#PartidosHistóricos: Nueve del Doce

En el Rincón del Fútbol seguimos con los informes históricos y hoy te traemos el partido más importante de River.

A través de su historia, el Millonario jugó varios partidos importantes que podrían estar en este informe, los partidos ante América de Cali de 1986 y 1996, Superclásicos épicos, la final de la Intercontinental ante el Steaua Bucarest, etc. Pero hubo uno que reunió varios ingredientes que lo hicieron no importante, si no el más importante, un partido que quedará grabado para siempre en la historia.

En el año 2018, el Millonario llegó a la final de la Copa Libertadores luego de vencer a Gremio en una semifinal para el infarto, teniendo como rival para levantar la copa nada más ni nada menos que a Boca Juniors. Ni al mejor director se le ocurriría un final así para una película, los dos equipos más grandes de Argentina disputando una final para quedarse con la Libertadores, la competencia más importante a nivel continental. Para sumarle algo más, sería la última final a partido de ida y vuelta, ya que por decisión de la Conmebol, desde el 2019 sería a partido único y en territorio neutro.

Luego de empatar 2 a 2 en la Bombonera, llegó el turno de la gran definición en el Monumental, pero un ataque al micro de Boca a pocas cuadras del Antonio Vespucio Liberti suspendieron el partido, el cual se pasó para el día siguiente, pero ante el pedido de Boca, se suspendió nuevamente con fecha a confirmar. La Conmebol terminó resolviendo que no estaban dadas las garantías de seguridad para que el encuentro se lleve a cabo en Argentina, por lo que la Superfinal se jugaría en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, el 9 de diciembre.

Gallardo y una sonrisa que lo dice todo. (Foto: Prensa River)

El gran día llegó, el campo en el que hace de local el Real Madrid estaba teñido la mitad de azul y amarillo y la otra mitad, de rojo y blanco, ya que a diferencia del encuentro de ida, en este se permitió la presencia de ambas parcialidades. Ya en el desarrollo del encuentro, River no jugó un buen primer tiempo, estaba impreciso en el traslado del balón, Lucas Pratto no generaba peligro en ofensiva como si lo había hecho en La Boca y Gonzalo Martínez estaba anulado en el sector izquierdo. Para peor, a los 44 minutos Darío Benedetto recibió luego de una buena habilitación de Nahitan Nandez, dejó en el camino a Javier Pinola y definió ante la salida de Franco Armani, poniendo el 1 a 0 justo antes del descanso.

En el segundo tiempo River salió con otra cara, con mayor poder ofensivo y empezando a atacar a Esteban Andrada. Pero el click del encuentro se produjo a los 59 minutos de juego, cuando Matías Biscay, en reemplazo de Marcelo Gallardo ya que estaba suspendido, mandó a la cancha a Juan Fernando Quintero en lugar de Leonardo Ponzio. El colombiano tomo la manija del partido, se hizo eje del juego y a pesar de que el reloj corría y el Millonario estaba en desventaja, se encargó de manejar bien los tiempos, meter la pausa y la aceleración necesaria según lo ameritaba. A los 69 minutos Ignacio Fernández hizo una pared con Exequiel Palacios y cuando recibió cedió de taco para Lucas Pratto, quien solo tuvo que empujar la pelota con el arco totalmente a su merced.

El Oso marcó el empate en Madrid. (Foto: Prensa River)

A pesar de intentarlo, no pudo lograr el segundo gol antes de que terminen los 90 minutos reglamentarios, por lo que se siguió con el tiempo extra. Apenas dos minutos de empezado, River quedó con un jugador de más por la expulsión de Wilmar Barrios y a pesar de la diferencia numérica, en el primer tiempo extra siguieron en tablas. Boca se aferraba más en llegar a los penales, mientras que el Millo intentaba por todos los medios conseguir el gol de la victoria. Ya en la segunda parte, Juan Fernando Quintero recibió en el borde del área y saco un potente disparo que se coló en el ángulo de Andrada poniendo el 2 a 1 y desatando la algarabía Riverplatense. El conjunto de Núñez tuvo más chances para aumentar el marcador, pero no estaba fino a la hora de ejecutar, mientras que Boca, con dos jugadores menos ya que a la expulsión de Barrios se le sumó la lesión de Gago cuando ya no le quedaban cambios disponibles, quemaba las últimas naves antes de que Cunha pite el final. Leonardo Jara estrelló un tiro en el palo y el Xeneize tuvo un par de córner a favor en los que hasta Andrada llegó al área buscando el empate. La última jugada de la gran final fue el único ingrediente que le faltaba a tan épica definición, ya que Boca tuvo un córner ejecutó mientras Andrada se encontraba en el área Millonaria, Armani despejó con los puños, el balon le quedó a Quintero, quien erró en hacer el taco pero le quedó en el pie para empujarla para adelante y habilitar a Gonzalo Martínez, quien corrió con todo el campo a su merced, con un sorprendente Pinola acompañando la carrera y con Carlos Izquierdoz siguiendo la jugada desde atrás.

Juan Fernando Quintero, actor principal de la gesta. (Foto: Pinterest).

El Pity solo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red para poner el 3 a 1 final y que River se corone campeón de la Copa Libertadores 2018, la cuarta de su historia y la segunda en la era Gallardo.

El Pity y una corrida en solitario que quedó para la historia. (Foto: El Intransigente).

El 9 de diciembre será recordado por siempre como el día que River consiguió la Copa eterna, la que le ganó al rival de toda la vida, por eso y por todo lo ya contado, ese es el partido histórico más importante del Millonario, el del Nueve del Doce.

Foto Principal: Prensa River


Axel Carrizo

Acerca Axel Carrizo

ver todas las publicaciones

Mi Nombre, Axel Carrizo, apellido de arquero y de 5 rústico.Llegue al Rincón, de casualidad, de paracaídas, y al tiempito empecé a comentar, a debatir,teniendo grandes debates con el archi enemigo más poderoso,sin desmerecer a ninguno de mis compañeros.De a poco me fueron haciendo un lugar,entrando en confianza,hasta qe nos integramos,y pude conocer mejor a la gente que forma parte de esta enfermedad. Soy de los que piensan qe es mejor el disfrutar el como llegar, y si no se llega, haber disfrutado el camino.La bocha siempre al diez y no hay mejor número para la quiniela que el 4-3- 1-2 Nacional y Provincia. Amante del buen juego,soy padre de 3 soles que me alegran la vida, además de vigilador de profesión. Siempre se puede debatir,siempre es lindo generar un debate, exponer una opinión, y ese va a ser mi lugar en este espacio,va a ser Mi Rincón De La Opinión. Vendría a ser como el Latorre de este lugar,pero sacame el country y pone el conurbano como paisaje.Está es mi presentación, La de un pibe de 25 años,familiero,enfermito de la pelota,que hoy,esta cumpliendo una meta, y es la de llegar a quien me lee.Apellido de arquero,alma de goleador,la vida siempre es una contradicción. Abrazo De Campeón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*