Nuevo baile de Barcelona al ritmo de Messi

Por el Grupo C del torneo de clubes más importante del “Viejo Continente”, Barcelona vapuleó 4-0 a Manchester City y otra vez Messi se llevó la pelota a su casa.

Regresaba al Camp Nou un sinónimo de éxitos y de la Belle Epoque catalana: nada menos que Pep Guardiola, ahora al frente del Manchester City. Un equipo ciudadano que comenzó arrasando en la Premier pero que tuvo su primer tropiezo local ante los “Spurs” de Mauricio Pochettino y que mostró algunas dudas en su excursión por Escocia.

“Barsa” recuperaba ya de entrada a su máxima estrella, quien solamente necesitó tocar el balón 3 veces para sacudir la red rival en su regreso ante Deportivo La Coruña. Sí… las tribunas hacían la reverencia y entonaban con ganas su himno preferido: -“Meeeessi, Meeeeessi”.

Otro que volvía a su casa reciente – pero con la camiseta del otro bando – era el arquero Claudio Bravo, quien cobraría gran protagonismo en este encuentro.

A los 17 minutos se produjo la apertura del marcador. El siempre pensante cerebro Andrés Iniesta lo buscó a Lionel Messi en una jugada que arrancó de la derecha hacia el centro. Parecía diluirse el ataque pero Fernandinho se resbaló y quedó en el piso inerte (le deben haber dolido más los comentarios y futuros memes que el golpe en sí) y Bravo no salió a achicar. Messi accionó la super velocidad y gambeteó al arquero chileno para estampar el 1-0. Guardiola no lo podía creer.

Manchester City apeló a la entrega y buen criterio de Ilkay Gündoğan, y lastimó en algunas ocasiones a un Barcelona que se relajó tras la ventaja. Ter Stegen pareció redimirse de errores recientes y salvó su arco en 2 ocasiones. Luis Enrique se fastidiaba y Pep confiaba en la levantada.

Pero apenas iniciado el complemento se produjo una jugada crucial. Bravo, lejos de su arco, estuvo poco feliz con los pies y le regaló la pelota a Luis Suárez. El uruguayo definió por arriba y el arquero chileno evitó una “ocasión manifiesta de gol” al tocar la pelota con la mano fuera de la zona permitida. Tarjeta roja y a la cancha Wilfredo Caballero en lugar de Pablo Zabaleta.

A los 61´ los “Culés” comenzaron a sentenciar la historia. Nuevamente el tándem Iniesta-Messi estuvo aceitado y la “Pulga” no tuvo problemas para vencer a “Willy”: 2-0 y Guardiola ya parecía resignado.

Pasaron 8 minutos y Lionel demostró que “no hay 2 sin 3” y completó el triplete, tras un pase de Luis Sárez. Grito sagrado número 89 en el certamen continental y reverencias en los 4 costados del Camp Nou, que ya vivía una fiesta inolvidable.

Mathieu – quien había ingresado por Gerard Piqué – lo sacudió a Sterling y vio la segunda tarjeta amarilla. Pero los “Citizens” no podían imponer su juego y Barcelona dominaba a voluntad.

A los 86´ Messi quiso pasar para el cuarto al equipo inglés y armó un jugadón que fue interrumpido por Kolarov. Penal y el generoso de Lionel se lo dejó a Neymar. El brasileño dorado disparó pero Willy le cantó “Caballero, caballero” y se lo contuvo. Sin embargo, hubo una rápida revancha de Neymar, quien a los 89´ entró al área y desparramó a puro amague a los defensores y “apenas sintió la conga, se fue de rumba”: golazo y 4-0. A esa altura Pep Guardiola ya deseaba el fin de la pesadilla.

Otro rendimiento superlativo de Barcelona, con un inspirado Lionel Messi que lleva 13 goles en 11 partidos. Primero de Guardiola, ahora de Luis Enrique; pero el “Barsa” siempre ha sido de MESSI.

No es que sea malo, pero Toure mostró "capacidades futboleras diferentes" (Foto: Mirror Football)
No es que sea malo, pero Toure mostró “capacidades futboleras diferentes” (Foto: Mirror Football)

En el otro encuentro del Grupo, Borussia Mönchengladbach superó 2-0 a Celtic como visitante y sumó por primera vez en el certamen. En el Hampden Park, los alemanes aprovecharon al máximo los gruesos errores defensivos y la flojísima actuación de Kolo Toure, quien se las vio negras.

A los 57´ el marfileño se durmió una siesta y le robaron un balón que tenía destino de saque de arco. Andre Hahn estuvo más astuto y primereó al africano, para cederle la pelota a Lars Stindel, quien definió por entre las piernas de Craig Gordon.

Pero eso no fue todo: a los 77´ le agarró un ataque de habilidad al pobre de Toure y Hahn volvió a robarle la pelota, para iniciar una carrera hacia el segundo gol ante un Gordon indefenso. El marfileño no lo podía creer (sus compañeros tampoco) y quedó demostrado que no la tiene clara.

(Foto: Hablemos de fútbol)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*