativa de llevarse un triunfo que lo mantuviera cerca del líder. Los de Arsène Wenger se plantaron con mucha personalidad desde la primera parte, y con la movilidad de sus hombres de arriba más la solidez que proveyeron tanto Francis Coquelin para recuperar como la dupla Laurent Koscielny-Shkodran Mustafi para anticipar y evitar los contragolpes locales, redondearon una gran performance. Luego de insinuar en un par de ocasiones en los primeros quince minutos, fue Alex Iwobi quien capturó un rebote del arquero Jakupovic y éste se transformó en gol tras un desvío fortuito en Alexis Sánchez. Una vez materializada su ventaja, Arsenal tuvo algunas oportunidades para irse arriba por dos antes del descanso, pero careció de efectividad. Primero Alexis, y luego entre Iwobi y Mesut Özil desperdiciaron claras oportunidades. Hull recién inquietaría faltando diez minutos, luego de una recuperación alta que encontró a Robert Snodgrass cuyo remate paró Petr Cech. Sánchez tendría una nueva oportunidad de marcar con un penal, después de que Jake Livermore frenara con la mano un remate de Coquelin con destino de arco. El inglés vio la roja y Alexis se hizo cargo del penal, pero Jakupovic impidió el 2-0.

En la segunda mitad las cosas se dieron de manera similar, pero esta vez los Gunners se mostraron más efectivos que en la etapa inicial. En diez minutos, Theo Walcott recibió de frente al arco y tiró una pared con Iwobi, que el joven nigeriano le devolvió con un taco y el internacional inglés, a solas con el arquero, finalizó muy bien. El Hull City, totalmente superado, encontraría el descuento luego de veinte minutos donde Arsenal dominó pero sin la profundidad de antes. El ingresado Dieumerci Mbokani fue derribado por Cech y el árbitro Roger East señaló la pena máxima, auxiliado por su asistente. Snodgrass, de gran presente, lo iba a cambiar por gol decretando el 2-1. A pesar de ese descuento, Arsenal iba a liquidar el pleito a falta de siete para el final después de que Alexis tomase el rebote de una definición de Walcott, a quien él mismo había asistido previamente. Y quedaba tiempo para uno más, porque Granit Xhaka, que ingresó la última media hora, conectaría un tremendo disparo desde veinticinco metros para poner las cosas 4-1. Buena victoria de los Gunners, que los llena de entusiasmo de cara al próximo choque con Chelsea.

El chileno tuvo una destacada actuación en la goleada del Arsenal. (Foto: Reuters)
El chileno Alexis Sánchez tuvo una destacada actuación en la goleada del Arsenal. (Foto: Reuters)

Everton y otra victoria para seguir escolta

El conjunto dirigido por Ronald Koeman es el solitario escolta del Manchester City luego de un gran arranque de campaña, con cuatro triunfos y un empate. En el choque de hoy, los Toffees fueron de menor a mayor, y terminaron por resolver las cosas antes del final del primer tiempo pese a un arranque adverso. Su tarde no comenzaba bien porque a los veinte minutos el arquero Marteen Stekelenburg recibiría una carga ilícita de Álvaro Negredo, ignorada por el juez Lee Mason, que iba a finalizar con el holandés metiendo involuntariamente la pelota dentro de su arco para el 0-1. Sin embargo, Everton se recuperaría del golpe cuatro minutos más tarde, luego de que Gareth Barry capturara un rebote en un córner tras una acción al borde de la falta de Ashley Williams contra el guardameta Víctor Valdés. Era el encuentro número 600 de Barry en Premier y lo celebraba con su gol número 52.

El equipo local iba a ir por más, y conseguiría la ventaja un par de minutos antes del final del primer tiempo. El irlandés Seamus Coleman combinó de gran forma con Romelu Lukaku, se internó en el área y finalizó la jugada con un gran remate de zurda para estampar el 2-1. No conformes con esto, los de Koeman iban a encontrar un tercer gol en el descuento de la mano del goleador belga que había asistido en el tanto anterior. Yannick Bolasie colocó un centro cerrado con zurda y Lukaku rozó apenas el balón para confundir a Víctor Valdés y colocar el que sería 3-1 definitivo. En la segunda mitad, Ross Barkley tuvo el cuarto en una maniobra individual, pero su tiro fue contenido por Valdés. Middlesbrough se animó un poco más en esa etapa final, pero sus esfuerzos no alcanzaron para inquietar a un cuadro local que se llevó una victoria merecida que lo pone como único escolta de los líderes.

El campeón se recuperó con una goleada

Leicester venía de recibir un duro golpe ante Liverpool y quería reponerse en su enfrentamiento ante el recién ascendido Burnley. Los de Ranieri gobernaron el trámite y tuvieron las oportunidades más claras en la primera mitad, ambas de la mano de su figura Riyad Mahrez quien primero exigió a Tom Heaton tras una gran corrida y luego se perdió un gol insólito al no encontrar el arco con un cabezazo en el área chica. Del otro lado, Steven Defour pudo haberle dado la ventaja a Burnley, pero el debutante arquero aleman Ron-Robert Zieler se lo negó. Ya sobre el descuento de la etapa inicial, cuando parecía que se iban 0-0 al descanso, el argelino Islam Slimani le puso la testa a un tiro libre desde la izquierda y le dio la ventaja a los Foxes. No iba a ser todo de su parte, ya que en el arranque del complemento el delantero ex Sporting Lisboa empujó un pase al medio de Mahrez que le quedó tras un desvío para decretar el 2-0. Desde ese momento el trámite se tornó más cómodo para el local, que se decidió plenamente por su arma predilecta: cerrarse y contragolpear. Finalmente, en el último cuarto de hora de juego, Ben Mee tuvo el infortunio de desviar el enésimo centro de Mahrez en la tarde y su autogol le dio a Leicester el 3-0 final.

West Brom hundió a un West Ham desconocido

En The Hawthorns, el equipo conducido por Tony Pulis iba a sorprender a unos Hammers que no han tenido el mejor arranque de temporada. En ocho minutos de juego, Nacer Chadli iba a transformar en gol un penal insólito de Arthur Masuaku para que los locales ya estuvieran arriba tempranamente. La tarde de Chadli iba a ser para resaltar, ya que media hora más tarde el belga le cedería el balón a Salomón Rondón para que el delantero estampe el 2-0 del West Brom con una gran media vuelta. No sería lo único que iba a ocurrir en el primer tiempo, porque un minuto antes de su finalización James McClean desvió un tiro al arco de Chadli y venció al arquero Adrián. Los locales eran pura efectividad, y West Ham se había desvanecido totalmente. La eficacia de los de Pulis volvería hacer estragos a los diez minutos del segundo tiempo, cuando luego de un córner para el visitante Rondón corriera cuarenta metros y, mano a mano con Adrián, le cediera el 4-0 a Chadli con el arco vacío. West Ham ensayó una reacción poco después de recibir ese último gol, y de la mano de Michail Antonio, que conectaría de cabeza un centro de Dimitri Payet, se pondría 1-4. Antonio continúa en racha y es el goleador de la Premier junto a Diego Costa, con cinco tantos. Minutos más tarde, el argentino Manuel Lanzini capitalizaría desde el punto penal una falta contra Payet. Sin embargo, este intento de remontada de los de Slaven Bilic se quedaría corto y los locales terminarían abrazando un 4-2 que les suma para escaparle a la zona de descenso.

Foto destacada: Mancity.com (@ManCity)

 


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

1 Comentarios en este artículo

  1. Emiliano Germinario

    Tremendo nene, tremendo resumen!!

    Emiliano Germinario / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*